Risoterapia en Barcelona

Conectad con vuestro niño interior y soltad vuestra carcajada más sincera ¡Os partiréis de risa!
Risoteràpia
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

"¡Quitaos los zapatos y dejadme ver vuestros calcetines de colores!". Es lo primero que dice Miguel Ángel, monitor de dinámica y terapia de la risa de Miles de Risas, cuando entramos en una sala diáfana dispuestos a descubrir cómo funciona esto de la risoterapia. Los nuestros son de un rosa llamativo y entre los compañeros abundan los de topos. La idea es que convirtamos la hora que dura el taller en un elogio de la carcajada más pura y sincera, de la risa y de la alegría y abracemos al niño que llevamos dentro.

Calentamiento

Para calentar, formamos un círculo y saludamos al compañero de la derecha con una alegría extrema -sí, con gritos, besos y abrazos- y con el de la izquierda actuamos de la manera más seria posible. Buscamos romper el hielo y jugar con las dos partes del cerebro, la derecha creativa y la izquierda más racional. Es el primero de la infinidad de juegos que vendrán a continuación. Bailes en pareja espalda con espalda; tríos para formar una casa que al grito de inquilino se debe deshacer y nos obliga a buscar otros compañeros con los que crear una nueva, o cánticos al unísono del du duá mientras movemos brazos, sacamos lengua y ponemos pies de pingüino. En fin, ¡que la vergüenza se debe dejar en casa!

Risoteràpia ‘Miles de Risas’

Advertising

Conectar con nuestro niño interior

"No sólo se basa en reír por reír. Se hace terapia desde la práctica, dejando nuestro raciocinio a un lado y conectando con nuestro niño interior para hacer más evidentes nuestras alegrías y relativizar nuestros pensamientos, responsabilidades y obligaciones diarias", nos explica Miguel Ángel. Con este objetivo, nos sentamos en el suelo y practicamos nuestra risa: empezamos soltando una carcajada tenue y la vamos exagerando hasta alcanzar una risa casi loca. Todo con los ojos cerrados. ¿Sensaciones? Libertad, desestrés y felicidad.

Para cerrar la actividad, formamos un pasillo de los 'campeones'. Somos siete a cada lado y, uno por uno vamos pasando por en medio mientras el resto nos llaman de guapa para arriba –"¡Campeona!", "¡Crack ...!"–. ¡Dura unos veinte segundos pero ya os podéis imaginar lo bien que se va una a casa!

Risoteràpia

Advertising

Desinhibirse

A priori parecen actividades triviales pero todos estos juegos nos incitan a divertirnos, a reír de forma natural y a desinhibirnos. Sin darnos cuenta de ello, estamos haciendo el mono con gente que acabamos de conocer, los abrazamos, los besamos y reímos juntos al vernos por el suelo, bailando o gritando. "De manera inmediata ya te llevas muchas cosas buenas en cuanto sueltas las primeras risas. Lo ideal es cultivar la risa cada semana porque una persona feliz y risueña es mucho más resolutiva", puntualiza Miguel Ángel. Vaya, chicos, que estaría bien reservarnos un espacio y un tiempo para jugar, soltarnos y desprendernos de la mochila que llevamos en la espalda.

Miguel Ángel descubrió la risoterapia en 2005 cuando se apuntó a un curso sin saber muy bien qué se encontraría. Luego, se formó para dar a conocer los beneficios de reír y disfrutar de las cosas más pequeñas pero fundamentales y así nació 'Miles de Risas'. "Reír mejora la respiración, reduce el dolor y el estrés, refuerza la autoestima y nos hace más inmunes a la gente tóxica. Parece mentira, ¿no?".

Risoteràpia

Advertising

Más opciones para reír

En Barcelona, ​​también hay otras asociaciones o centros que trabajan de la mano de la risoterapia: La Escuela-Enrique Aguilar (675800260); Son-risas (660339990) o Ara. Instituto de Psicología y Terapias para el Bienestar (93.531 63 12), especializado en psicología de adultos y niños. La mayoría de ellas organizan sesiones mensuales donde apuntarse de forma puntual o regular y también están abiertos a montar sesiones por encargo dirigidas a grupos de amigos, trabajadores, educadores o parejas.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com