Nacho Vegas canta Mike Leigh

El asturiano presenta 'La vida es dulce', su homenaje a la obra del cineasta social británico
Nacho Vegas
Por Marta Salicrú |
Advertising

La crisis ha convertido a Nacho Vegas en Billy Bragg. Desde que inició la carrera en solitario después de la etapa con Manta Ray, el ídolo asturiano nos tenía acostumbrados a canciones en que hacía colada sentimental, pero en el contexto actual Vegas se ha pasado a la canción protesta. Fue uno de los primeros en apuntarse al proyecto colectivo de la Fundación Robo-en que diferentes músicos ceden canciones de temática social; el disco del proyecto está previsto para este mes-con 'Como hacer crac', tema en el que canta a la desarticulación de "la cúpula de la CEOE" y al desahucio de la familia Botin, y que a finales de 2011 publicó en un mini LP homónimo. Y ahora nos visita con 'La vida es dulce', un espectáculo que homenajea a uno de los nombres clave del cine social: Mike Leigh.

El proyecto nació como producción propia del Abycine, el Festival Internacional de Cine de Albacete, que Vegas inauguró en 2011. El espectáculo recogía el testigo de Christina Rosenvinge, Fernando Alfaro y Joaquín Pascual, que en ediciones anteriores del festival habían musicado películas de Robert Bresson, Stanley Kubrick y David Lynch. Cuando propusieron a Vegas hacer lo mismo, él se decantó por Leigh quien, con Aki Kaurismäki, define como uno de sus realizadores de cabecera.

"Es un autor que ha sabido retratar la parte menos amable de la sociedad postindustrial en decadencia, un mundo en que las personas valen aquello que producen-decía Vegas en la presentación del concierto en Albacete-. Ha dado voz a personajes que se han perdido, gente herida y que hiere, atrapada en trabajos miserables y en relaciones en que se debe elegir entre todo o nada. Son la clase de personas y de paisajes urbanos que nutren muchas de las grandes canciones de las últimas décadas. La música popular de los últimos 30 años tiene muchos rasgos en común con su filmografía ".
Vegas y su banda-un quinteto con los músicos con los que grabó su último álbum, 'La zona sucia' (2011), pero sin su guitarrista habitual, Xel Pereda-interpretarán canciones inéditas inspiradas en cintas de Leigh como 'La vida es dulce '(1990)-de ahí el nombre del espectáculo-,'indefenso '(1993),'Secretos y mentiras '(1996) y' Todo o nada '(2002), de las que se proyectarán fragmentos en sincronía con la música. "Su cine tiene un ritmo cadencioso, lento, que le va muy bien a un tipo de canciones-decía Vegas-. Lo que hice fue inspirarme en su universo más urbano y en este tipo de personajes que me parecen tan inspiradores a la hora de hacer canciones ". Por eso prescindió de cintas como 'El secreto de Vera Drake' (2004) y 'Topsy-Turvy' (1999).

Escenas dialogadas
En algunos momentos, sin embargo, la música dará paso a fragmentos de diálogos escogidos que, según Vegas, "definen el mundo de Mike Leigh", como uno de estremecedor de 'Todo o nada', con Timothy Spall llorando a lágrima viva. "La complicación más grande es ser respetuoso-dice-, porque es un homenaje a uno de mis directores favoritos".

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com