Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Franco Battiato, gurú indie

Franco Battiato, gurú indie

El cantante italiano vuelve a hacer un disco genial en castellano

Por Marta Salicrú |
Advertising
Franco Battiato

A finales de los 80 el siciliano Franco Battiato (Jonia, cerca de Catania, 1945) se convirtió en una estrella del pop en España. Pero lo más curioso es que lo consiguió con canciones de temática filosófica y espiritual como 'Yo quiero verte danzar' y 'Centro de gravedad', inspiradas en la mística sufí.

Músico de vanguardia, amigo y discípulo de Stockhausen, compositor de óperas, director de cine, editor de libros esotéricos y, a pesar de todo, superventas mediterráneo, Battiato ha editado media docena de discos en castellano más a parte de aquel icónico 'Nómadas' (1986), Disco de Platino en España, que recogía versiones en castellano de toda una década de éxitos, desde que abandonó la vanguardia a favor del pop con 'L'era del cinghiale bianco' (1980).

'Ábrete Sésamo' (2013) es un disco especial: el mismo Battiato nos lo confirma. Y no sólo porque es el primero que adapta a la lengua de Cervantes en más de 10 años -el último había sido 'Hierro forjado' (2001)-, ni porque ha sido número 1 en la lista de ventas de discos italianos -la mayoría de sus discos desde 'La voce del padrone' (1981) comparten este mérito-. Es especial por la magia de las canciones que incluye y, para hacerles justicia, la adaptación al castellano se ha encargado a dos letristas con pedigrí: J de Los Planetas y Manu Ferrón, que comparte con éste el Grupo de Expertos Solynieve y que hizo las letras de 'La playa' y de 'Corrientes circulares en el tiempo' del grupo granadino.

Conexión indie
"J y Manu han hecho un trabajo maravilloso ", dice Battiato, que afirma haber escuchado su música. Y aunque dice que no ha buscado de forma deliberada la conexión con la escena indie española -"lo que busco es la calidad ", dice-, tampoco le extraña su doble condición de superventas y de ídolo de la escena underground: como prueba de esto último, pensad que Pegasvs y Extraperlo, aristocracia del pop alternativo barcelonés, se mostraron entusiastas en Twitter ante la noticia de la visita de Battiato. "Quizá porque mi música es un poco vanguardista ", concede él. Así que si pensabais que la música del italiano era un guilty pleasure, ya podéis salir del armario.
'Ábrete Sésamo' combina rock, electrónica y música de cámara: toma prestado cosas de la 'Shéhérazade' de Rimski-Kórsakov y del 'Orfeo ed Euridice' de Gluck, y el músico lo presentará en formato de banda más un cuarteto de cuerda. También es tan pop como el Battiato de los 80, cosa que el siciliano buscó, así como "la conexión con la electrónica de los años 70". Pero ahora ya no canta a los derviches: en 'Ábrete Sésamo' las canciones se inspiran en el budismo y hablan del karma y otras vidas. "Creo en la reencarnación y soy un fanático del budismo tibetano", admite Battiato, que en el nuevo disco canta que nunca moriremos porque nunca hemos nacido ('Mi testamento'), y que lo que tenga que pasar pasará, porque de hecho ya ha pasado ('Estabas conmigo'). Canciones con vocación educativa: "Hace 40 años que estudio a los místicos de todas las religiones y quiero compartir esta verdad con mis oyentes", admite.

En la era del 'Gangnam style' y 'Harlem shake', ¿cómo es posible triunfar con letras que citan a santa Teresa de Jesús, 'La divina comedia' de Dante y el poeta árabe siciliano medieval Ibn Hamdis, que Battiato ha escrito con el filósofo Manlio Sgalambro, colaborador desde mediados de los 90? "El secreto es seguir mi destino sin pensar en el éxito", dice Battiato. Lo que tenga que pasar pasará, porque ya ha pasado, ¿verdad?

Advertising