La Juganera
Pau de la Calle

Buen rollo de un tardeo de verano: ¡La Juganera vuelve a Nau Bostik!

Un año más, el festival musical gratuito más singular de julio vuelve a La Sagrera, donde podréis disfrutar de buenos conciertos en un ambiente cargado de buenas vibraciones

Time Out en colaboración con Moritz
Publicidad

Hace dos veranos, cuando todavía arrastrábamos la pandemia y empezaba a ser muy urgente recuperar las buenas vibraciones generales, La Juganera apareció en Nau Bostik de La Sagrera como si fuera un regalo caído del cielo. La idea era muy sencilla y, al mismo tiempo, muy necesaria: programar un par de noches de música y buena compañía en un entorno agradable, cercano, familiar. Muy lejos de los festivales habituales, donde hay una sobrecarga de estímulos, La Juganera quería ser una propuesta de bolsillo: dos o tres conciertos por noche, un aforo de no más de 400 personas –tampoco es que quepan muchas más en la Nau Bostik–, todo muy relajado y muy festivo. Y todo con entrada libre.

Esta iniciativa del 2021 fue muy bien recibida, y continuó el 2022 con un pequeño crecimiento, y ahora se volverá a repetir este año después de que el Ajuntament haya confirmado la continuidad del espacio emblemático del distrito de Sant Andreu, que se define como un equipamiento sociocultural de gestión comunitaria. Existía la posibilidad de que Nau Bostik, una antigua fábrica, se derribara, pero finalmente no será así: se le ha dado valor a su labor cultural, de la que acontecimientos como La Juganera son piezas centrales. Así que, un año más, tenéis una cita los días 14 y 15 de julio con dos nuevas noches de verano y tres conciertos por noche. ¿Os apuntáis? Si es así, aquí os damos toda la información que hay que conocer.

1. Los horarios y el ambiente

La Juganera se define como una fiesta mayor en miniatura, y todo el mundo está invitado a ir. Ahora bien, recordad que el aforo es limitado y, una vez se agoten las entradas, ya no habrá más. La apertura de puertas es a las 18h y el fin de fiesta será a las 23h. Una de las consignas de la fiesta es que debe ser una zona libre de actitudes de mierda (sic), lo que significa que todos los comportamientos lamentables –la mala educación, dar la lata a la gente, el sexismo, etcétera– deben quedarse en la puerta o, mejor dicho, a muchos kilómetros de distancia de la puerta. Ésta es una fiesta inclusiva, vecinal, amistosa: ¡que no la estropee nadie!

2. La música: samba, reggae y pachanga

Cada jornada empezará con un “txupinazo” y una descarga de percusión de la mano del colectivo Sagresamba, una institución en La Sagrera que lleva años haciendo tronar los tambores por las calles y en las fiestas. Y después, habrá tres conciertos y/o DJs por noche para amenizar la fiesta, con algunos elementos sonoros que conectarán todas las actuaciones: la música festiva de América del sur y el Caribe, mucha samba, reggae, ska, rocksteady, mambo... Un poco de pachanga con bandas como Moon Walkers, Les Testarudes y Peko Selectors (viernes 14) y La Niña Mai, Soul Adventures y The Parsimonians (sábado 15). Habíamos dicho buen rollo y ahí está la demostración.

3. El acompañamiento inmejorable

Este año la entrada es libre hasta completar el aforo. Y no hace falta que llevéis nada, salvo el propio vaso, porque todo lo demás lo tendréis allí: cerveza Moritz, buena comida y, lógicamente, buena compañía. Al fin y al cabo, se trata de celebrar el buen tiempo, de reunirnos en un espacio seguro y agradable. Hay otros festivales posibles en Barcelona, y La Juganera es la prueba fiable de todo lo que decimos. ¡Id!

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad