Time Out en tu buzón de entrada

Los 700.000 objetos que se han encontrado en un río de Amsterdam

Por
Erica Aspas
Publicidad

Si vaciáramos el Llobregat, por ejemplo, ¿qué encontraríamos? Además de mucha suciedad, quizá aparecerían objetos inverosímiles y piezas valiosas. Algo así ha sucedido en Amsterdam. Entre 2003 y 2012 se llevaron a cabo las obras de la línea de metro Norte/Sur que afectaba al río Amstel, que además de darle nombre a la ciudad, también fue su eje central durante décadas.

Pocas veces se puede llegar al lecho de un río, y estas mastodónticas excavaciones dieron como resultado el hallazgo de un tesoro inimaginado: unas 700.000 piezas de todo tipo y estado de conservación y que han sido catalogadas como si se tratara de obras de un museo de arqueología. Y es que, sin quererlo, se han convertido en un vehículo para explicar la historia de Amsterdam.

La página web belowthesurface recoge el proceso de excavación y documenta todas las piezas encontradas, ordenadas por años. Desde 2005, dos años después de que empezaran las obras del metro, hasta la Edad de Bronce. Cada pieza viene con una descripción del tipo de objeto que es, su procedencia aproximada y el material del que está hecho.

Entre los cientos de miles de objetos se han encontrado tarjetas de identificación, móviles, monedas de procedencias y épocas muy diferentes, llaves, joyas o gafas, piezas que puede ser hasta cierto punto lógico que se pierdan, pero hay otras que nos han vuelto locos, como huesos y fósiles, dentaduras postizas, soldados de miniatura, cartuchos de pistola, cristos, peluquines...

¿Y sabéis lo que no han encontrado? ¡Bicicletas!

Últimas noticias

    Publicidad