El TOP 5 de la cartelera de cine

Estas son las películas que no os podéis perder de la cartelera de cine
Cold War
Cold War
Por Josep Lambies |
Advertising

Si ya es difícil estar al día de todo lo que se puede hacer en Barcelona, imaginad ver todas las películas de la cartelera! Por eso en esta lista encontraréis nuestras cinco películas favoritas, algunas nuevas y también aquellas imperdibles que no podéis dejar escapar antes de que desaparezcan de los cines. 

Cine, Acción y aventura

Mandy

Panos Cosmatos defineix la pel·lícula com una "òpera rock en desintegració". No exagera: les seves imatges són una col·lecció d’al·lucinacions de tonalitat escarlata, que es mouen amb la pesadesa del doom metal, i que posseeixen una similar càrrega d’electricitat. Fins i tot l’estructura narrativa s’assembla a la d’un vinil que canvia de cara. La primera meitat està protagonitzada pel personatge titular, que encarna una Andrea Riseborough amb cara d’aparició. Un cop desapareix la Mandy, assassinada per uns hippies degenerats, el pes de la funció recau en el seu xicot, en Red (Nicolas Cage, en ple domini del seu art interpretatiu expressionista), i en la seva venjança catàrtica, amb moments de violència sublim, dignes d’ovació, però que mai perd de vista el dolor insuportable que remou les aigües per on circula el film.

Time Out dice
Cine, Drama

Lazzaro feliz

No estamos acostumbrados a la bondad. Parece que no tenga historia, ni argumentos para seducirnos. Alice Rohrwacher asume el reto de convertir a Lazzaro en nuestro anclaje en una fábula que reivindica la pureza de una mirada primitiva que, privada de los filtros corruptos de la civilización, atraviesa el mundo y lo transfigura. Lazzaro es un santo que no sabe que lo es, que actúa según los impulsos de una inocencia inconsciente. Él es el guía que nos lleva de la mano desde una sociedad feudal a una urbana, cruzando las fronteras del espacio y del tiempo para demostrarnos que el esclavismo y la explotación son lo que nos une, por encima de la solidaridad y la clemencia. Cada clase social sigue viviendo en una burbuja de miseria o autoengaño, no importan las crisis que aplasten sus sueños de ascensión o inmovilismo. Por eso la película, definitivamente misteriosa en sus anacronismos, puede leerse como una crítica al capitalismo neoliberal, que existía mucho antes que Marx aprendiera a leer y escribir. Pero la bondad persiste, envuelta en un realismo mágico que nunca empalaga: es una película esperanzadora, como lo eran algunas obras de Pasolini, los Taviani y Ermanno Olmi. Cree en los milagros, cree en la virtud, cree en su santo de ojos cristalinos y cree, en última instancia, en las imágenes como portadoras de una trascendencia que es a la vez benéfica y perturbadora.

Time Out dice
Advertising
Cine, Drama

Quién te cantará

Vampírica y abismal, la última película de Carlos Vermut funciona como el contraplano perfecto de 'Persona' de Ingmar Bergman, un artefacto de una plástica alicatada inquietante como la antecámara de la sala de torturas de 'Magical girl'. Es un pulso infernal entre dos mujeres, cara y cruz de una sola moneda lanzada al aire, que no se sabe cómo caerá al suelo. Por un lado, una diva cleopàtrica, vestida con túnicas de cobre, que después de muchos años retirada de los escenarios tiene un ataque de amnesia y olvida quién es. Por el otro, una mujer castigada por la vida, agotada, que todas las noches la imita en el escenario de un karaoke, como el reflejo esculpido al otro lado de un espejo donde flotan vapores mortíferos. Con un ritmo sonámbulo y una cámara fría como la hoja de un cuchillo afilado, cada imagen hace pensar que la boca de Lucifer se está abriendo de par en par.

