Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La gran alcachofada y otros récords Guinness gastronómicos
Alcachofas a la brasa
© Shutterstock Alcachofas a la brasa

La gran alcachofada y otros récords Guinness gastronómicos

Advertising

Los records Guiness gastronómicos tienen un punto (o un puntazo) de absurdidad tremendo. Eso sí, los hay más irracionales (¡el récord mundial de un adulto engullendo comida de bebés!) que otros. Estamos a punto de presenciar uno lleno de enjundia y sabrosura: el restaurante Pura Brasa se ha propuesto conseguir el récord Guinness de la mayor cantidad de alcachofas hechas a la brasa de una sola vez. Hasta ahora, nadie ha llevado a cabo una acción similar: el reto será asar 12.5000 alcachofas a la brasa en una sola hora.

La gesta tendrá lugar en la playa Els Pins de Pineda de Mar el próximo sábado 17 de marzo. A las 11.30 h se encenderán 60 metros lineales de brasa, y a las 12.30 h se cargaran las parrillas con las deliciosas plantas, que se empezaran a servir a las 13.30 h. No tendrá un mero carácter contemplativo, el asado: la organización ha preparado precios especiales para venir a comer en familia: 2 alcachofas con romesco, una butifarra y pan con tomate y bebida, 6 euros (y dos alcachofas adicionales con romesco, a dos euros). Parte de los beneficios irán destinados a la Fundació Banc dels Aliments. Deacuerdo, esto parece muy razonable. Pero pasemos lista a otros récords divertidamente absurdos que hemos roto en nuestro país.

Llevar 39 copas de vino en una mano. Este récord, todavía imbatido, lo ostenta el camarero de origen filipino dels Quatre Gats, Reymond Adina. Lo batió el 24 de octubre del 2007. Llevar el máximo número de copas en una mano es una cuestión de orgullo para los camareros de oficio ¡Y este hombre acumuló 39 sin romper ninguna!

© Record Guiness

La escultura de mazapán mas alta del mundo. OK, hay récords que por su bizarra especificidad parecen fáciles de conseguir. Pero a ver quien es el guapo que se curra una estatua de Don Quijote de 3,599 metros hecha con 600 kilos de pasta de mazapán. Enmarcado en los fastos del IV Centenario de la Muerte de Cervantes, lo preparó un pastelero de Toledo. Que por cierto, logró una hazaña quijotesca: arrebatarle este récord a un caramelo gigante de Disney en los Ángeles.

La tortilla de patatas más grande del mundo. Óbviamente este era un récord que tenia que romperse en España. Pero tuvimos la negra. Hasta una organización como el Guinness, experta en certificar fricadas, se equivoca. El 2 de agosto de 2015, en la plaza de la Virgen Blanca en Vitoria, se cocinó una tortilla de patatas enorme con 1.600 kilos de patatas, 16.000 huevos, 150 litros de aceite, 26 kilos de cebollas, 15 kilos de sal y 12 cocineros. Todo parecía que saldría a pedir de boca, pero Guinness no lo aceptó, alegando que estaba hecha por porciones cuadradas unidas para formar una rueda gigante, y que esto no era manera de hacer una tortilla, oiga. Retuvo el récord, pues, una tortilla de patatas nipona hecha en 1994, que no estaba ni hecha según los cánones de la verdadera tortilla española. Eso sí, en 2015 organismos tan prestigiosos como Record Holders Republic y OWR Official World Record–esto es, la competencia de Guinness– acreditaron la gesta.

© OWR

La pelea de comida mas anual grande del mundo. Habéis acertado: este récord lo ostenta la tomatina de Buñola (Valencia). En su edición más concurrida, el último miércoles de agosto del 2012, en esta fiesta 40.000 personas se tiraron por la cabeza cuarenta toneladas de tomate. Y por las calles fluyeron ríos ácidos y carmesíes de 30 centímetros de altura. Hasta los tobillos de salsa de tomate. Algo que tanto puede despertar el hambre y mojar pan, dar asco o haceros engendrar un anticristo psicópata asesino, como le pasa a Tilda Swinton en el filme de terror Tenemos que hablar de Kevin.

Tomatina en Buñola

 

Tomatina en Buñola
© Shutterstock

 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising