Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Maria Arnal y Marcel Bagés debutan con ‘45 cerebros y un corazón’
Maria Arnal i Marcel Bagés
© Maria Dias Maria Arnal y Marcel Bagés

Maria Arnal y Marcel Bagés debutan con ‘45 cerebros y un corazón’

Renovadores del folk y la tradición oral, el martes presentan su primer, y esperado, disco

Por Jordi Garrigós
Advertising

Dos años han necesitado Maria Arnal y Marcel Bagés para consagrarse cómo una de las propuestas más inspiradoras de la escena nacional. Hablamos con ellos antes de presentar su primer álbum, el martes en el Apolo, en un concierto que ya tiene todas las entradas agotadas de hace días.

Han sido dos años trabajando mucho, antes de publicar vuestro elapé de debut.
Maria Arnal: Hemos vivido en un estado de sorpresa constante por todo lo que recibíamos y a su vez ha sido como un ensayo de algo. En cambio, este disco es el primer trabajo en el que los dos podemos decir que estamos orgullosos y contentos de escuchar. Hasta ahora siempre acabábamos encontrando alguna pega. Tenemos la sensación que '45 cerebros y un corazón' es la culminación de esta etapa.
Marcel Bagés: La respuesta que hubo con 'Verbena' nos sobrepasó. Por nuestra parte era más una fotografía del momento en que nos encontrábamos que un trabajo realmente serio.

El recibimiento popular y por parte de la prensa os ha traído presión extra?
MA: Somos superexigentes. Hemos querido que todo tuviera nivel, desde el repertorio hasta el grafismo. Claro que había presión, pero los primeros a ponérnosla hemos sido nosotros mismos.
MB: Quizás es la primera vez que hago un disco y que, en vez de sacarlo y picar puertas, estas están ya abiertas. Te da un punto de nerviosismo.

El título, '45 cerebros y un corazón', viene de una noticia publicada en prensa.
MA: Sí, es una historia real de una fosa común que encontraron en Burgos, una noticia que me impactó y de donde salió una canción. Estuvimos pensando varios títulos y este nos pareció bastante potente, ligaba muy bien con todo: daba voz, vida y luz a un hecho tabú. Siempre hemos trabajado la memoria como tema central y este título funcionaba, tanto en el ámbito estético como en el conceptual. También hicimos ensayo-error preguntando a amigos y les gustó.

Volvéis a adoptar un tema conceptual, esta vez alrededor de la memoria.
MA: Siempre lo hemos hecho así. En 'Remescles, acoples y melismas' nos aproximábamos a las canciones desde la cotidianidad y 'Verbena' era la fiesta, el espacio de encuentro, el ritual, la noche... En el disco, el abanico es muy amplio, y también incluye la manera como los astrónomos entienden la memoria: dicen que toda forma de luz es memoria porque el cielo que vivimos ya es un cielo pasado, que sale en 'Tú que vienes a rondarme'. O los multiversos de 'Desmemòria'. Al final había dos vías: la del silencio, oscuridad y muerte contrapuesta a la voz, luz y vida.

A quién va dirigida Canción total?
MA: Es una canción de un amigo, Héctor Arnau de Las Víctimas Civiles, que a pesar de ser de amor, es tan irónica que no lo parece. Es muy crítica y define el horror de nuestro mundo, un tema romántico que sigue las lógicas del capitalismo y el consumismo. Vivimos un momento muy triste donde el "quiéreme" se transforma en "cómprame".
MB: La ironía, quizás no lo habíamos trabajado mucho hasta ahora [ríe].

Habéis escogido la canción más pop, 'Tú que vienes a rondarme', como carta de presentación.
MB: Es un tema 100% nuestro (música y letra), afloró en el tramo final de la grabación y gustó a todo el equipo con el que trabajamos.

También habéis recuperado repertorio antiguo.
MA: Esto son dos años enteros de nuestra vida, y estas canciones nos han acompañado de buen principio.
MB: Las grabaciones antiguas no les hacían justicia

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Recomendado

    También te gustará

      Advertising