Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Abre el primer restaurante con robots de España
Noticias / Comer

Abre el primer restaurante con robots de España

Robot del restaurant Crensa
Foto: Crensa Robot del restaurant Crensa

No se trata de la segunda parte de 'Regreso al futuro', con ese bar donde todos los empleados han sido substituidos por pantallas y robots. Ese futuro no ha llegado aún, aunque ya está cerca. El primer paso lo han dado en Valencia, en concreto en el barrio de Benimaclet, donde acaba de abrir el primer restaurante con camareros robots.

Crensa, que así se llama el local, presenta un concepto de cocina fusión española y china, platos que dos robots llevaran a cada mesa de forma autónoma. De momento no podrán tomar pedidos ni responder las solicitudes de los clientes, lo que hace aún necesaria la presencia de camareros de carne y hueso.

La idea pionera en España ya hace tiempo que funciona en algunos países asiáticos como China o Japón. Por eso el joven empresario Zhijie Yan ha decidido importarla para ver su posible impacto entre el público valenciano.

En principio estos robots fueron creados para librar de trabajo a los empleados, pero el riesgo de substitución de personal es evidente a medio o largo plazo cuando la tecnología permita abaratar costes. Según Yan, estos camareros suponen “una ayuda a los humanos” para lograr “mayor agilidad y eficiencia", y descarta la substitución de personal.

"Que aproveche, cariño"

De momento esta experiencia pionera arrancó esta semana con mucha expectación. Los robots de metro y medio se llaman Mulán y son muy educados: “Qué aproveche, cariño", dicen al entregar los pedidos, aunque su comprensión y la posibilidad de interactuar con ellos se limita a este trámite. Se desplazan por unos rieles instalados en el suelo que les hacen llegar a cada mesa, y cada trabajador ha de hacer una pequeña formación para poder darles instrucciones.

No son los únicos robots del local. Aunque con aspecto menos humanoide, la cocina cuenta también con otros seis robots tipo Termomix que preparan gran parte de los platos que se sirven en las mesas.

Foto: Crensa

La decoración del local también evoca elementos del imaginario de la robótica, con aire futurista y colores muy llamativos. Para emprender este viaje al futuro de la restauración de momento hay que viajar hasta Valencia, en concreto a la calle del Dr. Vicent Zaragoza 29. Y por cierto, ¿hay que dejar propina a un robot?

NO TE LO PIERDAS: 11 cosas de otras ciudades que nos gustaría tener en Barcelona

 

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments