Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Descubrid el canicross en Barcelona

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Descubrid el canicross en Barcelona

Descubrid el canicross en Barcelona

¡Haced equipo con vuestro perro y a correr!

Por Carlota Martí (Lymbus)
Advertising

Os gusta el deporte y sois uña y carne con vuestro perro. Quizás tenéis el perfil idóneo para practicar canicross. Algunos llegan a él desde las carreras de montaña, el agility o el atletismo pero otros quizá hacían deportes tan diferentes como el baloncesto o el ballet. El canicross es una disciplina deportiva que consiste en hacer equipo y correr con un perro que se une a vosotros por un arnés, un cinturón –para el corredor– y una línea de tiro. "Yo empecé saliendo a correr con ella y, después, buscando un arnés, descubrí el canicross. No es lo mismo que correr con él. El perro tiene que ir delante de ti y tirar de ti con toda su fuerza, es la esencia, que te arrastre y te ayude", nos explica Lali Masriera. Si ella habla, ¡escuchadla! Practica canicross desde hace seis años y es campeona de España en tierra y sobre nieve.

 

Los primeros pasos

¿Cómo empezamos? Antes de nada, pasaremos visita con el veterinario para que le escuche el corazón, la respiración y nos diga si puede practicar el canicross. Cualquier perro puede hacerlo si tiene más de 1 año y menos de 10 y si está en buena forma física. Después, le tendremos que enseñar a nuestro perro que el arnés es algo chulo para que siempre que lo vea entienda que pasarán cosas buenas. "Que se acostumbre y que lo huela. Además, lo podemos combinar con algún juego y con premios suculentos. Enfadarnos o obligarle no nos llevará a ninguna parte, sólo a dar pasos atrás", advierte Masriera. Una vez que nuestro perro se sienta a gusto con el arnés puesto, tocará enseñarle a ir delante de nosotros y a tirar: seguramente habrá aprendido a ir a vuestro lado mientras pasea, pero ahora, deberá entender que con el arnés puesto tiene que moverse al frente. "Lo ideal es empezar haciendo 200 metros. Si tira, perfecto, lo felicitas, le das un premio y por hoy ya habéis terminado. Si no tira, alguien que conozca al perro podría ponerse delante y llamarlo para que entienda que debe arrastrarnos. Se necesita paciencia y constancia". También le deberéis enseñar a diferenciar entre el momento de juego y el de canicross y, aquí, también ayudará que asocien el arnés a entrenar. "Mientras lo llevamos, corremos adelante, después ¡ya jugamos!". Nosotros somos el 'paquete' y ellos son los líderes: "Dependes de tu perro, él es quien te lleva. Corre, habla, grita... pero piensa, siempre, que él es quien va en cabeza y es el líder, así que es fundamental motivarlo porque físicamente es capaz de todo", añade Leire Fernández. Ella, con 19 años, también sabe lo que es ganar un Campeonato de España de mushing sobre nieve y nos recuerda que lo más importante es darle confianza al perro: "Puede que no sepa tirar, que no interprete bien el camino, que se asuste con otro perro... pero se le enseña. Debemos dejarlo madurar y que se sienta seguro cuando escuche nuestra voz".

Descubre el canicross en Barcelona
Descubre el canicross en Barcelona

Advertising

Mecánicos y corredores

Lali nos habla de Marc Márquez y su moto. ¡No se ha vuelto loca! En el canicross, nosotros tenemos que ser corredores y mecánicos: lo tenemos que motivar, lo tenemos que cuidar, alimentar e hidratar. Vamos, tenemos que entrenar a nuestro perro y también tenemos que trabajar para ponernos a su altura porque él puede ir fácilmente a 34 km/h pero nosotros, obviamente, no. "Cuanto más rápido podamos correr nosotros, más podrá correr él. Él tira de ti y tu corres mucho más rápido de lo que podrías hacerlo sin perro, vas por encima de tu límite, pero cuanto más lo puedas ayudar mejor os lo pasaréis", dice Lali. Así, poco a poco, se creará un vínculo entre vosotros y ellos que es muy especial: "Es genial cuando no hay casi ni que decirle nada, cuando con un simple gesto o un grito de ánimo él ya sabe qué debe hacer, si ir más rápido, si coger una curva de derechas, superar una placa de hielo... ", apunta Leire.

Juntos entrenaréis, participaréis en carreras o campeonatos y... calentaréis y estiraréis. ¡Sí! Ellos también lo necesitan. Tendréis que ayudarles a estirar y llevarlos al fisio. También deberán trotar un poco, así como comer y beber. "2 o 3 horas antes de la carrera es recomendable que no beban ni coman porque podrían tener problemas de estómago", dice Lali. "¡Se le debe dar una alimentación de deportista de élite!", añade Leire.

Descubre el canicross en Barcelona
Descubre el canicross en Barcelona

Advertising

Un deporte de frío

"Si hace calor no se practica" El canicross es un deporte de frío, es decir, que se practica de octubre a marzo porque la temperatura debe estar por debajo de los 16 grados. Además, es explosivo y corto, es decir, que no encontraréis carreras de más de 8 kilómetros. "Entrenando, quizás un día sólo haces 2 km con el perro y vas subiendo hasta los 5 o 6. Ellos salen siempre a tope así que es importante entrenar atados un máximo de 3 días a la semana. Sino el perro petará. "Para ellos no existe el entrenamiento relajado, siempre lo dan todo", analiza Masriera. El resto de días, sin embargo, podéis trabajar por vuestra cuenta o salir juntos sin el arnés. También, si os planteáis hacer vuestra primera carrera, intentad salir algún día con otros perros: así se acostumbrarán a la compañía. "Hasta que tiene un año no puede competir, así que durante estos 12 meses puedes aprovechar para que esté con otros perros, con corredores, por la montaña, por la calle, puedes llevarlo a ver carreras... sin embargo, el día de la primera carrera, cuando sienta la adrenalina que sale de ti, también se encenderá. Hay que preocuparse por él y darle lo que necesite", explica Leire. Lali organiza el Canicross Viladrau, una prueba que puede ir bien para iniciarse, con un entorno fresquito e ideal para disfrutar del deporte. Por toda Cataluña se organizan un buen número de carreras a lo largo de todo el año, por tierra o nieve. "Yo siempre que hago una primera carrera con un perro salgo la última. Lo importante es que no se lleve ninguna mala experiencia, que vea que hay más gente, que entienda qué esperas de él... no se trata tanto de salir a competir sino de que él lo pase lo mejor posible", recomienda.

Descubre el canicross en Barcelona
Descubre el canicross en Barcelona

Advertising

Correr en equipo

"Haces equipo con tu perro y él siempre está dispuesto a entrenar, lo da todo, lo pasa bien, nunca se queja, cuando termina está contento quede primero o último... Es un gusto y creas una conexión única con él", esto es lo que entusiasma a Lali del canicross. A ella no le gustaba correr pero desde que empezó a hacerlo con su perra delante, le resulta imposible quitarse las zapatillas de los pies. Para Leire ver como el perro lo da todo por ella, como sube, como se esfuerza, como mira hacia atrás para ver cómo va... le llega al corazón. "Pertenecer a esta manada de gente que practicamos el canicross es el mejor regalo". Si compartís casa con un amigo de cuatro patas y os han entrado ganas de salir juntos, buscad arnés, empezad a a pisar Collserola y preparaos para no parar de correr.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising