Los estrenos de cine de la semana en Barcelona

Las críticas de las películas que se estrenan esta semana en los cines de Barcelona
La favorita
Advertising

Para que estéis al día de lo más nuevo de la cartelera de cine, aquí encontraréis cada semana las críticas de los últimos estrenos. ¡Una ayudita para estar al día de todo lo que podéis hacer en Barcelona si sois unos cinéfilos!

Cine, Drama

La favorita

Una lujosísima muestra de la vida en una corte del siglo XVIII, donde hay confabulaciones de nobles con peluca, carreras de patos y otros deportes de competición de lo más curiosos, y un órgano que toca música barroca. Incluso Stanley Kubrick era capaz de renunciar a ciertas extravagancias, como filmar con un ojo de pez, pero el griego Yorgos Lanthimos no sabe decir que no. Él transforma una película de época vagamente basada en el reinado de la inestable Ana de Gran Bretaña en una pesadilla semicómica, como una fantasía de Lewis Carroll, inundada de malicia. Si este es vuestro primer Lanthimos, bienvenidos. Aunque os tenemos que decir que llegáis tarde. Quizás deberíais recuperar dos de sus anteriores films: 'Canino', sobre unos padres que no han permitido que sus hijos, ya mayores, abandonen la casa familiar, y la igualmente viciosa 'Langosta'. Ambas eran más oscuras que 'La favorita', la primera cinta que Lanthimos no ha escrito personalmente. Sin embargo, en 'La favorita' la atmósfera sigue teniendo una fuerza hipnótica. Lo que hace que 'La favorita' funcione tan bien son, sobre todo, sus mujeres. A diferencia de obras como 'Barry Lyndon' y 'Las amistades peligrosas', que tenían una ambientación similar, aquí los personajes femeninos no están sometidos a las decisiones déspotas de un macho con peluca. De hecho, todos los hombres son secundarios o figurantes, y lo que domina la trama es la tensión entre Rachel Weisz y Emma Stone, las protagonistas, para convertirse en la

Time Out dice
Photo: Jessica Kourkounis
Cine, Acción y aventura

Glass

A nadie le gustan los spoilers, menos aún cuando se trata de una película de Shyamalan. Yo mismo me habría muerto si me hubieran dado alguna pista de los finales de 'El sexto sentido' o 'El bosque', antes de descubrirlos por mi cuenta. Considerad esto una advertencia. No leáis ninguna crítica de 'Glass' antes de verla. De hecho, si sois fans incondicionales, quizás tampoco deberíais leer ninguna después, porque lo más probable es que os hagamos enfadar mucho. ¿Estamos de acuerdo? Pues adelante. En 2016, Shyamalan dirigía 'Múltiple', un thriller que trataba de un asesino en serie psicópata al que interpretaba James McAvoy. O eso pensábamos. En los últimos segundos, descubríamos que en realidad se trataba de una secuela de 'El protegido', un impecable film paranormal del año 2000 que nos hizo pensar que los superhéroes existían... y vivían en Filadelfia. En 'Glass', Shyamalan cierra la trilogía, con un tono creído y fanfarrón. La mayor parte del metraje está constituida por aburridísimas sesiones de terapia en grupo hiperverbales. Allí, McAvoy se sienta junto a Bruce Willis y Samuel L. Jackson, que hace de Mister Glass, un hombre malvado a quien se le rompen los huesos, encadenado a una silla de ruedas, que tiene tendencia a sermonear cuando no se encuentra en estado catatónico. La pregunta de fondo es si los tíos son o no son superhéroes. Shyamalan invierte tanto tiempo en responderla que al final se olvida de crear tensión y suspense, sobre todo en la escena de la huida, ti

Time Out dice
Advertising
Cine

Gente que viene y bah

Hace dos años, Maria Ripoll dirigió una comedia romántica titulada 'No culpas al karma de lo que te pasa por gilipollas', con Verónica Echegui y David Verdaguer, adaptación de la primera novela de Laura Norton publicada en 2014. Ahora otra mujer, Patricia Font, es la encargada de llevar a la pantalla 'Gente que viene y bah', la segunda novela de esta joven escritora española. No es casualidad que sean dos mujeres las que se han acercado al universo de Norton. Sus historias son frescas, ligeras, un punto sensibles y sobre todo muy románticas. Son estos los mismos adjetivos que se pueden aplicar a la película de Patricia Fuente. Bajo una aparente capa transgresora –en la familia de Bea, la protagonista, hay homosexuales, adulterios con enanos, una alcaldesa de izquierdas y una madre inesperada–, esconde una clásica y muy convencional historia de chico encuentra chica, pierde chica, reencuentra chica. Si la película te engancha es gracias a la química entre las cuatro actrices que interpretan a la madre y a las tres hermanas. Ver juntas Clara Lago y Carmen Maura, o a la Maura con Alexandra Jiménez, o descubrir el rostro de Paula Malia, compensa las dosis de azúcar de una banda sonora demasiado presente y de una historia que en el fondo es completamente previsible.

Time Out dice
Cine, Drama

Caso Murer: El carnicero de Vilnius

Aunque el título 'El carnicero de Vilnius' tiene su morbo, el original 'Anatomía de un juicio' explica mejor el film de Christian Frosch: una reconstrucción punto por punto del proceso judicial celebrado en 1963 contra el infame Franz Murer, responsable del gueto de Vilnius bajo el mandato de las SS, ejemplo de uno de esos momentos en los que la justicia no supo actuar ante la personificación de algunas de las mayores atrocidades del siglo XX, dejando que las evidencias contra el asesino se escabulleran entre argucias legales e intereses políticos pactistas y cobardes. Es un acierto que Karl Fischer no haga de la abyección de Murer un reclamo interpretativo, sirviendo un personaje inescrutable, que se presenta ante el público al igual que lo hizo con el jurado: como un hombre que, sencillamente, cumplía órdenes. Frosch busca trascender el estatismo propio de los dramas judiciales, mostrando el tribunal desde todos los ángulos y movimientos de cámara posibles. Una expresividad, sin embargo, que no acaba de casar con una dirección de fotografía donde echamos de menos los claroscuros.

Time Out dice
Advertising
Cine, Drama

La Francesita

El veterano cineasta chileno Gonzalo Justiniano viajó en 1983 desde Francia, donde residía tras el golpe de estado de Pinochet, a su país natal, y fue testigo con su cámara de las protestas contra la dictadura en el barrio de La Victoria. Algunas de las imágenes que grabó se incluyen en 'La Francesita', que sin embargo opta por recuperar este pedazo de memoria histórica a partir de una ficción inspirada en hechos reales. Convencional en su puesta en escena, 'La Francesita' brilla a través de dos aspectos. Por un lado, Justiniano ofrece un oportuno retrato colectivo de este barrio popular marcado por la pobreza, donde la lucha no está capitalizada por ningún partido político. Por el otro, la figura central de Gladys, la Francesita del título, que encarna como mujer combativa, solidaria y sensual, los valores que aplastaba la dictadura. La figura del joven misionero que lleva el hilo conductor del relato nos recuerda el papel de la Iglesia a la hora de borrar el cristianismo obrero del mapa para sustituirlo por esta otra rama del imperialismo yanqui que es el evangelismo.

Time Out dice
Advertising