Time Out en tu buzón de entrada

Por qué mola tanto que vuelva Despacio al Sonar 2018?

Por Marta Salicrú
Publicidad

Quién quiere bailar 'Despacito' cuando puede hacerlo Despacio? Si no acabas de entender por qué todo este revuelo con el retorno de la experiencia de club de 2manydjs y James Murphy en el Sónar 2018, tras su celebradísima primera edición en el Sónar 2014, te explicamos por qué mola tanto que vuelva Despacio al Sonar 2018.

1. Sólo vinilo: Despacio nos permite probar en vivo la exquisita colección de discos de James Murphy (LCD Soundsystem) y los hermanos David y Stephen Dewaele (2manydjs). Como si te invitaran a su casa a escuchar (y bailar) música.

2. Proximidad: Y si sois un poco 'groupies', sí, tendréis a Murphy y a los 2manydjs allí mismo, sin tarimas, sin cabina, sólo pinchando. Podríamos recomendaros que no les fastidiéis mucho con fotos y tal, pero no hará falta: estaréis demasiado ocupados bailando como para pensar en Instagram.

3. Sonido de alta fidelidad: Un 'soundsystem' espectacular formado por 7 torres de altavoces y amplificadores dispuestos en círculo, y tu bailando en medio, bajo la bola de discoteca. El sueño húmedo de todo audiófilo discotequero.

4. Clubbing diurno: No lo busquéis entre los pabellones de Fira Gran Via. Despacio es una experiencia de Sónar de Día que sólo tiene un inconveniente: estaréis tan a gusto que no desearéis ver otra cosa, y corréis el riesgo de perderos el resto de la programación. Advertencia: Despacio provoca adicción.

5. 'DJ sets' de 6 horas: Despacio toma la forma de tres sesiones (una por jornada del Sónar de Día) de 6 horas cada una. 6 horas en las que James Murphy y 2manydjs estarán trabajando para nosotros, sudando la gota gorda para hacernos sudar a nosotros, y en el que su propuesta musical evolucionará. Esperad oír desde clásicos del house como 'Plastic dreams', de Jaydee, a joyas del soft rock como 'I'm not in love', de 10cc, la canción con la que cerraron la última sesión del Despacio el Sónar 2014 , entre enfervorizados aplausos. Piel de gallina.

7. Exclusividad: Quizás estáis pensando que si tan guay estará petado. Pues no: el acceso al espacio está controlado para que siempre haya la gente justa, no haya masificaciones y la experiencia sea de placer máximo. Se hacen largas colas, sí, pero el movimiento y la circulación de gente es constante, por lo que nunca tengáis que esperar mucho.

8. Felicidad absoluta: Si después de todo esto aún desconfias que Despacio es lo mejor que le pasará a tu vida de clubber, te desafiamos a ir. Podrás hacer ver que no te gusta, pero te va a traicionar la sonrisa en tu cara. Despacio es el cielo de los clubes en la Tierra.

Últimas noticias

    Publicidad