Escapada a la Ultra Pirineu para toda la familia

Haced una excursión por el Parc Natural del Cadí Moixeró mientras observáis de cerca los mejores trail runners del mundo gracias a la Salomon Ultra Pirineu

Los mejores corredores del universo se citan en una de las pruebas más duras y emblemáticas del calendario. ¿Todavía no os habéis enterado? ¡Lo tenéis bien cerquita de Barcelona! El escenario es el Parc Natural del Cadí Moixeró que acoge cuatro carreras y a más de 2.800 atletas entre el 18 y el 20 de septiembre y se convierte en el epicentro del trail. La prueba reina es la Salomon Ultra Pirineu con un recorrido –atención– de 110 kilómetros y 6.800 metros de desnivel positivo. ¡Una animalada, vaya! La Marató, la Nit Pirineu y la XS para los más pequeños también colaboran a la hora de llenar de deporte uno de los parques naturales más grandes de Cataluña.

Así que si lleváis tiempo pensando en hacer una excursión, escoged el fin de semana del 18 al 20 para poneos las bambas y coger los bastones y dirigíos al Cadí Moixeró. Pensad en ello. Veréis las pruebas desde muy cerca, tendréis a atletas de la talla de Kilian Jornet a un palmo y, todo, mientras completáis una buena excursión. ¿Lo mejor? Que en el parque, además de una gran variedad de paisajes y miradores, os esperan 400 km de rutas. ¡No bromeamos! Os facilitamos el trabajo y os recogemos unos cuantos itinerarios asequibles, bien señalizados –buscad marcas naranjas– y para toda la familia. ¡No tiene pérdida!

Niu de l’Àliga

Os damos dos opciones: poneros el mono de corredores y apuntaros a la Nit Pirineu o verla bien cómodos desde el Telecabina de la Molina. El viernes a las 20.30 h se da la salida a una carrera vertical nocturna de 860 m de desnivel positivo. Pica mucho y todo –TODO es en subida pero son sólo 5 km. Si os veis capaces de hacerlo en un máximo de una hora y media… ¡pedid dorsal! Si no, comprad ticket de ida y vuelta en el telecabina –5 euros– y subid justo cuando empiece la carrera. Tendréis el mejor asiento para ver el espectáculo: una retahíla de corredores, con el frontal encendido y avanzando como un riachuelo con mucha vida. Y vosotros, mientras tanto, bien sentaditos y sin sudar ni una gota. Unos y otros llegaréis hasta el refugio de Niu de l’Àliga, el más alto de la Cerdanya, a 2520 m (¡!) donde, al terminar la carrera, habrá butifarrada y entrega de premios. Ah y tranquilos, si le tenéis miedo a la noche, también podéis acercaros al Niu durante la mañana del sábado y disfrutar del sol y el paisaje mientras veis como pasan los participantes de la Ultra.

Bagà – Vents del Cadí – Sant Jordi: 10 km

Es sábado por la mañana, son las siete, suena el ‘Último mohicano’ y mientras se os ponen los pelos de punta, los mil participantes de la Ultra Pirineu se ponen en marcha. Si madrugáis –mucho–, en Bagà podréis ver de cerca la salida de todos los valientes pero, también, unas once horas más tarde, la llegada de los primeros.

Nuestra propuesta es que aparquéis el coche en el parking que se habilitará allí mismo y hagáis la ruta que une el municipio del Berguedà con los refugios de Vents del Cadí y Sant Jordi. Son unos 10 km que os llevarán unas tres horas de ruta y que os permitirán pisar una de las zonas más bonitas de la carrera: Els Empedrats. Es uno de esos rincones bucólicos en los que el agua es protagonista en forma de cascadas y estanques naturales que quitan el hipo. Pero con cuidado, que las piedras resbalan. No os caigáis porque, entre las cinco del sábado y las once del domingo, veréis a muchos corredores dejándose la piel.

