Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 4 rutas para combinar trail running y naturaleza en Barcelona
Half Runners
Foto: Nike Half Runners

4 rutas para combinar trail running y naturaleza en Barcelona

Nos hemos calzado unas Nike y nos hemos apuntado a correr con cuatro aficionadas que conocen las mejores rutas por entornos naturales de la ciudad para hacer trail running. ¡Síguenos!

Time Out en colaboración con Nike
Advertising

Barcelona es una ciudad perfecta si queremos encontrar un vínculo entre trail running y naturaleza. Y es que la Ciudad Condal está rodeada de lugares idóneos para el deporte y, sobre todo, para correr. Desde rutas cerca del mar para disfrutar de las vistas hasta rutas por Collserola o Montjuïc para respirar naturaleza y contemplar vistas de la ciudad desde puntos bien altos. En Barcelona tenemos la suerte de poder compaginar perfectamente cualquier actividad deportiva con el aire libre, la naturaleza y el paisaje de esta ciudad tan bonita. ¿Os animáis a probarlo corriendo?
Marina Ramos, Aida Lirola, Clara Nadal y Esther Marco son cuatro chicas amantes del trail running que saben mejor que nadie cómo es de ideal nuestra ciudad para hacer una ruta runner que os cargue de endorfina y energía. Y es que estas jóvenes son también miembros de Half Runners, un grupo que nació de la mano de Nike y que está formado por ocho mujeres que se unen para correr en la variedad de rutas que tiene Barcelona, ​​desde aquellas con asfalto cruzando la Diagonal hasta rutas por entornos naturales como la montaña de Collserola.
Hemos salido a correr con ellas calzándonos las nuevas Nike Pegasus Trail 2 GORE-TEX para descubrir sus rutas preferidas de Barcelona. ¿Queréis saber cuáles son? ¡Os lo contamos!

Clara Nadal
Clara Nadal
Foto: Nike

1. La cara B de la Carretera de les Aigües

Sólo hace un año que Clara Nadal corre, pero ya es una auténtica todoterreno de este deporte. ¡Y nunca mejor dicho! Porque la ruta que nos presenta tiene de todo: subidas, bajadas, metros llanos y un tramo de rocas que suben por la montaña y que os encantará atravesar. ¿Empezamos?
Poned rumbo hacia Can Caralleu: si vais en bus, el número 130 será el que os deje más cerca, pero también os podéis acercar en transporte privado. Una vez allí, subid hacia la Carretera de les Aigües y haced unos 800 metros hacia la izquierda, en dirección Sant Pere Màrtir, llegará un punto en el que os encontraréis con un camino de rocas que hace subida. ¡Aprovechad para bajar un poco el ritmo y hacerlo caminando tranquilamente! Una vez arriba, seguid haciendo ruta en dirección al Turó d’en Merlès, el punto más lejano de este recorrido. Justo antes de llegar ya podéis empezar a dar la vuelta atravesando la carretera de Santa Creu d’Olorda y dar la vuelta pasando por el Turó de l’Espinagosa y el Turó d’en Cors hasta llegar de nuevo a Can Caralleu.
Como explica Clara, es una ruta que no diríais nunca que forma parte de Barcelona por el paisaje en el que se adentra: ¡la naturaleza y los árboles a ambos lados del camino os darán la sensación de estar sumergidos en un bosque! "Te sientes aislada de la ciudad", comenta. Además, si hay algo de este recorrido que haya cautivado a Clara es su combinación de hiking y trail running y el hecho de que sea tan poco conocida y atractiva. Si os apuntáis a recorrerla, nos recomienda que la hagáis un rato antes de que se ponga el sol o bien temprano por la mañana, y que os llevéis una botella pequeña de agua y un buen calzado. ¡Seguro que encontraréis a Clara pisando fuerte!
El nivel de dificultad es intermedio y tiene unos 8,5 kilómetros de longitud. ¡Os dejamos un enlace con la ruta para que empecéis a calentar!

Marina Ramos
Marina Ramos
Foto: Nike

2. Por Montjuïc con vistas al castillo y a la ciudad

No es de extrañar que Marina Ramos haya escogido esta montaña mágica para enseñarnos su ruta. Y es que estudió Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el INEFC y, para ella, correr por Montjuïc es llenarse de buenos recuerdos.
Su ruta comienza en el mismo INEFC, donde podéis llegar con el bus 105 o con transporte privado. De allí, subid por la avenida de l’Estadi pasando por las piscinas Picornell en dirección a las pistas Pau Negre. Seguid subiendo por la calle del Foc y tomad cualquiera de los caminos que continúan ascendiendo. Una vez lleguéis al cementerio, dirigíos al mirador de Montjuïc, desde donde podréis hacer, por un camino marcado, una vuelta a todo el perímetro del castillo. ¿Y de regreso? Podéis dar la vuelta por donde habéis venido o bajar por la carretera de Montjuïc, que pasa por el monumento a la Sardana.
Marina nos cuenta que esta es una posible ruta, pero que por Montjuïc se pueden hacer muchas otras, ya que es una montaña llena de posibilidades y rincones. De hecho, reconoce que es aquel punto de Barcelona donde le gusta llevar a la gente que viene de fuera, ya que "tiene unas vistas muy bonitas y nos permite ver la ciudad desde otro ángulo".
¿Os hemos convencido? La longitud de la ruta es de aproximadamente 3 kilómetros y el nivel de dificultad es intermedio. Os dejamos el enlace de la ruta. Si os animáis, ¡haced como Marina! Recorrerla bien temprano por la mañana o cuando se ponga el sol y llevaros agua, una mochila pequeña y música para mantener el ritmo. ¡Marina ya hace un año que lo mantiene haciendo trail running y le quedan muchos kilómetros por devorar!

