Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Lidia Damunt: "El pop comercial fue mi salvación en un sitio tan gris"

Lidia Damunt: "El pop comercial fue mi salvación en un sitio tan gris"

La murciana residente en Suecia presenta su nuevo disco, 'Telepatía'(2017), un alegato feminista lleno de historias corrientes

Lidia Damunt
Lidia Damunt
Por Marta Salicrú |
Advertising

¿Por qué 'Telepatía'?
Lídia Damunt: Se me ocurrió ponerle ese título porque pensando en todas las canciones del disco me gustaba la idea de la comunicación sin hablar, entre personas que están lejos. Llevo un año y medio viviendo en el campo, temporalmente –menos mal, sino me muero–, y de estar viviendo en el campo sueco me sentía tan mal que eso me ha ayudado a hacer el disco; igual no lo hubiera hecho si estuviera en Malmö. De esas desesperación salieron las canciones.

¿Te sentías aislada?
Uy, sí. Mucho. Era una sensación muy fuerte. Noté cosas nuevas en mi. ¿Sabes esos cantautores folkies que se van a una cabaña en medio del bosque y luego te hacen un disco? Yo decía, qué tontería. Pero funciona! A lo mejor si voy un año a la cárcel también hago un disco...

¿Y cómo han afectado estas sensaciones al disco? 'Telepatía' suena muy luminoso.
Todo el tiempo que he estado viviendo allí solo he escuchado música pop comercial, Sia y cosas así, todo más facilón y de radiofórmula. Porque lo necesitaba. Eso ha hecho que quisiera hacer un disco más luminoso, porque fue mi salvación en un sitio tan gris, sin gente.

El disco se cierra con un tema que se llama 'Hellinge'. ¿Era el sitio donde estabas?
El pueblo se llama Skällinge, pero se pronuncia 'hellinge'. Y yo lo escribo así porque remite a 'hell', infierno en inglés, y juego un poco con las palabras. Te estoy contando todos mis truquitos, pero ya está bien que lo haga, por qué si no nadie va a caer en la cuenta.

Dices que has recuperado el sentido del humor. ¿Reírte tus propia gracias puede ser consecuencia del aislamiento en este infierno rural sueco?
Sí, claro. El sentido del humor ayudo. Por motivos familiares –a mi mujer le salió un trabajo cerca de allí– caímos allí temporalmente, y mi mujer viajaba un montón. Me vi en ese contexto y me dije: madre mía, como me complico la vida! Estaba en Madrid tan a gusto, y qué hago ahora aquí? Tienes que reírte un poco de ti misma, y el humor me ha servido de mucho. Siempre me ha gustado, pero igual mi música, mis discos anteriores, no tenían mucho humor. Ahora me siento yo misma, riéndome un poco de mi. Me ha servido para hacer canciones biográficas. He contado cosa mías personales más directas riéndome de mi, que siempre me gusta.

En 'Vigila el fuego' (2012) tú ya tenías la sensación de haberte abierto emocionalmente, pero en 'Telepatía' es mucho más evidente.
Sentía que 'Vigila el fuego' era superexplícito, pero después la gente no se enteraba de nada. Aunque si lo comparabas con 'En el cementerio peligroso' (2009), que era como un juego de rol de Dragones y mazmorras, me parecía muy normal. Pero sí, tienes razón. He ido un paso más allá.

'Bolleras como tú' o 'Cambiábamos la historia' suenan a recuerdos de juventud.
Es que nos hacemos viejas! Y te pones a recordar estas cosa de juventud. También el estar ahí sin vida social, te pones a analizar tu vida: te acuerdas de esta amiga, que pasaste de ella, te preguntas donde estará. Me he dado cuenta que en estas historias veo las cosas que hice mal. Con 'Bolleras como tú' quería hacer una canción que dijera la palabra 'bollera', y cogí ese recuerdo. Pero la que peor parada sale en la canción soy yo.

Y esta amiga de 'Cambiábamos la historia' que no sabes donde está, ¿ha respirado a raíz de la canción?
No, pero antes de grabar el disco la toque en Madrid y entre el público había un amigo suyo, y la reconoció. Y me dijo que estaba bien.

Tu feminismo siempre se ha transmitido en tu actitud, pero nunca habías hecho una canción tan combativa como 'La caja'.
Quería posicionarme respecto a la abolición de la prostitución, un tema que a lo largo de mi vida siempre que lo he hablado nadie nunca está de acuerdo conmigo, incluidas muchas feministas, que consideran que hay que legalizarla. En Suecia no se penaliza la venta del sexo, sino el consumidor. Quería hacer la canción porque nunca consigo expresar bien lo que pienso. Hola, soy una freak, no consigo comunicarme con la gente de una forma normal: voy a hacer una canción. Me apetecía probar hacer una canción así: hacer canciones políticas no es lo mío, yo siempre hago historietas. Como tu dices, mi actitud ya refleja lo político. Pero con este tema quería ser clara.

Es una frivolidad, pero ahora casi parece que el feminismo está de moda.
Si hasta H&M vende camiseta feministas! Prefiero que sea así, claro. Y ahora en todos las entrevistas me preguntan al respecto. Pero si los medios nos quieren apoyar a las mujeres que hacen música, que nos den cobertura, en las páginas y en las portadas. De vez en cuando hacer un reportaje sobre el machismo en los festivales no basta. Hay que hablar todos los días.

Tenemos una relación de dependencia poco sana con nuestros teléfonos. En este contexto, cómo hay que entender una canción de amor como 'Tu teléfono'?
Es una tontería de canción, no hay que darle ningún significado profundo, solo lo que dice, es una bromita. Me hace gracia esta relación con la tecnología. Pensaba en la novela 'Crash', de Ballard, la cosa un poco erótica de tenerlo en la mano mirando fotos de otras personas. La gente está todo el día con el teléfono y me apetecía hacer una canción porque es algo muy de ahora.

Has dicho que has estado escuchando pop 'mainstream'. ¿En 'Tu teléfono' hay una cita al 'Telephone' de Lady Gaga?
Sí, y en el inicio de 'La caja' al 'Pocker face', pero nadie se da cuenta. Nadie se puede imaginar que llevo una bola de discoteca en el coche.

A la vez has recuperado el kit de la cantautora, que habías dejado un poco de lado en 'Vigila el fuego' y 'Gramola' (2014).
Me lo planteé así porque quería hacer un disco con el que luego estuviera supercómoda para tocar. Ahora me apetece hacer lo que hacía al principio, llevar mi pandereta, la harmónica, me he comprado una cosa para dar golpes con el pie... Y he hecho un disco a medida del kit de la cantautora, está planeado para poder tocar todas las canciones tranquilamente en solitario.

¿Haces conciertos en Suecia?
Yo sola no, como no van a entender lo que digo no me apetece. He tocado mucho con Arre! Arre!, el grupo que tenía allí, pero ahora ya me he cansado y lo he dejado. A mi lo que me apetece es venir a España a tocar. En Suecia empecé a ensayar con otras chicas y a hacer temas en inglés, pero no me motiva tanto, no sé por qué. Tengo la costumbre de venir a España a tocar: es mi cultura, y tengo que venir a tomar el sol. Seamos sinceras: yo lo que quiero, como todos los que viven en Suecia, es venir a España! Esa es mi gran motivación.

Pero luego grabas el disco en solo cuatro días y no te da tiempo a ponerte morena.
Ja ja, ya, pero luego puedo venir a tocar. Las canciones de 'Telepatía' se han hecho durante mucho tiempo, componer lo he hecho poco a poco. Pero como llevo las canciones muy ensayadas, luego voy al estudio y en cuatro días ya lo hago todo. Al final me sobró un poco de tiempo y todo! Lo que pasó es que estuve ensayando mucho en mi casa antes de ir al estudio y me quedé sin voz el segundo día por la tarde: no podía cantar los agudos, solo los graves.

¿De ahí la colaboración de Teresa Iturrioz de Single?
Me dije: qué hago? Estuve a punto de quitar esa canción del disco, y se lo pregunté a Teresa porque soy superfan de Single, aunque me daba mucho palo por si me decía que no. Se lo dije, lo hizo superbien y ahí queda esa colaboración espontánea.

También hay una colaboración de Hugo Sierra (Margarita, Prisma en Llamas): tu sello, Tormina Records, coeditó su debut como Sierra, 'Tiene mucha fuerza'.
Sí, Sierra se gestó en el seno de Tormina Records, y estoy muy orgullosa, es un disco muy bueno. Un par de semanas antes de ir a grabar le pregunté si le apetecía hacer alguna cosilla en 'Bolleras como tu' y en 'Quién puedo arreglar', y se lo preparó.

¿Te da mucho trabajo, Tormina Records?
Mucho trabajo no me da porque no hago nada, ja ja. Le doy al botón y mandar a fábrica. Me gusta ser jefa de algo, pero lo de sacar cosa de otros grupos lo tengo un poco parado, porque como veo que no hago nada, tampoco quiero que la gente se enfade conmigo. Así que solo saco mis discos, para minimizar daños colaterales.

 

Save

Save

Advertising