Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Masía abandonada
Foto: David Cayuelas Masía abandonada

El fotógrafo de los sitios abandonados más misteriosos de Cataluña

UrbandcExplorer inmortaliza en foto lugares que nunca os habríais imaginado que existen

Por
Ricard Martin
Publicidad

David Cayuelas es UrbanDCExplorer, un fotógrafo de sitios abandonados que se adentra en los emplazamientos más inhóspitos, solitarios o misteriosos que cabría pensar. Recintos donde el tiempo se paró, y hay cosas que nunca habrías imaginado, dejadas de la mano de Dios. Estamos hablando de "teatros, escuelas, masías ... Lugares impresionantes que no te explicas que no se aprovechen. Supongo que por embargos o disputas de herencia", razona Cayuelas.

Centro de arte abandonado
Foto: David CayuelasCentro de arte abandonado

Todos sentimos cierta fascinación por el misterio, y la suya se inició de pequeño: "Entraba en los lugares abandonados y miraba cosas. Y cada vez me aficioné más a la fotografía y lo combiné". Este hobby para él tiene un atractivo primario muy fuerte: "En un lugar mil veces visto por fuera donde no te puedes imaginar lo que te encontrarás dentro". Basta ver algunas de sus fotografías: locales sociales y bares que parecen de antes de la democracia, un salón de bodas que no recibe a gente desde finales de los ochenta, una discoteca lounge devastada, una perturbadora casa de colonias que cae a pedazos ... "Lo primero que me fijo cuando entro en un lugar es un calendario, para saber cuándo fue el último momento que estuvo en uso", revela.

El payaso diabólico en bar (abandonado) de pueblo
Foto: David CayuelasEl payaso diabólico en bar (abandonado) de pueblo

Cayuelas tiene un estricto código de conducta 'urbex': "Cuando publico un reportaje tapo los nombres, no hago fotos de exteriores para que la gente no encuentre el lugar. Así evitas el vandalismo o minimizas la posibilidad de especulación. Siempre entramos por una obertura, no rompemos nada para acceder, y procuro que nadie me vea, porque si lo hacen llamarán a la policía. Y es normal, no saben qué estás haciendo. Mi objetivo es entrar, tomar fotos, salir y dejarlo todo tal como estaba". Resume así el modus operandi de este curioso gremio.

Son pedazos de realidad apartados y cerrados, si no fuera por las fotos no los veríamos nunca"

Ahora bien, también tiene una norma personal: nunca revela su cara en las fotos, siempre aparece con una máscara de payaso diabólico (en la foto que le hemos hecho, en las insospechadas catacumbas que hay bajo el bar Can Pumuki, ha hecho una excepción): "Hay gente que hace esto para darse a conocer. No es mi caso. Subo las fotos para que la gente las disfrute. Son pedazos de realidad que han quedado apartados y cerrados, y si no fuera por eso, no los veríamos nunca".

David Cayuelas en Can Pumuki
Foto: Scott ChasserotDavid Cayuelas en Can Pumuki

La pregunta obvia no se puede pasar por alto: ¿Algún encuentro paranormal? ¿Ha pasado miedo? "Una vez fui solo a un castillo del siglo XII. Tenía tres plantas y empecé a hacer fotos arriba. Hacía mucho frío. Abajo noté un golpe muy fuerte, como si hubieran cerrado la puerta de golpe. ¿Hola? No había nadie. A veces es el viento, pero el día era muy soleado. Y tenía la sensación de que había alguien detrás de mí, mirándome. Terminé rápido, para salir por piernas". Esta afición, dice, "le quita tiempo y dinero, pero la satisfacción compensa. En cada lugar sientes cosas diferentes dentro de ti".

Saló de banquets abandonat
Foto: David CayuelasSaló de banquets abandonat

NO TE LO PIERDAS: Los lugares abandonados más terroríficos de Cataluña

Lee el número de junio de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Últimas noticias

    Publicidad