Twerk en Barcelona

¡Aprenderéis a mover el culo con control al ritmo de la música!

"Tienes un muy buen culo!". ¡Pam! ¿Os lo han dicho alguna vez? ¡A nosotros sí! Y no nos lo ha dicho un Don Juan de discoteca. La afirmación la firma Aida Prima Cali, instructora de Twerk. ¿Os ponemos en contexto? El Twerk es un tipo de baile que se basa en mover las caderas y nalgas en un movimiento de rebote que va de arriba a abajo y de lado a lado. Sensual, provocativo, sexy... ¡lo es! Y, todo, al ritmo que marcan canciones de hiphop, trap o dancehall. Vamos, que el culo es la herramienta principal y la idea es aprender a moverlo con control y de muchas formas diferentes.

Con el culo listo pero no muy en forma, nos acercamos con curiosidad a una de las clases de Twerk que hacen en Rítmic BCN. Aida, miembro del Spanish Twerk Company, marca la pauta y nos advierte: "La mayoría de gente que lo prueba, ¡vuelve!". Hacemos un calentamiento –intenso- con flexiones, movimientos de caderas y nalgas, sentadillas... Durante la primera media hora de clase se centran en ello y en trabajar ejercicios específicos de GAP para ganar fuerza y ​​flexibilidad en la zona protagonista. "El culo se puede mover de muchas maneras pero la mayoría de movimientos piden flexibilidad. Si ganas, luce mucho más todo lo que haces", dice Cali.

Como es nuestro primer aperitivo de Twerk, empezamos por los básicos. Cuerpo en el suelo y a contraer nalga izquierda y derecha. A continuación, lo mismo pero de rodillas, de pie... "Genial este culo independiente!" Lo pillamos rápidamente, se ve que nuestro culo está bien enseñado y acepta fácilmente el orden que le enviamos desde el cerebro. Seguir el ritmo a base de contracciones es uno de los objetivos, pero Cali nos dice que el movimiento principal es mover el culo como si fuera una burbuja con vida propia.

Advertising

Hecha la introducción, el grupo se concentra en practicar partes de la coreografía que llevan trabajando desde principios de mes. Así es como funcionan las sesiones. Cada treinta días comienzan un nuevo baile y una vez aprendido y llegados a finales de mes, Aida lleva cámara y pulsa el rec. ¿Y las alumnas? Se visten y se pintan para la ocasión. Hoy, de estilo militar y con tres rayas negras y verdes en cada una de las mejillas.

"Aunque no lo parezca hay técnica detrás. El movimiento se debe controlar y se necesita práctica. Hay muchos que dicen que hacen Twerk pero quizás para mover el culo, mueven también otras partes del cuerpo que deberían estar inmóviles". ¿Una de ellas? Miley Cirus. La cantante norteamericana es una de las responsables del boom del Twerk gracias a su polémica actuación en los MTV Awards de 2013. El mes pasado las chicas de Aida bailaron al ritmo de un leitmotiv que decía: 'Stop Twerk like Miley' donde le enviaban un mensaje a Cirus y al mundo: "¡Seguro que lo podéis hacer mucho mejor si venís a nuestras clases!". ¿Entendido Miley?

Advertising

El culo es el actor principal y nuestras compañeras de clase lo mueven con ganas y actitud. Les gusta porque se divierten, mejoran y ganan autoestima. "En nuestra sociedad parece como si la chica perfecta debiera tener un cuerpo de 90-60-90. El Twerk nos dice: ¡Cuanto más culo mejor! Las chicas se sienten mejor con su cuerpo, más seguras y se divierten bailando y expresando su sensualidad", confiesa Cali. Algunas no habían hecho nunca baile pero con el Twerk han descubierto una buena herramienta para moverse y ponerse en forma a su ritmo. Cada uno parte desde un punto y mejora día a día. Lo más difícil, dicen, ¡es soltarse!

Advertising

Culo, movimientos sensuales y sexys... ¿Difícil tener buena prensa? "Todavía hay un tabú. Muchos al ver los movimientos que hacemos dicen que es un estilo de baile denigrante para la mujer. ¡Y sólo nos estamos moviendo en libertad! ¿Qué más da que movamos el culo, el vientre o la pierna? ¡No hacemos nada malo!", se defiende Aida. Con el objetivo de romper tópicos y de ganar en reconocimiento trabajan desde Spanish Twerk Company. En Barcelona imparten clases en diferentes horarios en Rítmic BCN (Vilamarí, 37) pero también a Allsteps (Trinxat, 75), Bailongu (Passatge d’Usset, 11), Anytime Fitness (Sardenya, 69), CEM Icaria (Av/Icària, 167). Los precios oscilan entre los 30 y 35 € el mes dependiendo del centro. En todas partes y en todo momento con un protagonista: ¡vuestro culo! ¿Lo movéis?
Si queréis que os entren ganas de practicar el Twerk, buscad vídeos en Internet y ver a las y los especialistas en acción.

Críticas y valoraciones

0 comments