Time Out en tu buzón de entrada

Rarezas que puedes encontrar en Wallapop

Por
Maria Junyent
Publicidad

Wallapop es el hoyo de los horrores y las maravillas en venta e intercambio. Una realidad paralela donde se encuentra, literalmente, de todo. En un primer 'scroll' acotado a un pequeño radio de un kilómetro, encontramos un servicio de mudanzas a 15 euros la hora, un manual de derecho mercantil, una guitarra, un Audi A3, un juego de tazas de Duralex y un sombrero de cocina de papel. Todo esto, combinado con productos y servicios patrocinados como una rinoplastia (en la descripción incluyen el emoji de una nariz y una carita con corazones en los ojos), y el de un préstamo de 50.000 euros.

Las rarezas no tardan en aparecer. Estos son sólo algunos ejemplos, reales y encontrados en poco más de media hora navegando por la aplicación. Como por ejemplo, éste.

Hay alguien que tiene la esperanza de vender este recorte informe de 40 cm, "aspecto cocodrilo", del que cuesta adivinar su procedencia y su destino final.

Wallapop es una gran mina para los fans. Fans de lo que sea. Como por ejemplo del culebrón 'Mar de amor', "en alta calidad completa" a 18 euros y precio innegociable.

  

Incluso hay intangibles, como el amor. Vender amor, como concepto. Vale 999 (el amor es caro) pero lleva instrucciones de uso: "depende como lo usas la puedes liar". 

También hay arte. Y no es precisamente barato. Hablamos de dos bocetos originales del misterioso Francesco Netorios, "un artista fantasma que iba cambiando de número". La pieza cuesta 900.000 euros pero el vendedor se muestra abierto a negociaciones.

O bien piezas únicas, enigmáticas y extrañamente caras como ésta "FUGURA de barro con MAZETA", a medio camino entre la cariátide y el fauno, que cuesta 600 euros, pero que incluye la planta de la foto de regalo. 

Por último y aún más inquietante, un ataúd. , así es. Un ataúd para animal doméstico pequeño, con una cruz cristiana "para poner de forma opcional en función de las creencias de cada cual", que hace que nos preguntemos si el animal que debía ocuparlo la sobrevivió a su destino. 

Últimas noticias

    Publicidad