Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right La nueva modalidad de yoga que lo peta en Barcelona
Noticias / Ciudad

La nueva modalidad de yoga que lo peta en Barcelona

La nueva modalidad de yoga que lo peta en Barcelona
© Suco Sessions

No exageramos si decimos que es nueva y que lo está petando en las playas de Barcelona. Tampoco exageramos si decimos que es capaz de mezclar yoga, baile, fitness, meditación en absoluto silencio. Y por último y no menos importante, no exageramos si decimos que se hace a ritmo de música electrónica y al compás de un buenrrollismo contagiador.

Desde hace un año y medio las Suco Session ocupan playas como la de la Barceloneta o la de la Mar Bella. Los podrás identificar con facilidad. Grupos de unos 15 o 20 (a veces llegan a ser centenares), equipados con auriculares y bailando como si no hubiera mañana pero sin emitir un decibelio de música. Resumiendo, te van a parecer unos locos descalzos en la playa que se creen en medio del Apolo a las 3 de la madrugada, pero en cambio están en silencio y son las ocho de la tarde. ¿Que está pasando? ¿Les ha abducido un ovni en algún 'after' del mundo y les ha tirado en medio de la Barceloneta en un estado de catarsis colectiva? La sensación des del exterior podría acercarse a esta pero nada más lejos de la realidad.

© Suco Sessions

 

En su web aconsejan llegar 15 minutos antes de la sesión. Se reparten los cascos inalámbricos, alguna que otra sonrisa de complicidad y chupitos de jengibre concentrado. "Esto te ayudará a entrar en calor y no lleva nada de alcohol", me advierte Jorge, un veterano de las Suco Session. "Las sesiones al atardecer son una pasada pero las que se hacen a las 6 de la mañana son un chute increíble de energía", dice chupito en mano y con una convicción digna de un buen feligrés. El jengibre ha hecho efecto y nos adentramos en la playa. Descalzos. Empieza la sesión con música electrónica y con la voz relajante de Jamie, profesor de yoga a la vez que de zumba y creador de Suco (The Sunshine Collective). Saltos, flexiones, gritos liberadores y todo tipo de ejercicio 'cardio' de los que te dejan exhausto. "¡Seamos el niño que algún día fuimos, dejaros llevar por la música y sed patosos y ridículos!". Nos va repitiendo un Jamie que nos rodea sin intimidar. El mar y gente en toallas de fondo. No importa, volvemos a ser niños. Nos miramos como si nos conociéramos de hace días y el 'buenrollismo' fluye sin querer.

© Suco Session

¿Pero, y el yoga? Ahora llega, giro de registro musical. Jamie se va un momento al ordenador para cambiar la lista (recordemos que es dj) y empieza la bajada. Posturas de yoga, marcamos nuestra zona de equilibrio en la arena y hacemos ejercicios en parejas. "Cerrad los ojos y dejad que vuestro compañero os guía por la playa. Confiad". Ha entrado en juego la meditación, esto es todo un tres en uno, pero en estampida. Sube el ritmo de la música, se aproxima el estribillo y nos volvemos locos. De zero a cien! La playa es nuestra y los cascos nos aíslan totalmente del exterior. Una hora y media de subidas y bajadas, de paz y energía. Namasté!

 

Y con esta fórmula, siempre con auriculares e inspirada en las 'silent disco', Suco Session y Suco Yoga (yoga convencional con cascos) ya llevan un año y medio dando guerra (paz) en Barcelona. La idea nació del mismo Jamie y la desarrolló con mucho éxito en Sudáfrica para exportarla al mundo des de Barcelona. De momento, lo que él define como 'eventos conscientes de discoteca en silencio' cuentan con sesiones casi diarias en varias playas de la ciudad y centenares de participantes entregados a un cóctel de sensaciones llamado Suco.

 

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments