Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Miqui Puig: "Seguimos aquí, empujando, pero no desde la primera línea”

Miqui Puig: "Seguimos aquí, empujando, pero no desde la primera línea”

Con las piernas marcadas de montar en bici y por su carrera de cantante de amor, publica ‘Escuela de capataces’ (2017) con su Agrupación Cicloturista. Nos sentamos con él en la barra para que nos hable de este lanazamiento

Escuela de capataces
© Maria Dias Miqui Puig
Por Marta Salicrú |
Advertising

Miqui Puig tiene “las piernas marcadas de montar en bicicleta”. Por eso publica su nuevo álbum, 'Escuela de capataces' (2017), bajo la Agrupación Cicloturista Puig, un nombre que hace referencia al trabajo en equipo –las melodías las ha coescrito junto a Marc Botey, aliado desde Los Sencillos– y que sirve de declaración de intenciones. “En la portada estamos detrás de la barrera, mirando como se esfuerzan los ciclistas. Es un proyecto de ir haciéndolo muy bien y muy bonito, pero sin la obsesión de estar en primera división. Seguimos aquí, empujando, pero no desde la primera línea”.

Porque Miqui Puig, cantante de amor desde el 1968, tiene las piernas marcadas: por el álbum 'Impar' (2008), por ejemplo, o por su alianza con el Original Jazz Orquesta del Taller de Músicos, dos proyectos que no recibieron suficiente atención. Luego se refugió en la barra radiofónica de la bodega 'Can Tuyus' hasta que La Xarxa la cerró. Y es desde esta barra que toma forma el nuevo proyecto, “con un tipo maduro que observa, que busca un plan donde huir. Soy yo y mi universo”.

Cómo si fuera el 1984
En cuanto al sonido, Puig “quería el 1984”, año en que se publicaron muchos de los discos que lo han marcado. Afirma que la revisión de los 80 se ha centrado en el pop con sintetizadores. “Y a mí me apetecía hacer una revisión cruda”, vestida de “coartada artística”, sobre un cuarteto, “sin metales”, como los que le gustaban entonces: “Bandas muy pobres que iban al estudio pocos días y que con los cuatro recursos que tenían te explicaban historias”.

El 'Escuela de capataces', inspirada en un edificio de León, es “un lugar con personajes donde pasan cosas”, tres canciones al bar y las otras en los alrededores. Y al nuevo álbum de Miqui Puig, “un 'Casualidades' –su debut en solitario del 2004– más maduro”, se va a sentar a la barra para beber sin sed y escuchar historias como aquellas del 1984. “Escribir es mi pasión, y si no lo hago es porque tengo amigos que lo hacen tan bien que me da miedo”. Sí que lo hace: pero él escribe canciones.

Advertising