Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Entrevista a Alabama Shakes

Entrevista a Alabama Shakes

Hablamos con Brittany Howard, líder del grupo revelación soul-rock americano

Por Marta Salicrú |
Advertising
Alabama Shakes
© Autumn de Wilde

"Yo trabajaba en una oficina de correos, y me levantaba temprano para separar las cartas", explica por teléfono Brittany Howard, la explosiva voz de Alabama Shakes. "Y un día me llama el manager, y me dice que habían escrito un artículo sobre nosotros en 'The Guardian'. En 'The Guardian'! Iba todo tan rápido que no entendía qué estaba pasando. Todavía no lo entiendo ahora ".

Cuando hablamos está en su casa, en Athens, en el estado norteamericano que les da nombre, donde permanecerá cuatro días, lo que ha convertido bastante excepcional a raíz del éxito de su debut, 'Boys & Girls' (2012), disco de oro en Estados Unidos y el Reino Unido, y que les valió tres nominaciones a los Grammy.

El boca a oreja de toda la vida
Pero la historia del fulgurante triunfo de este cuarteto es tan de la vieja escuela como su potente mezcla de rock americano, soul y R&B: el boca a oreja de toda la vida, que los descubrió a sus vecinos Drive-By Truckers y quienes los ficharon de teloneros. "La gente nos ha tratado bien, soy muy consciente de ello -reconoce Howard-. Son cosas que no pasan: les pasó a los White Stripes, que pasaron de tocar en clubes pequeños a hacerlo en los MTV Awards. Y mira ahora en Jack White!", quien también se cuenta entre sus fans.

¿Cuál es el secreto de Alabama Shakes? La contundencia rock y la energía pueden tener algo que ver, pero, sobre todo, de qué manera esto complementa las intensas interpretaciones llenas de soul de Howard, que no es extraño que tenga el veterano Charles Bradley -uno de los soulman malditos restaurados por sello Daptone- como uno de sus héroes.

Escuchar a una persona
"Yo quiero escuchar a una persona, un individuo, no una 'banda de rock' –dice Brittany poniendo el énfasis de una cuña publicitaria, hablando sobre qué busca en la música–. Quiero que la gente sea auténtica, lo que es más difícil de conseguir de lo que parece. Da miedo ser honesto. Pero la música te permite compartir cosas que de otro modo no podrías compartir. Hay gente que puede hablar de todo, y hay gente que va al psicólogo ". Ella hace canciones.

Verter el alma a la música es lo que le ha permitido conectar tanto con el público. Y esto fue así desde los inicios. "Imagínate un bar: todo el mundo está borracho, han currado todo el día, la gente habla con los amigos y la última cosa que les importa es saber quien toca. Así es como empezamos", recuerda, tampoco hace tanto tiempo.

"Para llamar su atención debes hablar, ya la gente le gustaban las canciones en las que les contaba como me había ido el día, como odiaba mi trabajo, como de miserable me sentía y como desorientada estaba. Y siempre conseguíamos llamar su atención. Ahora que tocamos en lugares más grandes del esfuerzo es el mismo, porque hay más gente y más conversaciones. Siempre hay la gente que viene porque cree que debe hacerlo porque es guay venir. Así que yo me esfuerzo en hacerlos venir ".

El tiempo necesario
Brittany, sin embargo, ya no odia su trabajo, y esto se reflejará en las canciones del que será su segundo álbum, al que dedicarán "el tiempo que sea necesario para que sea muy bueno". "Yo escribo sobre mi vida y mi vida ha cambiado, espero que la gente todavía se pueda identificar -afirma-. También es difícil estar lejos de los amigos y la familia, sobre todo si no has ido nunca a ninguna parte, como yo, y de repente vas por todo el mundo ".

Y que diablos, nadie le ha regalado nada: "Me costó 20 años llegar donde estoy. Desde muy pequeña sabía qué era lo que quería hacer y que no podía hacer otra cosa, aunque la gente me dijera que no era lo suficientemente buena ". Pero Brittany no se rindió. "Si quieres que te sea sincera, esto nunca fue una opción. Por eso tengo de ejemplo el señor Charles Bradley. A él le costó 40 años, pero nunca se rindió ".

Advertising