El fracaso de Tarántula

Vicente Leone y Daniel Descabello nos explican que el éxito es un concepto relativo a propósito de su nuevo disco, ‘Fracasados’
Tarántula
© Inma Varandela
Por Marta Salicrú
Advertising

Nunca me había fijado en el nombre del frankfurt de la calle Joaquin Costa y cuando Daniel Descabello me cita en el BJ no sé dónde se refiere. Cuando entro en el BJ 100 -nombre completo del bar- en seguida veo a Vicente Leone en la barra, charlando con el camarero, como si estuviera en su casa. Entiendo que estoy en el nido de Tarántula.

El fracaso según Joe Crepúsculo
"La idea del título surgió estando con Joe Crepúsculo", dice Vicente, cuando les pregunto por el título de su tercer álbum, 'Fracasados', recién salido del horno, como siempre en descarga gratis desde la web de su sello, Producciones Doradas. Crepúsculo, trovador techno con prolífica carrera en solitario, ya no toca en vivo con el grupo, pero continúa siendo miembro y ha participado en la composición y la grabación del nuevo disco de Tarántula.

"En una conversación, él se refirió al fracaso de Tarántula -continúa Leone-, y al día siguiente le dije a Dani que sería un buen título para el nuevo trabajo". ¿A qué se refería Crepúsculo con la frase lapidaria? Vicente no lo tiene muy claro: "Le seguí el rollo y la charla continuó". Pero Descabello tiene claro que el éxito "es subjetivo": "Formamos el grupo para movernos por ciertos sitios y pasarlo bien, y lo hemos conseguido. Queríamos hacer lo que quisiéramos, tener una postura política clara y que la gente se fijara en nosotros. Si esto es el fracaso, contentos de ser unos fracasados".

El fracaso de la democracia
Pero "el fracaso del proyecto democrático en el Estado español y en la Unión Europea", como se refiere Descabello, también planea sobre 'Fracasados'. No en vano Tarántula, que en el debut 'Esperando a Ramón' (2006) ya cantaban 'Estamos en crisis', recuperan de aquel mismo álbum una 'Empresarios y secretas' más vigente que nunca: nos encontramos en el BJ la semana de la detención del expresidentes de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán y con la polémica sobre la violencia policial en las manifestaciones a la orden del día.

"La hemos querido recuperar como recordatorio", dice Leone, pero la nueva presa también revista el tema con el nuevo sonido de la banda, que ha desterrado la caja de ritmos y el bajo emulado con sintetizador y los han sustituido por seres vivos: Spazzfrica Ehd (Za!) y Pau, el nen balear (ex-Manos de Topo). "Es un tema que tenía mucha más potencia de la que le dábamos con la caja de ritmos -dice Descabello-. Cuando la tocábamos con Pau y Edu la llevábamos a un lugar muy diferente, y nos apetecía tocarla con mala leche. Estamos muy contentos. De la canción y de los nuevos fichajes".

"No nos gusta que las cosas estén muy cerradas. Me gusta poder interactuar -continúa-. Con Joël, con quien toco desde que tengo uso de razón y quizá incluso antes, me entiendo muy bien. Con Vicente,  también. Pero con la caja de ritmos no, ella va a su aire, y nos apetecía también entendernos con el ritmo".

Así, de manera gradual y "orgánica" y a raíz de dos conciertos especiales -uno en el Sónar con La Orquesta del Caballo Ganador y un acústico en el Espai Cultural Caja Madrid- de los que salieron con un miembro nuevo cada vez, Tarántula ha ido decantando la balanza hacia el rock clásico -se refieren a Roy Orbison como "Nuestro Señor" - y el rock urbano en detrimento del techno-rock de raíz postpunk de los inicios.

Advertising