Paolo Giordano da un giro anatómico

El autor de 'La soledad de los números primos’ publica 'El cos humà'
Paolo Giordano
Paolo Giordano
Por Josep Lambies |
Advertising

Desde que he hablado con Paolo Giordano me paso los trayectos de metro haciendo un recuento insistente de películas obre el ejército. En la lista de las que creo que le gustarían está 'Beau travail' de Claire Denis, con Denis Lavant en el papel de sargento con pulsión homosexual reprimida, y 'La delgada línea roja' de Terrence Malick. Me ha dicho que en realidad siente muy poca afinidad con el cine bélico, aunque en escasas ocasiones es capaz de tocarle la fibra. "Me he encontrado mirando algunas escenas como si hablaran de mí, como si aquellos desventurados reclutas fueran partes de mi personalidad -me explicaba el día de nuestro encuentro -. Y si me siento turbado es porque me han removido algún extraño sentimiento". De aquí sacó el coraje para escribir un libro sobre una división de soldados italianos en Afganistán.

Ya sabéis: Paolo Giordano, aquel físico teórico que plantó la bata blanca el día que si primera novela 'La soledad de los números primos', se convirtió en un fenómeno, después de ganar el premio Strega. Hace pocas semanas llegó a nuestras pantallas la adaptación que hizo Saverio Costanzo en el 2010. "Creo que el film me dio la primera lectura auténtica del libro - me decía Giordano-. Durante la promoción le aseguré a todo el mundo que era una novela poco autobiográfica, pero gracias a Saverio he visto que soy yo en estado puro". Le pasa lo mismo con 'El cos humà': nadie esperaría que un hombre de ciencias con inclinaciones por la literatura resistiera más de medio minuto la disciplina de la armada, pero Paolo Giordano está convencido que, en realidad, esto no es otra cosa que la exploración de sus propios límites.

Se fue a Afganistán -plus de ambientación- para ver cómo vivía allí el ejército italiano. "Suena a broma que se me ocurriera escribir un libro sobre esto -me explicaba-. Pero en seguida cogió un tono muy solemne, una investigación severa y no muy agradecida sobre la resistencia del cuerpo". Desde que entrevisté al tal Giordano no dejo de pensar en los pocos salubres lavabos de un barracón, las cientos de flexiones diarias, la dieta de latas y escabeche y los tiempos marcados a toques de corneta. Soy de los que lo habrían pasado fatal entre el elenco de 'La chaqueta metálica'. Y Giordano también. Es evidente que a ninguno de los dos se nos despertó nunca la vocación militar. Quizá por eso la idea de un batallón de jóvenes confinados en la guerra nos remueve el estómago.

EL COS HUMÀ
Paolo Giordano
Trad. Teresa Muñoz Lloret
Edicions 62
380 pág. 19 €

Advertising