Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Hotel Brummell

Hotel Brummell

Hoteles Sants - Montjuïc
Brummell Kitchen
1/6
© Christian Schallert Brummell Kitchen
Brummell Kitchen
2/6
© Christian Schallert Brummell Kitchen
 Brummell Kitchen
3/6
© Christian Schallert Brummell Kitchen
Brummell Kitchen
4/6
© Christian Schallert
Hotel Brummell
5/6
© Philippa LangleyHotel Brummell
Hotel Brummell
6/6
©Teddy IborraHotel Brummell

Time Out dice

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que este local aún está abierto.

"Abrirse a la gente del barrio". Este propósito –y el de ofrecer un "modelo de turismo sostenible, tienen 20 habitaciones– son palabras de manual de dirección de hotel de la Barcelona post-Fòrum. Pero en el Hotel Brummell –en zona poco colonizada de Poble Sec– no parecen impostadas. Empezando por un restaurante, el Brummell Kitchen, que más que abrirse al paseante parece que lo quiera aspirar: toda la planta baja (comedor, terraza interior, bar de copas) llama al no residente y en sus dependencias se hace de todo, desde reuniones de cooperativas eco hasta exposiciones de arte moderno.

Y sobre todo: los chicos del restaurante Palo Cortao -los 'cordovesocatalans' Fede Salmón y Bernardo Montenegro-, altos responsables de la 'molletitzación' (de mollete) barcelonesa, se ocupan de la cocina. "Somos como un pueblo", ríe Fede, "estamos esperando que venga la gente para mover el negocio, y cuando vienen dos días después nos quejamos". Hombre, no todos los negocios dedicados al turismo son tan inclusivos y amables como el Brummell. Bernardo explica que en el hotel "todo es pequeño, arreglado y insonorizado". Y añade: "Sin perder la esencia andaluza y catalana, queremos recibir un público amplio". Hacen equilibrios entre la cocina de su casa y lo que se espera un turista.

Vale la pena pasar a cualquier hora: de día, hay un menú (12,5 €, sopa, crema o ensalada, plato del día, bebida y postre) excelente, ensaladas y bocadillos. De noche, tapas marca de la casa, pero sobre todo, con los platos que se llevan, Fede hace las suyas. Un ejemplo: un pulpo (bien tierno) pero que evita el agujero amarillo de la Parmentier invasiva, a base de verduras salteadas y emulsión asiática. O un tiradito de corvina menos cítrico (con mango) y con el crujiente de camarones rebozados que de tan pequeños parecen de juguete. El 'brunch' de fin de semana no es ninguna excusa para ordeñar aspirantes a 'hipster': bikini gallego (¡lacón y queso de tetilla!), huevos diversos y una oferta espectacular de buffet libre de ensaladas (con quiche y sopa) a 14 € son opciones de lo más recomendables y que piensan, además de en hacer caja, en la satisfacción del comensal.

Detalles

Dirección Nou de la Rambla, 174
Barcelona
08004
Transporte Poble-sec (L3)
Precio 144,00 € a 314,00 € por noche
Contacto
También te gustará
    Últimas noticias