Advertising
Aida Lirola
Aida Lirola
Foto: Nike

3. La Esplugues más polivalente

Aida Lirola hace menos de un año que se ha sumado al mundo de las rutas de trail, pero ya hace cinco desde que empezó a correr. ¡Y se nota! Porque la ruta que nos presenta tiene todo lo necesario para enamorar a los runners más aventureros: subidas, bajadas, llanos, pista y senderos. ¿Empezamos?
La ruta tiene su punto de partida en l’Espai Mireia d’Esplugues, un lugar donde ya podréis disfrutar de excelentes vistas y donde será mejor que lleguéis en transporte privado, ya que el bus más cercano, el JM, os deja a 21 minutos a pie. Una vez en l’Espai Mireia, dirigíos hacia la Penya del Moro por un camino que hace bajada hasta llegar a los pies de la Penya, una montaña pequeña de subida corta, pero con bastante desnivel. ¡El esfuerzo valdrá la pena! Porque desde su mirador veréis un bonito paisaje de Barcelona y sus alrededores. De ahí, dirigíos al Turó de la Coscorella por un camino que desciende hasta llegar al Poni Club Catalunya y, después, en dirección Sant Pere Màrtir. ¿Y para volver a l’Espai Mireia? Aida recomienda que busquéis caminos y senderos. De hecho, una de las cosas que más le gusta de la ruta es precisamente eso: que siempre puedes encontrar nuevos caminos y descubrir paisajes diferentes para disfrutar del trayecto.
La tarde, antes de que oscurezca, es una muy buena hora para recorrer esta ruta. Y, si os animáis, seguid las recomendaciones de Aida: llevar agua, una luz frontal si veis que se os puede hacer oscuro y dejar la música en casa. Es mejor estar atentos a los ruidos porque también os encontraréis bicicletas y personas que van a un ritmo superior. ¡Aprovechad para disfrutar de los sonidos de la naturaleza y desconectar tanto como lo hace Aida!
La ruta tiene aproximadamente 8 kilómetros con un desnivel de unos 340 metros y el nivel de dificultad es intermedio. Podéis encontrar la ruta en el enlace que os dejamos. ¡Al ritmo de cada uno, todo el mundo la puede recorrer!

Esther Marco
Esther Marco
Foto: Nike

4. Montjuïc, pulmón verde junto al mar

Esther Marco vive en el Eixample y una de las cosas que más le gusta del trail running es poder desconectar de la ciudad y conectar con la naturaleza. ¡De ahí que su ruta os lleve del asfalto de las calles a los árboles más elevados de la ciudad!
Nos vestimos bien cómodos y, desde la Nova Esquerra de l'Eixample, bajamos recto por todo el barrio de Sant Antoni hasta el transitado Paral·lel, lo cruzamos y entramos en la tranquilidad del barrio del Poble-sec en dirección Montjuïc. Al llegar al Passatge de l'Exposició, subid bien arriba hasta llegar a la avinguda Miramar. ¡La subida no se acaba aquí! Seguid corriente hasta el castillo, dejando a la derecha los Jardins Mossèn Cinto Verdaguer, un escenario verde que os dará la energía para llegar hasta arriba. Una vez allí, rodeamos su mirador hasta llegar a la Caseta del Migdia. ¡El puerto de Barcelona de fondo es espectacular! Una vez en la Caseta del Migdia, girad a la derecha y disfrutaréis de un camino alejado y con la ciudad y Collserola de fondo. Mágico. Bajad hasta llegar a la avenida del Estadi en dirección el CaixaForum.
Con esta ruta (¡aun haciéndola corriendo!), sentiréis cómo salís del ritmo rápido de la ciudad. Tal como dice Esther, el trail running es una manera de poner distancia a la inmediatez y de regalarse, a sí mismo, tiempo. Ella nos recomienda hacerla por la tarde, especialmente para presenciar los minutos en que el sol desaparece y tiñe el cielo de un color naranja sobre Collserola. ¡Y es que desde Montjuïc podemos ver unas vistas muy grandes de la otra montaña de Barcelona! En cuanto al equipamiento, unas buenas zapatillas Nike y muchas ganas. Esta ruta tiene aproximadamente unos 12 kilómetros y su dificultad es media (¡hace mucha subida!). Os dejamos el enlace con la ruta para que la empiece a preparar.

Mostrar más
Recomendado

    También te gustará

      Advertising