Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Charlie Pee
Foto: Cruïlla XXSCharlie Pee

Charlie Pee: "Todo lo que explico en mis monólogos me ha pasado de verdad"

Charlie Pee se enamoró del 'stand up' y no miró atrás. Todo lo que pasa en la vida de esta humorista es carne de monólogo.

Rita Roig
Escrito por
Rita Roig
Publicidad

¿Cómo llegas tu al mundo del 'stand up'?

Yo terminé la carrera muy perdida. Había estudiado Traducción e Interpretación, pero tenía clarísimo que nunca quería trabajar de aquello. Siempre me habían gustado los monólogos, así que busqué cursos de 'stand up' y me apunté a un intensivo de verano.

¿Cómo fue?

Cuando el curso terminó, teníamos que hacer nuestro monólogo en público. Yo siempre había tenido muchísimo miedo escénico… pero cuando dije el primer chiste y la gente se rió, aluciné. ¡La gente se reía de algo que había creado yo! Me di cuenta de que podía hacer reír siendo yo misma y pensé: quiero hacer esto, para siempre.

¿Charlie Pee es un personaje?

¡No! ¡Todo lo que explico a mis monólogos me ha pasado de verdad! De hecho, después de tantos años haciendo 'stand up', reflexiono sobre mi vida en estos términos. Cuando tengo miedo a hacer algo pienso; si sale bien será de puta madre y si sale mal será un monólogo.

¿Todo lo que ocurre en tu vida es carne de monólogo, entonces?

Hablo de todo. La única barrera que me pongo es cuando se trata de una experiencia compartida con mi madre o mi pareja, por ejemplo… Si ellos no quisieran, no lo utilizaría para hacer reír.

Hablas de experiencias muy personales, sin embargo. ¿Cómo lo vive tu familia?

¡A mis padres les da igual! Mi madre se ríe mucho cuando me viene a ver... Y mi padre, la primera vez que vino, no me avisó: en ese monólogo yo hice chistes sobre mi aborto, sobre sexo y sobre pollas. Cuando acabó me dijo que lo había hecho muy bien. ¡No me da vergüenza porque, al final, son experiencias personales pero también universales! Deberíamos poder bromear sobre estas cosas.

¿Es posible vivir solamente de hacer 'stand up'?

Yo creo que es posible si pasas por el proceso de trabajar de otras muchas cosas. A mí hacer monólogos me abrió otras puertas laborales, aunque no lo buscaba. He hecho de guionista, he presentado programas de radio… Si nadie te conoce, vivir del 'stand up' es muy difícil. Es un mundo muy pequeño y, por tanto, cuesta que te salgan suficientes 'bolos' bien pagados para ver de esto. Ahora, si te haces un nombre, considero que puede llegar a ser posible. Yo quería ser monologuista en un primer momento, ¡pero me encanta lo que estoy haciendo ahora! Hacer radio, escribir ficción… me encanta.

¿Qué te hace reír a ti?

Jim Carrey me hacía mucho reír, ¡de pequeña! Mi padre le imitaba y me encantaba. Cuando me decía que vivía de hacer reír a la gente… me parecía el mejor trabajo del mundo.

Últimas noticias

    Publicidad