Advertising

Serrat de les Esposes – Cortals – Sant Jordi: 9 km

A Serrat podéis acceder fácilmente con el coche. Eso sí, intentad llegar pronto porque cuando antes lo hagáis más cerca podréis aparcar del refugio. Situado en el kilómetro 28 de la carrera, es uno de los puntos en los que se reúnen más aficionados así que hay mucho ambientillo. Lo que más nos gusta es que, como público, nos colocamos justo al final de una subida bastante fuerte. Si os situáis bien, preparaos para alucinar viendo como llegan los corredores uno a uno por una subida de infarto. Haceos con un cencerro y animad como locos que se lo merecen y, después, poneos la mochila y haced camino hasta Cortals. La primera rampa al salir del refugio es lo más duro de una ruta que es en plano, muy tranquila y que se puede hacer fácilmente en una hora y media. Ah, ¿queréis más? Entonces seguid hasta Sant Jordi. Si lo completáis habréis visitado tres de los refugios que forman parte de la travesía de Cavalls del Vent. ¡Ole por vosotros!

Gósol – Saldes – Estasen

Aunque seáis los más pixapins de la clase, seguro que habéis oído hablar del Pedraforca. Tranquilos que no os haremos subir sus 2.497 m de altitud. ¡Todavía no! Cerca de él, tenéis dos avituallamientos de fácil acceso, el de Gósol y el de Estasen. Visto el de Gósol, coged de nuevo el coche y aparcad en Saldes. Allí os tocará subir a un bus gratuito habilitado por la organización para plantaros en Estasen. ¡Vale la pena! Una vez en vuestro destino, si no sois de otro planeta, alucinaréis. Estaréis a los pies del inmenso Pedraforca y sin apenas haberos cansado.

Bellver – Cortals: 9 km

Si es vuestra primera vez en una carrera de montaña… preparaos. En Bellver está la madre de los avituallamientos. Es el más grande de la carrera y podréis ver corredores llegando hasta allí continuamente y cambiándose, comiendo un plato de pasta, haciendo una siesta… ¡Qué queréis! ¡Son 110 km! En estas carreras hay tiempo para todo e hidratarse y alimentarse es tanto o más importante que correr. Además, aquí se paran los participantes de la Ultra pero también los de la Marató, el itinerario de 45 km, así que… ¡fiesta grande! Llenad también el estómago y desde aquí, avanzad hasta el refugio de Cortals y podréis presumir de haber superado 721 metros de desnivel positivo.

 

Advertising

Montellà – Prat d’Aguiló: 10 km

Los participantes de la Ultra son superhéroes pero los que completan la Marató no se quedan lejos. Si queréis probar 10 de los 45 kilómetros que superan los de la prueba de origen griego, decid adiós al coche en Montellà y subid hasta Prat d’Aguiló siguiendo el recorrido de la Marató. El destino final es una maravilla. Hay bastante subida pero si llegáis arriba de todo ya valdrá la pena el esfuerzo y podréis animar a los más rezagados. Una vez en Aguiló, familia, disfrutad. Es uno de los rincones más bonitos de la sierra del Cadí y os veréis rodeados de verde, verde y más verde. Pero no os despistéis, giraros y mirad cómo suben los valientes por una subida muy exigente hasta el Pas dels Gosolans.

 

Pirineu XS

Los más pequeños de la casa os pueden acompañar de excursión pero también pueden ponerse un dorsal y vivir su primera carrera de montaña gracias a la versión infantil de la Ultra Pirineu. ¡Si es que esta gente piensa en todo! El sábado a partir de las 10.30, Bagà acoge siete pruebas en siete circuitos según la categoría. A los que no lleguen a los 5 años pero ya pidan correr, les esperan 0.3 km; si ya suman 6 o 7 se enfrentarán a 1 km, y así hasta la categoría junior en la que los jóvenes completan una señora carrera de 12 km. Si sois indecisos de nacimiento, no sufráis, podréis apuntar a los niños el mismo día.

Críticas y valoraciones

0 comments