Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right LynxCross, el nuevo sistema de entrenamiento total

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

LynxCross
© Carlota Martí LynxCross

LynxCross, el nuevo sistema de entrenamiento total

¡Unid la escalada y el cross training para entrenar en el box más animal de Barcelona!

Por Carlota Martí (Lymbus)
Advertising

¿Un rocódromo? ¡Mec! A pesar de las presas, el espacio ubicado en la calle Moianès 16-18 no es un centro de escalada. Es la casa, el templo y lugar de nacimiento del LynxCross: Christian Ducos ha ideado y testeado un método que se nutre del cross training y la escalada y que ahora difunde en este espacio que lleva el mismo nombre.

Adaptarnos a cualquier medio, ser polivalentes, sigilosos y trepar como felinos. Es un sistema de entrenamiento donde hay tres protagonistas principales: el suelo, el muro y el peso. La idea es combinarlos en un circuito de alta intensidad y trabajando, siempre, por zonas o cadenas de músculos.

En el suelo, se hacen movimientos propios de los primates siguiendo dos técnicas americanas: The Zuu y Animal Flow. La primera, más simple e intensa, la segunda con secuencias fluidas, sigilosas y controladas. "Por otro lado, a la hora de trabajar el levantamiento de peso, utilizamos bulgarian bags, ketllebels y balones medicinales. Somos muy estrictos a la hora de elegir los elementos. El objetivo no es trabajar con mucho peso, sino mejorar la habilidad a la hora de utilizarlo. Nada de lo que tenemos supera los 24 kilos. Hacemos movimientos dinámicos y balísticos ", nos explica Ducos.

LynxCross
LynxCross
© Carlota Martí

Advertising

¿Y el muro? Trepamos en una pared donde hay presas de madera y, si caemos, lo hacemos sobre un colchón gigante. ¡No necesitamos ni arnés, ni cuerda, ni casco! "Queremos recuperar los movimientos propios de los primates porque los tenemos dentro, estamos pensados ​​anatómicamente para movernos así y reconectar con ellos es beneficioso para nuestra salud. Trepar es algo que habíamos dejado de lado y es una de las actividades más antiguas que hay, más que caminar. Además, existe la idea de que trepar sólo sirve para escalar pero no es cierto", puntualiza Christian.

LynxCross
LynxCross
© Carlota Martí

Advertising

Hacemos el animal

Decididos nos acercamos al box más animal de Barcelona. Somos tres en una clase dirigida por Ducos. Empezamos en el suelo, acercándonos a los movimientos básicos del animal flow: el ape, el crab y el beast. Los aprendemos por separado y, después, practicamos cómo hacer la transición de unos a otros. Seguimos con el muro. ¡Hola presas! Es nuestra primera vez. Trepamos a pelo, con calcetines. Christian nos pide que nos limitemos a subir y bajar, luego, la cosa va de cogernos bien y mover el cuerpo hacia la derecha, la izquierda, el centro... estirarlo al máximo y, finalmente: "¡Desplázate, trepa con libertad!". Probamos de ir de un lado a otro pero... caemos, caemos y volvemos a caer. ¿Os lo podéis creer? "¡Intenta avanzar primero con los pies! Hay un camino que te va bien a ti y que tienes que descubrir", nos aconseja Ducos. También, probamos el All Wall, otro muro donde se trabaja con el propio cuerpo, con presas que permiten agarrarse con facilidad y tomar conciencia corporal. "Le gusta mucho a la gente que viene del yoga, el pilates o el taichí porque liga mucho con su filosofía".

LynxCross
LynxCross
© Carlota Martí

Advertising

Llega el momento del peso y, con una bulgarian bag en las manos, hacemos rotaciones, cambios de sentido, la cargamos en la espalda... todo con las palabras control, técnica y fluidez bien presentes. Después, volvemos al animal flow, ahora probando las patadas laterales y haciendo una secuencia donde incorporamos los movimientos básicos que hemos aprendido. "Llega la última fase, la más difícil, 20 minutos en los que aplicamos todo lo que hemos aprendido en un circuito". Vamos, que pasamos de una actividad a otra, dedicando 20 segundos a cada una, pasando de 0 a 100 e implicando a un buen número de músculos. En tierra trabajamos de forma sigilosa pero con el peso y el muro, nos damos cuerda y pulsamos el acelerador.

LynxCross
LynxCross
© Carlota Martí

Advertising

"A medida que subimos de nivel incorporamos movimientos más complejos en el circuito para acercarnos a lo que necesitaremos en nuestro día a día. En el mundo real debes ser óptimo en todos los movimientos durante todo el tiempo que estés trabajando. A medida que te cansas pierdes técnica y esta pérdida puede comportar lesiones. Con el LynxCross el objetivo no es sólo quemar calorías y ganar fuerza sino adquirir habilidades y mantenerlas en estado de fatiga", explica Ducos.

LynxCross
LynxCross
© Carlota Martí

Mostrar más
Recomendado

    También te gustará

      Advertising