Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las alternativas solidarias y sostenibles al Black Friday
Noticias / Tendencias

Las alternativas solidarias y sostenibles al Black Friday

Green is the new black
Foto: Shutterstock / hand draw

Decimos no al viernes negro porque creemos en no consumir más de lo necesario y porque es el resultado de un sistema que sobreproduce y no siempre en condiciones sostenibles y éticas. Al mismo tiempo entendemos que el Black Friday es una oportunidad para comprar a precios más económicos de lo habitual así que, si el sistema presenta grietas, podemos aprovecharnos de ellas. Tanto si sois defensores como detractores del viernes negro, debéis conocer algunas iniciativas que, a su manera, promueven alternativas de consumo.

Foro sostenible

No os perdáis la primera edición del Re-Barcelona en el Museu del Disseny, un encuentro profesional con espacio también para el público general en el que se visualizarán proyectos y procesos del textil para ser más sostenibles. El viernes 29 podéis ver a estudiantes de las escuelas de moda en acción en un maratón de 'upcycling' comisariado por la gente de Makeo para darle una nueva vida a ropa en desuso procedente de la Fundació Roba Amiga.

El martes 3, coopera

Como respuesta al viernes negro, el martes es para darse a los otros según pregona el #givingtuesday, un movimiento global para fomentar la solidaridad. El 3 de diciembre es la fecha escogida para dar alimentos, dinero, objetos de segunda mano, tiempo (en forma de voluntariado). Podéis escoger entre colaborar con alguna de las setenta iniciativas adheridas al givingtuesday.cat, o acercaos a descubrir entidades y proyectos que 'hacen cosas' interesantes para los otros, desde Arrels, el Casal d'Infants del Raval, el Banco de Alimentos... escoged una tarea que os sea afín y colaborad por amor al prójimo.

Todos los 'likes'

Iaios es una marca catalana que apuesta por utilizar lanas recicladas y por la producción local y no es la única firma que se aleja del discurso del Black Friday: no ofrecerán descuentos pero sí que destinarán un 5% de sus beneficios a Proactiva Open Arms. En una línea similar, la ratafía L'Hòstia le da la espalda a la fecha y a la actitud consumista y ha anunciado que el viernes doblará el precio de sus productos y destinará los beneficios recogidos a La Marató de TV3, este año dedicada a las enfermedades minoritarias. También se han apuntado Thinking Mu y han anunciado que para combatir el consumismo loco y en clave solidaria darán stocks de la marca a asociaciones y proyectos sociales y medioambientales que puedan necesitar ropa (encontraréis más información en su Instagram).

Resistir la compra 

Cada vez hay más voces que se oponen a las dinámicas de la industria de la moda por razones de sostenibilidad y comercio justo. Hay quien asume el reto de no consumir textil durante un año (o 52 semanas, como defienden desde el movimiento Extinction Rebellion), quien practica la filosofía del "comprar menos y mejor", quien cose los pantalones rotos para alargarles la vida, quien viste de segunda mano... Mientras en los países nórdicos (¿para reventar la burbuja del consumo?) han acuñado un término que recrimina la compra masiva de ropa y la posterior exhibición en las redes sociales: es el 'köpskam' o "la vergüenza de comprar". 

Otro viernes verde

'Black Friday, black future' grita el movimiento Fridays for Future que, un viernes más, alzará su voz para denunciar la emergencia climática y reivindicar nuevos modelos de consumo. Si queréis sumaros a la concentración prevista para el día 29, echadle un vistazo a sus redes sociales.

 

NO TE LO PIERDAS: ¡este Black Friday aprovecha los descuentos culturales!

Advertising
Advertising

Latest news