Marc Serena: un cronista enfadado

El periodista Marc Serena presenta un libro en el que denuncia la situación de gays y lesbianas en África
Marc Serena
Por Josep Maria Sarri
Advertising

Está enfadado. Marc Serena se ha pasado siete meses dando vueltas por África hablando con gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y intersexuales y ha vuelvo cabreado. Se fue en septiembre del 2011 con la intención de cruzar el continente de norte a sur y volvió en abril del 2012 con 15 historias que retratan lo que considera una de las agresiones a los derechos humanos más flagrantes y silenciadas del mundo. El resultado es 'Això no és africà! Del Caire a Ciutat del Cap a través dels amors prohibits' (La Magrana), una potente crónica periodística que da voz a personajes desamparados en quince países.

"La homosexualidad es perseguida en muchos países africanos, donde la situación es especialmente delicada y la violencia crece. Quería leer sobre el tema y vi que no había ningún libro que hablara del tema hasta ahora. Sólo de forma antropológica y publicados en inglés, pero no de manera periodística y actualizada", nos explica. Ante este vacío, hizo la mochila y empezó su aventura. El resultado es un trabajo sobre el terreno, sin presiones, prisas ni prejuicios. Se trata de su segundo libro de viajes. En el primero, 'La volta dels 25', entrevistó a 25 jóvenes de 25 años de 25 países. La experiencia fue tan buena que se quedó con ganas de más.

Para este nuevo reto, tenía claro que empezaría por Egipto y acabaría en Sudáfrica. Los personajes los fue a buscar sobre el terreno, ayudándose de diferentes redes sociales o páginas de contactos gays. En el libro hay historias muy diversas. En Senegal conocemos a un chico a quien su padre y su hermano amenazan con matarlo. En Kenya se entrevista con un gay albino, doblemente rechazado. En Tanzania viaja hasta el pueblo de una tribu, los kuria, donde las mujeres pueden casarse. "El principal argumento contra las minorías sexuales en África es que son una importación occidental. Pero entonces te encuentras con historias como la de estas mujeres", apunta. El libro alterna capítulos amargos con otros alegres. Tampoco os penséis que os entrarán ganas de cortaros las venas con la lectura. Hay muchas historias de coraje, anécdotas divertidas y gente que se esfuerza por ser feliz. Podréis descubrir la libertad y el respeto con el que se mueven algunas transexuales en Cabo Verde. En este país, Serena pudo visitar a la cantante Cesária Évora, acompañado por un par de travestis, 36 horas antes de su muerte.

El resultado de todo el viaje, es decepcionante. "Hay pequeñas grietas, pero en general, la situación empeora y la comunidad internacional no hace nada. Me gustaría que la gente se leyera mi libro y se preguntara: ¿y ahora qué?, ¿cuál es el paso siguiente?"

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com