Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Cinthia Marcelle
Scott ChasserotCinthia Marcelle

Cinthia Marcelle: "En vez de traer gente al museo, los artistas podemos llevar el arte a otros espacios"

Hablamos con Cinthia Marcelle sobre su retrospectiva en el MACBA, comissariada por Isobel Whitelegg

Rita Roig
Escrito por
Rita Roig
Publicidad

El arte de Cinthia Marcelle ocupa las salas del MACBA. En muchas de sus obras, la artista brasileña implica a participantes que pueden ser obreros, trabajadores del campo e incluso personas desconocidas.

¿Por qué te gusta involucrar a trabajadores en tus obras de arte?

Me interesa la política de la inutilidad. Pregunto a los obreros qué hacen en sus trabajos y les pido que hagan algo distinto. Cuando construyen casas o apagan fuegos, sus acciones tienen un objetivo. Pero cuando lo hacen sin motivo, es distinto. Decidimos hacer un recorrido concreto con un tractor, cómo colocaremos las máquinas… Y estos trabajadores se convierten en los primeros visitantes de mi arte.

¿Cómo responden cuando les pides algo así?

¡La gente ha oído hablar del arte, pero no se imagina que algo así puede serlo! Mi arte no existiría si no pudiera involucrar a la gente, porque busco cambiar los espacios donde tiene lugar arte. En lugar de traer gente al museo, los artistas podemos llevar el arte a otros espacios. De hecho, creo más difícil hacer arte dentro de un cubo blanco, dentro de un museo. 

Cinthia Marcelle
MACBACinthia Marcelle

¿Cuál es la pieza más destacada de tu exposición en el MACBA?

El punto de partida es la instalación 'The family in disorder'. Es una gran obra de arte colaborativa dividida en dos salas del museo. En una sala, están todos los materiales que utilizo para mi arte, ordenados como en un almacén: ladrillo, papel, cemento, etcétera. En la otra habitación, seis personas deben desorganizar todos estos materiales.

¿Quiénes son estas seis personas?

Gente que trabaja en el MACBA, como el personal de sala, limpieza o actividades educativas. Hacen trabajos poco visibles, pero aquí se convierten en los protagonistas de la pieza. Han estado en la habitación durante cinco días con un objetivo: detonar la estructura de los materiales produciendo lo que ellos quieran. Después, entro para ver el resultado.

¿Cuál fue tu reacción al ver la instalación definitiva?

Esta pieza es todo un acto de confianza, que también he realizado en otros museos. Cuando entras, ves siempre algo nuevo. Es como una explosión.

Últimas noticias

    Publicidad