Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Técnicas y consejos para reencontrar nuestro yo sexual
Noticias / Sexo y Citas

Técnicas y consejos para reencontrar nuestro yo sexual

Confinament sexual
FOTO: Shutterstock Confinament sexual

Estos días están siendo muy duros. Son días de ponernos al límite. Un aburrimiento infinito; una tristeza por conocer personas que están sufriendo el coronavirus; una incertidumbre brutal, de salud, sanitaria y económica. Los Skypes de terapeutas, 'coachs' y psicólogos sacan mucho humo. Necesitamos información, certezas, ver la luz. Y también necesitamos mensajes positivos, distracciones sanas y pedagógicas. Por ello, centrarse en el autoerotismo puede ser una vía de escape: agradable, educadora y empoderadora. Vienes a pasar un rato contigo mismo/a?

 

Confinament sexual

 

Confinament sexual
FOTO: Shutterstock

 

 

 

  

Estudia y estúdiate!

Si por fin has aprendido a hacer pan... Si estás haciendo clases de japonés a distancia... Si lees ese ensayo con el que hace años que no te atreves... ¿Por qué no educarte en sexualidad?

Puedes leer libros, artículos, ojear libros ilustrados! No hay que ponerse en modo intelectualoide del erotismo pero sí que estos días puedes aprender sobre fisiología sexual, el mundo de la pornografía, técnicas innovadoras de relación en pareja. Sabes qué es el 'pegging'? O las diferentes maneras de practicar 'sexting'? Sabrías decir 5 posiciones del Kamasutra? Si has respondido No-No-No-y-No, ha llegado el momento de ponerte a hacer codos sexuales.

Si te interesa la sexualidad femenina, el empoderamiento y el feminismo y el activismo artístico y sobre el cuerpo, puedes seguir los trabajos de Pornoterrorista; si te interesa saber más sobre un porno respetuoso, igualitario y estético puedes seguir los films de Erika Lust; si a ti te van los clásicos, los artículos y obras de Betty Dobson son un 'must0; o si quieres 'influencers', pásate por las cuentas de DeVermut o eroticcanela.

Pero lo más importante: conoces palmo a palmo todo tu cuerpo? Conoces cada punto de tu vagina? Conoces qué puntos orgásmicos de tu cuerpo son susceptibles de tener un orgasmo? Sabrías decir qué postura sexual es tu favorita? Sabrías decir qué acción sexual no te gusta y por qué? Sabes qué te gusta hacer a ti mismo/a? Y que te hagan? Y qué te gusta hacer? Si a alguna pregunta de las siguientes has respondido no: 'keep on studying'.

 

Confinament sexual

 

Confinament sexual
FOTO: Shutterstock

 

Recorrer el cuerpo: estudio (erótico) de uno/a mismo/a

Ha llegado el momento de que te pongas las pilas. El coronavirus nos hará fuertes, eróticamente hablando. Estírate o siéntate o quédate derecho/a pero apoyado/a. Con ropa. De momento con ropa. Analiza qué partes de tu cuerpo te parecen sensuales, sexuales, atractivas, qué te pone de ti? Ahora tócalas, acarícialas, estimúlalas suavemente. Piensa que todavía estamos en una fase externa, con ropa y esto es sólo una pequeña aproximación a nosotros mismo/as. Aquí todavía estás a tiempo de poner música, de cambiar de posición, de abrir una vela o ir pensando si vas a usar algún aceite, lubricante o gel...

Ahora sí. Nos quitamos alguna prenda? La que te moleste más o la que te excite más para verte una parte del cuerpo, para tener acceso directo, para mostrarla a un espejo. Y podemos hacer el piel con piel. Con nuestros dedos, nuestras manos, nuestras piernas o nuestra lengua podemos empezar una danza de caricias en el lugar que hayamos elegido. Ojo: no vayáis directos a los genitales (que nos conocemos) y atrévete con otra parte del cuerpo: los labios, el ombligo, los pezones, las nalgas, los gemelos... Todos los puntos del cuerpo son susceptibles de un orgasmo. ¿Por qué ir directos a vaginas y penes?

Accionad la estimulación. Pensad cómo soléis estimularos (si es que lo hacéis) y atreveos de otra forma: podéis hacer caricias que sólo rocen; podéis apretar fuerte; podéis hacer 'tapping'; podéis pasaros una pluma o un trozo de seda o un cepillo de dientes; podéis tiraros líquidos o poner mantequilla o ketchup... Y empezad a jugar con la cadencia: de poco a poco a más fuerte; de suave a intenso; alternar diferentes ritmos y danzas y sintiendo paso a paso qué respuestas os está dando el cuerpo. Lo escucháis? Prestad atención con la oreja, la vista y el cerebro!

Confinament sexual

 

Confinament sexual
FOTO: Shutterstock

 

 Y la imaginación? Dónde la tenéis?

Queréis invitar a la fiesta a una presencia 'virtual'? Y no hablamos de invitar a la pareja a una sesión de cibersexo por videoconferencia sino de volar con la imaginación, mientras seguís con vuestra estimulación y cadencia para situaros en un escenario erótico y sensual que te ponga: pensar en una empotrada con la panadera de la esquina; en un 'polvo' sensual y delicado con vuestro mejor amigo; en una orgía en medio del bosque con todo el equipo de Rugby; en toda una noche de sexo con tu jefa...

Lo veis? Estáis llegando? Y cuando estéis aquí, llegando y muuuuy cerca, a punto a punto de la gran satisfacción, atrévete a sumar otra parte del cuerpo a la fiesta. Pezones y vaginas; pene y ano; pechos y próstatas... Las fiestas, con varios invitados, siempre son más divertidas.

Todo bien? Esperamos que sí. Y que mañana, en otros minutos y horas muertas que tendrás, te atrevas a recorrer el camino del autoerotismo por una de las otras vías que te hemos mostrado. Y si el orgasmo no ha sido el esperado: tranquilo/la... Tienes tiempo cada día, hasta después de Semana Santa, para ir practicando.

Buen confinamiento (sexual)!

NO TE LO PIERDAS: Ideas sexuales para pasar un confinamiento valiente 

Advertising
Advertising