Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right El Open Camp, el parque temático del deporte

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Open Camp
© Open Camp

El Open Camp, el parque temático del deporte

Vivid un puñado de experiencias y de minutos de gloria sintiéndoos deportistas

Por Carlota Martí (Lymbus)
Advertising

El Port Aventura del deporte. Desde hace bien poco, Barcelona puede presumir de ser la primera ciudad del mundo que tiene un parque de atracciones... ¡dedicado al mundo del deporte! El Open Camp. El espacio es como un gran reloj. La idea es vivir experiencias deportivas de un minuto, un minuto de gloria. ¿Entremedio? Música -de campeones- para acompañar vuestro descanso.

En el Open Camp el Dragon Khan, los troncos o el Tutuki Splash, son un ring de boxeo, una cancha de baloncesto o una carrera en silla de ruedas. "De hecho, nos gusta decir que aquí, más que atracciones, se viven experiencias", nos explica Albert Sas, del departamento de comunicación. ¿Y dónde? Pues en diferentes puntos repartidos por el Anillo Olímpico: el Estadio Olímpico de Montjuïc, la Torre Telefónica, el Museo Olímpico y los campos de béisbol y de hockey.

Open Camp
Open Camp
© Open Camp

Advertising

Empezamos por el Estadio y sólo entrar nos topamos de narices con el Open Walk. ¿Qué? ¿Sabéis eso que se hace en los Juegos Olímpicos de desfilar con la bandera por la pista? Pues aquí podréis ondear también la de Cataluña y os sentiréis como un abanderado más en la inauguración de Barcelona 92 ​​'. Secaos las lágrimas y abrid bien los ojos porque sobre el tartán de la pista hay un buen número de experiencias: el Open Sprint, el Open Jump, el Open Hurdles o el Open Chair. ¡Probad esta última! Como si fuéramos un atleta paralímpico, nos ponemos casco y nos sentamos en nuestra silla de ruedas para ser los más rápidos en una carrera por el Estadio. Colocamos bien los pies, nos dicen que abramos los brazos e inclinemos el cuerpo hacia adelante y 3,2,1... ¡gas! ¿Giráis sin querer hacia un lado? Dejad una mano en una rueda y, con la otra, moved levemente la manija. "Somos de los pocos parques temáticos que presentamos una oferta que también es inclusiva y que hace accesible muchas de las experiencias a todo el mundo", dice Sas.

En medio de la pista, si habéis ido alguna vez al estadio, ya sabéis lo que hay, ¿verdad? Un campo de fútbol. Un árbitro, un portero y una muralla de maniquíes vestidos del Barça en un lado y del Espanyol en el otro. ¿Os atrevéis a intentar marcar gol? Mirad de ser dos, así el minuto de gloria será un uno contra uno en el que ganará quien más veces envíe el balón al fondo de la red de su portería. Es el Open football. Y, si prefierís el futsal, al lado, encontraréis también un campo reducido donde hacer un buen 3x3.

Advertising
Open Camp
Open Camp
© Open Camp

¿Empezáis a estar agotados? Haced un pit stop en boxes: pasead por los caminos interiores del Estadio y sentaos en el Open Cinema: mirad un par de cortos deportivos y relajaros tranquilamente en una butaca cómoda y fresca. ¿Habéis recuperado la energía? Justo al salir, veréis un ring de boxeo para 4. La idea es competir con 3 compañeros más y noquear al simulador en el menor tiempo posible. K.O!

Advertising

¡Bien! ¡Se os ha despertado de nuevo el apetito deportivo! Elegid: en el Open Shooting necesitaréis precisión y concentración para ser los mejores en el tiro deportivo y en el Open Archery también deberéis demostrar que tenéis más puntería que Robin Hood. Si nunca habéis cogido ni una escopeta ni un arco, no sufráis: "Tenemos un acuerdo con la UFEC y gran parte del personal del parque son deportistas, miembros de la Federación de Tiro con Arco o de la de Tiro deportivo que tutorizan y explican la actividad", puntualiza Sas.

Open Camp
Open Camp
© Open Camp

Advertising

Eso sí, dos de las pruebas reinas del Estadio son el Open 360 y el Open Keepering. La primera, todo glamour: un simulador de entrenamiento que utilizan equipos de fútbol profesionales. Poned los pies en el césped y sed rápidos y ágiles porque desde cualquier lado aparecerá una pelota que tendréis que enviar a las porterías o puntos que os aparezcan. La segunda, simple y sencilla pero adictiva: tendréis que alargar brazos, saltar y ser los más rápidos para tocar los puntos de luz antes que vuestro rival. ¿El objetivo? Mejorar vuestros reflejos como porteros.

Después de una vuelta bastante intensa por el Estadio, salimos al aire libre y hacemos camino hacia el Museo Olímpico. En menos de 3 minutos estamos. Hacemos un poco de cultura y, además, calentamos la muñeca. Sí, sí. Dentro, hay una cancha de baloncesto donde la idea es clara: hacer el mayor número de triples posibles. Nos hacen una foto, salimos en la pantalla y tenemos por rival a un niño de poco más de 8 años. El árbitro pita y, al instante unas marcas luminosas sobre el parqué nos indican desde donde y cuando tirar. Tal cual como si estuviéramos en un concurso de triples del All Star de la NBA.

Advertising
Open Camp
Open Camp
© Open Camp

Antes de irnos a casa, probamos el hockey y el béisbol, y subimos, de nuevo, al Estadio para desahogarnos un poco gritando un gol. ¿Eing? En una de las tribunas hay una zona específicamente pensada para ello. "Sabes cuando estás en casa y tu equipo hace un gol? ¿A que gritas? Pues, aquí, tenemos un aparato que mide el volumen y nos dice quién ha gritado más fuerte", nos explican. Además, nos compramos alguna de las fotografías donde nos han enganchado 'infraganti' haciendo deporte. Aquí, no levantamos los brazos y hacemos cara de miedo como en la montaña rusa de turno, sino que esprintamos, lanzamos o apuntamos. En cada una de las experiencias hay un servicio de vídeo y foto para facilitarnos un buen recuerdo.

Advertising

El Open Camp abre unos 230 días al año. "Tenemos un acuerdo por 5 años. Hemos reutilizado y dado vida a unas instalaciones que no tenían un uso continuado. Hasta ahora la gente sólo las podía usar como espectadores. Todo, sin embargo, se quita rápida y fácilmente porque, hay días en que, si hay un concierto o un evento debemos desmontarlo todo", explica Sas.

Open Camp
Open Camp
© Open Camp

Advertising

Divertido, curioso, diverso y con una fuerte capacidad didáctica. Si antes de entrar en el Open Camp creíais que los únicos deportes del mundo eran el fútbol y el baloncesto, al salir, habréis probado el atletismo, el béisbol, el hockey o el boxeo y le habréis dicho un hasta pronto después de vivir, en directo, una ceremonia de clausura del estilo de la de los Juegos de Barcelona 92​'.

Open Camp
http://www.opencamp.com/

Entrada individual:
15 - 20 (de 12 a 64 años)
10 - 15 (> 65 años)
10 - 15 (5 a 11 años)
Gratis> 5 años

Recomendado

    También te gustará

      Advertising