Laetitia Sadier, el grito del silencio

Entrevista con la voz de Stereolab, que presenta 'Silencio' (2012), su segundo álbum en solitario

©David Thayer

Sólo Laetitia Sadier es capaz de denunciar la ilegitimidad de las agencias de rating, el G20 y los mercados financieros para gobernar nuestras vidas y que el resultado suene a easy listening. "Ya basta de la dictadura y la tiranía del dinero, queremos una democracia de verdad", canta en 'Auscultation to the nation', tema estrella de 'Silencio' (2012).

Es su segundo disco en solitario después de que Stereolab, el grupo de pop experimental que fundó con Tim Gane a principios de los 90, y con el que ya había combinado la belleza de la forma con el contenido político, entrara en 2009 en hiato indefinido.

"Quien lo dice, que una canción furiosa debe llamar y se debe acompañar de música agresiva?", Espeta. "Y quien lo dice, que si la música es bonita sólo puede hablar de corazones rotos? Yo no, yo soy libre! La belleza del arte es que confiere libertad total. Puedes experimentar con la forma y el contenido y redefinir las reglas tanto como quieras ".

Y no tiene problemas a la hora de hacer canción protesta a ritmo de samba o con sabor cubano. Pero Laetitia no exige democracia porque crea que es su responsabilidad como artista. "No creo que los artistas tengan la responsabilidad de tratar determinados temas", dice. Pero admite que en la situación de crisis global, puede que cada vez más el arte trate estos temas. "Ya no pueden ignorarse mucho más".

Una epifanía
'Silencio' toma su nombre del que Sadier relata como una epifanía, un "puro momento de silencio" que experimentó en una iglesia de Zamora-de ahí el título en castellano-en que se le reveló la importancia del silencio para conocerlo a uno mismo. Lo explica en el tema que cierra el álbum, 'Invitation au silence'.

"Si nos ensordece el ruido nos mantenemos ignorantes de nuestro auténtico potencial", dice, y parece un gurú de la autoayuda, pero en cuanto a conocerse a sí misma, sabe de qué habla. "He aprendido mucho de mí, saliendo de gira sola durante tres años", mientras promocionaba el debut en solitario de 'The trip' (2010), un disco más íntimo que 'Silencio' en que exploraba la pérdida y el duelo.

Ahora Laetitia toca en formato de trío, su formato ideal, dice. "Ya estaba lista para volver a tocar en grupo". Afirma, sin embargo, que la experiencia de romper con Stereolab no fue traumática. "Fue un paso muy natural, lo agradecí". También dice que se muere de ganas de tocar en Barcelona: "Es un placer, porque la gente sabe escuchar el silencio en la música".

Críticas y valoraciones

0 comments