Time Out dice
Cine, Terror

Climax

Hay películas que se te meten en la cabeza, como la buena droga o la peor migraña, y te van taladrando el cerebro hasta que parece que te van a reventar los tímpanos y que los ojos se te van a salir de las órbitas. Así es cómo nos hace sentir el cine de Gaspar Noé, el tipo que le dio la vuelta al mundo en 'Irreversible', que concibió el sexo fantasmal en el porno 3D de 'Love' y que ahora, en 'Clímax', nos somete a una experiencia de piel y carne, un descenso a los infiernos de una noche letal, donde se unen vida y muerte, orgasmo y dolor, nieve y fuego. Estamos en los años 90, los últimos suspiros de la locura psicodélica, y los más temerarios se rocían las pupilas con gotas de ácido como si así se inocula visiones del más allá. Nos encontramos en un internado aislado por el frío y la borrasca, donde veinte bailarines ensayan por última vez una coreografía que parece una invocación del demonio. La cámara los sigue en un plano secuencia ansioso que será recordado como un antes y un después en el cine musical. Todo se complica cuando alguien se acerca con un barreño de sangría. Así aparece el monstruo: las peleas a cuchillo, el sexo agresivo, el llanto a gritos, las risas canibalitzades, la sangre y la electricidad. Es como un relato de terror, como la historia de unos personajes atrapados en una mansión neogótica edificada sobre un cementerio indio, con un pulso visceral extremo. Ver 'Clímax' es como tener una mano de hierro que te coge por el cuello y te ahoga hasta la asfi

Time Out dice
Advertising
Cine, Drama

Cold war

El cineasta polaco Pawel Pawlikowski conjuga una historia de amor dolorosa, épica, una especie de 'Doctor Zhivago' surgido de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial, una odisea universal hacia el interior del corazón humano que se extiende dos décadas y cuatro países de una Europa envuelta en humo. Si alguna vez habéis vivido un romance amoroso a distancia, con el quebradero de cabeza de la desconfianza y la adicción al teléfono que conlleva, os parecerá que esta película está hecha para vosotros...

Time Out dice

Más pelis que nos gustan

Cine, Drama

Infiltrado en el KKKlan

Si sois fans de las películas más políticas de Spike Lee como 'Do the right thing' y 'Malcolm X', buenas noticias: en 'Infiltrado en el KKKlan', el director vuelve a destapar su furia justiciera, quizá animado por la xenofobia creciente de la América de Trump. Basculando entre una parodia del 'blaxploitation' y un thriller encubierto, Lee se instala en la comedia cáustica en un minuto para transformar el artefacto en una salvajada violenta en el siguiente. La historia, como se dice en los créditos iniciales, está basada en hechos reales que tienen lugar durante la era Nixon en Colorado Springs, cuando Ron Stallworth, policía negro a quien da vida John David Washington, encuentra en la prensa un anuncio del Ku Klux Klan buscando nuevos adeptos. Decide llamar, haciéndose pasar por un blanco supremacista exaltado. Así se empieza a poner en marcha la operación policial más inverosímil de la historia. Evidentemente, Stallworth no puede encontrarse con la cúpula del clan en persona y pide al detective Flip Zimmerman (Adam Driver, con el humor lacónico de siempre) que vaya en su lugar. El hecho de que Zimmerman sea judío también debería suponer un riesgo, pero los delegados racistas son tan cortos que ni se dan cuenta. Se dispone una acción a varias bandas, con algunas líneas argumentales que no acaban de cuajar (como la subtrama amorosa), aunque la película no pierde su pulso mordaz.

Time Out dice
Cine, Thriller

El ángel

El director argentino Luis Ortega (hijo del mítico Palito Ortega) comenzó su carrera adscrito a los moldes del cine más independiente y la escena underground de su país. Sin embargo, después de ver 'El ángel', parece que siempre haya sabido cuáles son los ingredientes fundamentales para componer una peli de éxito: una historia potente basada en uno de los más célebres asesinos de la historia criminal argentina (Carlos Robledo Puch), un envoltorio estilizado y cool lleno de referencias a la cultura pop de los 70, repleto de canciones pegajosas que van sonando (incluida el 'Corazón contento' de su padre), y dos actores, el debutante Lorenzo Ferro y Chino Darín, que desprenden un magnetismo irresistible. 'El ángel' es un cóctel imparable, frenético, narrado a través de un ritmo adictivo. Su maniobra más difícil consiste en crear una reflexión ambigua en torno a la violencia, precisamente a través de su glamurización: lo que nos entra por los ojos, puede tener un lado muy oscuro que se esconde detrás de capas de maquillaje. Luis Ortega sabe cómo construir una fachada atractiva para hablar del monstruo, para acercarnos al horror desde la mirada de un joven psicópata disfrazado de ángel. Y este punto de vista magnético se contagia a toda la película, tal vez porque es el elemento de la seducción lo que la vertebra tanto visual como metafóricamente.

Time Out dice
Advertising
El reino
©Julio Vergne
Cine, Thriller

El reino

El corazón de un político corrupto debe de sonar como el tema que clausura una sesión de techno que nadie quiere que se acabe. O así es cómo lo ausculta Rodrigo Sorogoyen en 'El reino', thriller hipertenso que se mueve con la rapidez de un lagarto que tiene miedo de que le corten la cola. Quizás ahora, cuando los telediarios nos han saturado con informaciones sobre Gürtel, Noos, Cifuentes y etcétera, parecería redundante y oportunista hacer una película que insista en el olor a podrido del sistema político español, pero la pertinencia de 'El reino 'es tensar nuestra postura moral sobre el tema pegándonos a la espalda del corrupto (un portentoso Antonio de la Torre) para saber qué piensa cuando hace el mal y cómo sufre cuando su partido lo quiere sacrificar en nombre del bien común. La secuencia final es obvia en su didactismo, pero el resto es pura electricidad, y no precisamente estática.

Time Out dice
Cine, Drama

Petra

Tiene nombre de tragedia griega, pero en realidad se trata de su deconstrucción, que unas veces deriva hacia el melodrama fáustico y otras hacia el folleto desbordante. Rosales habla de la responsabilidad moral del artista en un mundo en el que prima el éxito sobre la honestidad vital, la mentira sobre la verdad y los valores del mercado sobre los afectos familiares. Y lo hace, como siempre, desde un elaborado trabajo de la puesta en escena y sus estrategias narrativas. Llevando el relato a una perpetua discontinuidad, avanzando información al espectador antes de que la sepan sus personajes, con una estructura capitular recorrida por movimientos de cámara laterales que recogen y abandonan conversaciones con un espíritu observacional, neutro, consigue, como en 'La soledad', que sus dispositivos de distanciamiento casi brechtiano no ahoguen la emoción que se esconde detrás de la historia de una mujer que quiere conocer a su padre biológico y que, además, desencadena un tsunami de desgracias que pone la piel de gallina. Un casting en estado de gracia (atención a la pareja Bárbara Lennie-Alex Brendemühl y, sobre todo, al debut de Joan Botey, un demiurgo mefistofélico que hiela el aire con sus profecías) remata la que, seguramente, es la película más accesible de Jaime Rosales, que no la menos dura.

Time Out dice
Advertising
Cine, Documental

Desenterrando Sad Hill

Un cementerio surcado de tumbas, con muchas cruces clavadas, donde no hay ni un solo cadáver enterrado. Eso es Sad Hill. Con su cámara, Guillermo de Oliveira explora los paisajes burgaleses, buscando las últimas ruinas del decorado de 'El bueno, el feo y el malo', en una especie de elegía cartográfica, motivada por el recuerdo del rostro terroso de Clint Eastwood, con la piel requemada y los ojos entrecerrados. El tono melancólico del documental nos hace pensar en aquel José Luis Guerin que en 'Innisfree' se fue a recorrer los mismos caminos por donde años antes había caminado John Wayne en 'El hombre tranquilo', empujado por el impulso de unos versos de Yeats. Aquí, además, se mezclan las voces de testigos privilegiados, como Ennio Morricone o James Hetfield, de Metallica, que suscriben lo que se debe leer como una carta de amor al cine.

