Poemes escollits

Joseph Brodsky

POEMES ESCOLLITS
Joseph Brodsky
Trad. Judith Díaz Barneda
Ed. de 1984
496 pág. 26 €

Joseph Brodsky pasó por Barcelona en 1993 y dejó un reguero de bronca, alcohol y versos en ruso, según explica David Castillo en el prólogo de esta magnífica selección de poemas, muy bien traducidos por Judith Díaz y editados con un coraje desmesurado por Edicions de 1984. El golpeado, exiliado y alcoholizado Brodsky, premio Nobel 1987, escribía una poesía vitalista y culta, con los pies en la tierra y a la vez reblada de tradición y referentes. Una poesía que muestra el delirio cotidiano de alguien hipersensible, literato y tocado por una vida complicada: nacido en Leningrado en 1940, marginado por ser de familia judía, sobrevivió al asedio de la ciudad cuando era un mocoso, trabajó en fábricas, barcos, en el instituto forense serrando cadáveres y de ayudante de inspector de canales, a los 23 años fue denunciado por parasitismo social e hizo dieciocho meses de trabajos forzados; en 1972 fue expulsado de la URSS y acabó en Estados Unidos hasta su muerte, en 1996. No escribía poemas fáciles para leer y olvidar, sino versos densos para releer y subrayar: "La libertad es no recordar entero el nombre del tirano, y que sea la saliva más dulce que el almíbar, y, aunque estrujen tu cerebro cual cuerno de carnero, no mane nada ya del ojo azul".


Críticas y valoraciones

0 comments