Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

El Teatre Arnau 'abrirá puertas' en septiembre

Por
Andreu Gomila
Publicidad

Las obras de rehabilitación del Teatre Arnau no empezarán hasta 2019, pero la plataforma que ha hecho posible que el antiguo teatro de barraca del Paral·lel no caiga en el olvido convertido en un montón de escombros o en un hotel ha decidido abrirlo ya con una serie de espectáculos que se desarrollarán por el Raval, Poble-sec y Sant Antoni mientras duren las obras. La primera se llama 'Carrer Hospital amb Sant Jeroni', de Jordi Prat i Coll. A partir del 28 de septiembre, la pieza se representará en 10 funciones durante tres fines de semana en 7 espacios diferentes del barrio del Raval: la Plaça Folch y Torres, el espacio La Mangrana y en una azotea de la calle de la Lleialtat, la portería de los Jardins de Rubió i Lluch, un almacén de la calle de Sant Rafael, el Picadero de la calle Carretes y el Cafè de les Delícies (Rambla del Raval).

La pieza de Prat y Coll, dirigida por Laia Ricart y Roberto Romei, es una metáfora sobre las dinámicas urbanísticas y los agujeros emocionales del vecindario de una calle, la calle Hospital con Sant Jeroni, que desapareció con la construcción de la rambla del Raval.

Curiosamente, Prat y Coll, que tiene 40 años y nunca ha visto el Arnau en su apogeo, vive a menos de cien metros del teatro. "Cuando paso por delante me recuerda todo el teatro que había en el Paralelo a principios del siglo XX", dice. "Ahora hay la esperanza de que se recupere como un teatro vinculado al barrio o lo que la sociedad necesite", añade. De jovencito, a mediados de los años 90, pudo ir. Vio 'Blues en la nit' y 'The Rocky Horror Show', ambas dirigidas por Ricard Reguant, "muy decadente, todo ello, ya entonces, ya que un grupo de borrachos comenzó a increpar a los actores".

Más adelante se presentará un nuevo espectáculo y se dará a conocer un archivo digital que recogerá la memoria del Arnau y del Paral·lel.

La recuperación del teatro ha sido posible gracias a la movilización de los vecinos, aglutinados en la Plataforma Recuperem el Teatre Arnau, que consiguieron que el Ayuntamiento comprara el edificio en 2011 por 2 millones de euros a una iglesia evangélica china. El nuevo Arnau será un equipamiento municipal que fusionará las artes escénicas, la recuperación de la memoria del edificio y el Paral·lel y el trabajo con la comunidad de los barrios contiguos. La voluntad es que sea un proyecto cultural singular: de referencia para toda la ciudad, combinado con una fuerte vinculación al territorio y la recuperación de las memorias de este entorno. Uno de los espejos del nuevo Arnau es el Teatro del Barrio de Madrid, que gestiona Alberto San Juan, con una fuerte implicación del barrio.

La propuesta ganadora del concurso de rehabilitación, de H Arquitectes, mantendrá la fachada, la boca del escenario, la forma de herradura de la sala, la barandilla del anfiteatro y toda la estructura de madera (pilares, forjados, entramados de fachada...). El edificio mantendrá una disposición que incluye una planta subterránea, otra de semisubterránea, una planta baja y dos plantas piso.

Últimas noticias

    Publicidad