Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las promesas electorales más demenciales de Barcelona
Noticias / Ciudad

Las promesas electorales más demenciales de Barcelona

Las promesas electorales más demenciales de Barcelona
FOTO: Twitter

Sí, vivimos en campaña electoral perpetua: ahora tocan la de las municipales y las europeas. La temporada de campaña electoral tiene dos ejes: los insultos entre partidos y la regurgitación de promesas difíciles de cumplir. Ahora bien, la hemeroteca es la espada de la verdad, y más ahora que la tenemos a un golpe de clic. Tómese siete minutos para recordar las promesas electorales más demenciales que han planeado sobre el futuro de Barcelona. Y uno para imaginar el futuro distópico que nos venía encima si estas propuestas se hicieran realidad todas a la vez.

1. El Tibidabo en el Foro. Esta es mi favorita. En 2007, Jordi Portabella, el candidato de ERC a la alcaldía, propuso trasladar a la zona del Foro el Parque de atracciones del Tibidabo. El principal motivo para hacerlo era que el parque de atracciones "tiene dificultades reales y conocidas para acceder en transporte público". No es mal argumento, pero se tambalea si tenemos en cuenta que el carisma y el encanto del parque es su ubicación en el Tibidabo. El antiguo eslogan del Parque era Tibidabo, la Montaña Mágica. ¿Qué dirían entonces? ¿El Foro, la Explanada de Cemento Mágica?

2. Una pista de esquí en la Zona Franca. Este clásico de la era Trias está enterrado definitivamente. Y no es extraño; la hipotética construcción de una pista de nieve artificial para apoyar la eterna candidatura de Barcelona a los Juegos Olímpicos de invierno –vinculado a la empresa holandesa Snow World– se tenía que ubicar donde está el Banco de Alimentos y La Merccè, el instituto con mas oferta de formación de FP de Barcelona. Hombre, ya puestos, mejor en Pedralbes que hace más bajada para las pistas negras.

3. Un monorraíl que recorra todo el litoral barcelonés. Antes de las guerras electoralistas del tranvía por la Diagonal, el arquitecto jefe por excelencia del socialismo en Barcelona, ​​Josep Antón Acebillo, tenía una obsesión: en 2001 quería un tren monorraíl que circulara elevado, y que uniría el Portal de la Pau con Prim, con ramales hasta Montjuïc, el puerto y la zona del Fórum. Convertir todo el frente litoral en una montaña rusa, vaya. No pasó; ahora, sí disfrutamos varios años del tambor de lavadora en el centro de Glòries, 'made in Acebillo'.

4. 300.00 pisos en una isla frente a Barcelona. El empresario alemán Karl Jacobi –famoso para pedir prisión para los 'indepes' en una comida en el Círculo Equestre– más que una propuesta electoral tiene un sueño: construir 300.000 viviendas en el mar frente a Barcelona. Rollo Dubai, pero en lugar de formar una palmera escribiría la palabra Barcelona (que iría de la Barceloneta al Fòrum, y que sería lo primero que vería un OVNI o un avión que nos sobrevolara). Sin comentarios. Bueno, sí, una pregunta. ¿Serían viviendas de VPO o chalets en primera línea extrema de mar para jeques árabes? Y, cuidado, que ha vuelto a decir algo gordo: todo ciudadano que se compre un coche tendrá derecho a dar una vuelta por Circuito de Montmeló!

5. Más metralletas, fusiles y paracaidistas. El candidato del PP a la alcaldía, Josep Bou, no está hablando de su colección de 'Geyperman', sino de dotar a la Guardia Urbana de estos elementos "para enfrentarse a situaciones críticas". Claro que en un momento en que la contaminación no baja ni rezando a la Moreneta, ha propuesto eliminar algunos carriles bici como el de Ganduxer "porque no los sube ni Indurain". Yo lo hice un día. Y tampoco había tanta subida, pero la recompensa fueron las miradas hostiles de los vecinos y una señora que me tocaba el cláxon por ir en un carril con el icono de la bici pintada en el suelo.

6. Formación para ejercer el sangrado libre. Dicho así suena fatal pero sólo se trata de una formulación ambigua. La CUP de Manresa quiso mejorar la salud sexual de las mujeres jóvenes y propuso talleres para explicar las alternativas de recogida del flujo menstrual: copas menstruales, comprendidas de ropa y esponjas marinas. Ahora, el enunciado recuerda aquella vez que Lou Reed visitó a una fan que había intentado suicidarse y le aconsejó, empático: "Las venas se cortan en vertical y no en horizontal, bonita".

7. Llevar el Parlamento de Cataluña en Glòries. Otra bien buena. Si no tienes ninguna propuesta que se diferencie de tu oponente ("¡Más seguridad! ¡Más vivienda! ¡Mejor transporte público!") mueve las cosas de lugar. Manuel Valls propone que las Glorias sean uno de los ejes centrales de la ciudad, y que sería un lugar ideal para ubicar una nueva sede del Parlamento de Cataluña. Manuel, ¿estás de broma? Ahora que después de 30 años se ha toqueteado de todas las maneras... ¡Déjalo! Aunque volver a recuperar el tambor de lavadora-bunker y poner el Parlamento allí quedaría muy 'Mad Max 3'.

8. Acuñar una moneda municipal y virtual. Espera, eso no fue ninguna promesa ¡Ada Colau lo hizo realidad a finales del 2018! Eso sí, se comió tan pocos roscos que parecía que hubiera sido una promesa, pero no. El rec –recurso económico ciudadano– es una moneda digital paritaria con el euro, que se ha utilizado en algunos comercios del área del Besós (porque algunos ciudadanos han recibido una cuarta parte de la renta municipal de inclusión en recs). La última noticia es que 500 vecinos del Besós la utilizan, lo que no es para tirar cohetes. ¿El rec comtal retrocede?

9. Las frases de Alberto. Vale, esto no es una promesa electoral, pero nos apena que retiren a Alberto Fernández Díaz de la primera línea de la política municipal. Valga este pequeño recopilatorio de grandes frases para reivindicarlo como uno de los grandes humoristas de Barcelona (Bou, su sustituto, también suelta perlas, pero adolece de la falta de sutileza metafórica del nieto del subinspector jefe de la Guardia Urbana durante la época franquista).

«Ada Colau ya es el Grinch de Barcelona»

«Ayer en la Barceloneta, barra libre de Piña Colau»

«Barcelona es la ciudad del porro»

«Firmeza 10, tolerancia 0»

«Falcón Clos» (en referencia al vino municipal y al jefe de Parques y Jardines, Antoni Falcón)

«Las empresas municipales deberían pasar a llamarse Clos y Asociados»

«Hay calles de nuestra ciudad que más de Barcelona son de Bachelona, están llenas de baches »

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments