Entrenar con kettlebells en Barcelona

Preparad todo el cuerpo porque, peso ruso en mano, ¡experimentaréis una mezcla única de trabajo cardiovascular y de fuerza!

Kettlebell Barcelona

Según de qué pie calzéis, el primer día que veáis una 'kettlebell' os recordará a una tetera o a una bala de cañón con asa. Sea como sea, que el aspecto, el nombre o su equivalente -peso ruso- no os asuste. Las 'kettlebells' ya hace un tiempo que se mueven en el mundo del 'fitness', permiten trabajar fuerza y ​​resistencia y si las probáis, entenderéis que significa ejercitar todo el cuerpo a la vez, desde los pies hasta las orejas!

"¡Uf, pesos no!". Cambiad el chip: nosotros después de probarlo ¡ya lo hemos hecho! Con las 'kettlebells' el objetivo no es ponernos como Arnold Schwarzenegger ni ser los reyes de los culturistas. Se hace un trabajo global, por cadenas musculares y no de forma aislada. Y, sí, quemamos grasas y ganamos fuerza, pero también mejoramos postura y flexibilidad y tonificamos de forma natural y armónica.

¡Manos a la obra! Servidora, que tiene una 'kettle' en casa para hacerlo, tiene sin embargo unos brazos que demuestran que ha levantado pocas pesas durante su vida, aceptad el reto. Nos acercamos hasta el primer centro del Estado especializado en entrenamientos con 'kettlebels' para descubrir qué es eso de los pesos rusos. ¿La conclusión? Divertido -¡sí, sí! -, Intenso, técnico y... nada que ver con el ir de máquina en máquina de musculación que hacemos en el gimnasio de toda la vida. Y somos sinceros, ¿eh?

Como somos novatos, Leo Cavallo, responsable de Kettlebells Barcelona, ​​nos prepara una sesión de iniciación. Hacemos el calentamiento de rigor y cuando el cuerpo ya está listo llega el momento: cogemos una 'kettlebell' -de 8 kg, ¡no nos pasáramos!- Y tenemos nuestro primer encuentro con el swing, clásico de clásicos.

El movimiento de balanceo da paso a unos 'squats', unos 'press' y... ¡el levantamiento turco! Para este último, cogemos una 'kettlebell' un poco más ligera -de 4 kg-, comenzamos en tierra y, como en una coreografía, nos levantamos después de una serie de movimientos peso en mano. La verdad, nos sale fatal. Cuando hacemos bien los pasos para levantarnos doblamos el brazo y cuando lo mantenemos recto y extendido ya no sabemos cómo seguir. ¡Leo, necesitamos más práctica!

En el estudio de la calle Pallars un 90% del trabajo se hace con 'kettlebells' y en el 10 restante entran anillas, TRX, cuerdas o sacos. ¿Monótono? ¡Para nada! La forma de la 'kettlebell' elimina esa sensación de incomodidad que tenemos cuando cogemos una pesa tradicional. "El asa que tiene nos permite introducir la mano y gracias a ello podemos relajar el 'agarre' y hacer que deje de ser un límite. Podemos hacer repeticiones durante intervalos de tiempo mucho más largos haciendo que el componente de resistencia tome más importancia y que nos suban las pulsaciones", nos explica Cavallo.

En Kettlebells Barcelona podréis entrenar en grupos reducidos o individualmente, formaros como instructores y también comprar material para seguir entrenando en casa. La que fue Spice Girl peliroja es fan, y si os gustan los superhéroes, os diremos que Chris Hemsworth se puso cachas gracias a las 'kettlebells' para interpretar a Thor. Cada ejercicio se puede hacer con mayor o menor peso y, al trabajar con tiempo, cada uno hace las repeticiones que puede en los 2, 3 o 4 minutos que se marcan. Quien escribe lo ha probado y, de verdad, le ha gustado. Venga, ¿os apuntáis a hacer unos swings?

 

Críticas y valoraciones

0 comments