Strala Barcelona y The Garage, dos nuevos centros para practicar yoga

Preparad cuerpo y mente, respirad y disfrutad del yoga
The Garage
© Mireia Rodriguez The Garage
Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising

El yoga es para todos y Barcelona lo sabe. Paras, desconectas y encuentras un rincón de tranquilidad dentro de ti. Si tenéis ganas de probar nuevas técnicas y descubrir nuevos espacios, hay dos centros que hace poco que han abierto sus puertas en nuestra ciudad: Strala Yoga Barcelona y The Garage.

Strala Yoga Barcelona

Strala Yoga Barcelona

¿Sabéis qué quiere decir 'stråla'? ¡Irradiar! ¡Luz, alegría, energía! ¡Brillar, vaya! Ya de entrada, un yoga que lleve por nombre una palabra tan bonita tiene muchos números de gustarnos. Libre, fluido, nada rígido y con movimientos continuos. No es un posado ni una estrategia de marketing. El yoga Strala es diferente. ¡Palabra! La respiración está -¡y es importantísima!- pero probamos una sesión y nos damos cuenta que se aleja un poco del aire espiritual que tiene habitualmente el yoga. Aquí, hay muchos menos silencios, menos indicaciones en voz baja, más risas y las posturas no se aguantan, se enlazan, se cambia de una a otra continuamente y con fluidez, casi como si nuestro cuerpo bailara. Incluso se puede practicar al ritmo de la música que pincha un DJ! "La idea, sin embargo, es hacer tu propio yoga. Creo que es la frase que define mejor al Strala", nos dice Sabina Schladitz, una de las tres socias que han puesto en marcha el centro Strala Yoga Barcelona (Herzegovina, 19-21 ), el primer estudio del país donde se enseña esta modalidad. Y todavía algo más: el Strala también es rebelde en el idioma, las clases son en inglés, no utilizan el sánscrito, el idioma habitual del yoga.

La estadounidense Tara Stilles es la ideóloga de esta técnica que ahora también podemos descubrir y practicar en Barcelona. Schladitz conoció a Stilles y a su yoga en Puerto Rico y de ahí salió la idea de crear un centro en Barcelona. "A mí nunca me había gustado el yoga, y cuando conocí a Tara, a su yoga, a la filosofía que hay detrás... me encantó, vi que era diferente", explica Schladitz.

En Strala Yoga Barcelona tienen cinco tipos de clases: strong, energize, relax, basics y gentle. Si sois nuevos en esto, empezad por una de las tres últimas, algo menos intensas que el strong, la más cañera, y el energize, el punto medio. También hacen sesiones especiales para embarazadas y en otro centro, Magic Mirror (Doctor Agustí Pi i Sunyer, 5), ofrecen yoga para niños. Cuando vayáis, fijaos en el espacio: amplio, de tonos rojos y crema y con unas lámparas muy especiales. Son de Ikea y el modelo se llama, precisamente, Stråla.

Bono 5 clases: € 70

Bono 10 clases: 120 €

1 día / semana: 45 € / mes

2 días / semana: 80 € / mes

www.stralaspain.com

 

The Garage
© Mireia Rodriguez

The Garage

By Veronica Blume. ¿Os suena? La top model hace más de doce años que practica yoga y uno de sus sueños era abrir un centro. Ya lo ha cumplido. Es The Garage y se encuentra en el Poble Sec, a pocos metros de la calle Blai y sus bares de tapas, y a los pies de Montjuïc. Como su nombre sugiere, está levantado sobre un antiguo garaje. Decorado con mucho gusto, en el espacio se combinan los suelos de madera y las paredes de piedra de donde cuelgan exposiciones fotográficas. La última, sobre la mujer en la India y firmada por Christopher Witty. ¿Lo veis, verdad? The Garage no es sólo yoga. También son las clases de fin de año con música en vivo; las sesiones especiales de flow yoga, cello y beats donde se fusionan ritmos electrónicos y el sonido del violonchelo, o la 'masterclass' solidaria en colaboración con la ONG Sonrisas de Bombay. Hacen 'urban happenings to feel good'.

Si queréis probar su receta y nunca habéis hecho yoga, aconsejan empezar con una sesión de hatha, una de yin o una de las de vinyasa para principiantes que hace la misma Blume los miércoles por la noche. Nosotros, hacemos nuestros primeros saludos al sol en una clase de hatha conducida por Katy. Somos sólo cinco alumnos, y en The Garage nos facilitan colchoneta -nos animan a usar dos, una encima de la otra-, bloque, y dos mantas para el tiempo de relajación. Entre silencios, música suave y diferentes posturas, Katy se nos acerca y nos corrige. Es curioso pero lo que más se nos resiste es aprender a respirar bien. Así de simple y complicado. El oooooooooom resuena en una sala acogedora, cerrada por cortinas, y a ambos lados, nuestras compañeras de hatha alargan sus inspiraciones y espiraciones. Si sentís curiosidad por descubrir The Garage y hacer yoga en un ambiente infinitamente acogedor, por 15 euros podréis probar tres clases en siete días.


5 clases: € 70

10 clases: 135 €

2 x semana al mes 99 €

thegarageblume.com

Advertising