Time Out dice

Estrenos de la semana

Cine, Acción y aventura

Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald

La primera entrega de la saga 'Animales fantásticos' necesitaba crear un mundo conectado con el universo 'Harry Potter', pero que también fuera autónomo. Hubo que introducir varias tramas de nuevos personajes e iniciar una historia capaz de sostener al menos cuatro películas más. Con todo esto hecho, la segunda entrega nos debería hacer disfrutar de las posibilidades de este universo mágico. Pero a pesar de ser bonita e inventiva, 'Los crímenes de Grindelwald' vuelve al ejercicio pesado de construir otro mundo nuevo... que resulta dudoso. 

Time Out dice
Cine, Thriller

Malos tiempos en El Royale

Situado en un hotel lleno de neones, a orillas del lago Tahoe, en 1969, este noir sangriento, original pero un poco frustrante en algunos puntos, está lleno de misterios que no quedan resueltos. La ficción pulp es así. En el elenco encontramos a un vendedor ambulante (Jon Hamm), a un cura (Jeff Bridges), a una mujer enigmática (Dakota Johnson) y a una corista negra (Cynthia Erivo, en un debut digno de ser recordado). En la atmósfera hay un clima de paranoia general, subrayado por los discursos del presidente Nixon que se van escuchando.

Time Out dice
Advertising
Cine, Documental

Matangi/Maya/M.I.A.

A diferencia del documental 'Amy', que tenía forma de elegía, no había ninguna razón aparente para hacer una película como esta sobre la rapera y productora M.I.A. Ninguna, salvo reconocer su importancia como activista. La historia se nos cuenta con vídeos caseros grabados, que nos hablan de primera mano de su experiencia como refugiada de Sri Lanka, primero, y luego como inmigrante en Inglaterra. Encontramos momentos fascinantes, como el interrogatorio al padre que vuelve a casa después de que ha estado luchando con la resistencia tamil.

Time Out dice
Cine, Drama

Colette

Basada en la historia real de la escritora francesa Colette (Keira Knightley), el director Wash Westmoreland ('Siempre Alice') nos sumerge en la escena literaria del París de principios del siglo XX. Lejos de hablarnos de una ciudad vibrante, lo que retrata la cámara es un mundo pretencioso y oportunista, el hábitat ideal para el marido de Colette (Dominic West), un trepa que se lleva todo el mérito de las novelas que ella escribe. Toda la película trata de la relación entre ellos. Es magnífico ver cómo el personaje femenino va cogiendo confianza al tiempo que se libera del yugo de un hombre mediocre y aprovechado. 

Time Out dice
Advertising
Cine, Drama

Alegría, tristeza

El cine español se ha acercado pocas veces al tema de los atentados de Atocha. Ibon Cormenzana lo hace desde una perspectiva tangencial, muy dolorosa, que descubrimos a través del personaje de Marcos, un hombre que padece un extraño trastorno: es incapaz de sentir emociones y de reconocerlas en los demás. Hacía diez años que Cormenzana no dirigía una película, centrado en su trabajo como productor ('Blancanieves' y 'El árbol de la sangre', entre otros). Pero llevaba mucho tiempo con la idea de contar esta historia.

Time Out dice
Cine, Documental

Shut up and play the piano

Jason Beck es un músico canadiense que encontró en Berlín y París su segundo hogar, y al que todo el mundo conoce por el nombre de su alter ego: Chilly Gonzales. Su trayectoria oscila entre los rapeados obscenos y una forma 'sui generis' de entender el virtuosismo pianístico; entre las colaboraciones con otros 'rara avis' y con superventas como Daft Punk. La argamasa que permite la coexistencia de estas contradicciones es una personalidad artística histriónica y con tendencia a la provocación performativa.

Time Out dice
Advertising