Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 10 ideas para conocer la tradición y la cultura de Cataluña 2016

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Falles a Durro, 2015.
© Oriol Riart Falles a Durro, 2015.

10 ideas para conocer la tradición y la cultura de Cataluña 2016

10 experiencias que os acercarán a las tradiciones catalanas ligadas al trabajo y al ocio

Por Xavier Amat
Advertising

Los catalanes tienen fama de trabajadores. Y han sido muchos los sectores de trabajo con los cuales se han identificado. Hace algunos siglos predominaba claramente la agricultura, pero también con importancia de la ganadería. Luego llegó la industrialización, y muchos cursos fluviales se llenaron de fábricas con chimeneas. Tampoco hay que olvidar la tradición comercial, y como, desde antiguo, grandes y pequeñas poblaciones montan sus mercados en las plazas. Y después de la jornada laboral, ¡la merecida fiesta! Unas fiestas que en algunos casos cuentan con siglos de celebración. En la lista que sigue recogemos algunas experiencias con las que el visitante puede acercarse a la cultura popular y a la tradición, ya sea relacionada con el trabajo, ya sea relacionada con el ocio.

Pinya dels Minyons de l’Arboç, 2004
© Carles Castro

1. La 'pinya': sintiendo la pasión castellera desde dentro

Foto de Carles Castro: Pinya de los Minyons de l’Arboç, 2004.

El mundo de las torres humanas (los 'castells') cada día es más conocido fuera del territorio catalán. La espectacularidad de las construcciones y la emoción que conllevan, hacen difícil no disfrutar (¡y a veces sufrir!) siguiendo una actuación en directo. Pero quizás aún más emocionante es vivir un 'castell' desde dentro, formando parte de la base, de la 'pinya'. Las puertas de los ensayos de todas las 'colles' siempre están abiertas, ya que nunca sobra nadie a la hora de levantar un castillo. Pero hay formaciones que, si reserváis con antelación, incluso os dan una charla sobre esta tradición que arrancó en el siglo XIX, os muestran el local, os enseñan a poneros la faja, o combinan el ensayo o la actuación con un desayuno o cena en algún restaurante de comida típica de la zona. ¡Atreveos a poneros en la piel de un 'casteller'!
Vall de Boí, encenent les Falles, 2008
© Oriol Riart

2. Los Pirineos y sus fiestas de fuego

Foto de Oriol Riart. Vall de Boí, encendiendo las fallas, 2008.

Unos setenta pueblos pirenaicos –de Cataluña, pero también de Andorra, Aragón y Francia– celebran la tradición de las fallas, ligada a los ciclos agrarios y solares, y que en el 2015 fue declarada por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Los portadores del fuego –que simboliza el sol– descienden de la montaña al pueblo para representar la purificación de los campos y los bosques y preservar a los habitantes de los malos espíritus. La imagen del fuego, abriéndose paso entre la oscuridad, es espectacular. En la Vall de Boí hay fiesta de fallas prácticamente cada semana durante junio y julio, y además podréis conocer las iglesias románicas de la zona, también Patrimonio de la Humanidad.
Advertising
Mercat de Vic

3. El Mercado de Vic

Uno de los mercados más antiguos de Cataluña: ¡existen referencias del mismo en crónicas del año 911! Incluso es anterior a que se urbanizara la plaza donde se ubica, el Mercadal o Plaça Major, un espacio de una exquisita belleza por los edificios que rodean la explanada. El Mercado de Vic tiene lugar cada martes y sábado, y en él podréis comprar frutas y verduras, artesanía, ropa, complementos... Aún se respira un cierto ambiente medieval entre sus paradas. Además de visitar el mercado, no podéis dejar de dar una vuelta para conocer el rico patrimonio de esta ciudad en el corazón de Cataluña.

Can Marfà Gènere de punt

4. El género de punto, en un museo

A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y gran parte del XX las fábricas de producción de género de punto –un tipo de tejido elástico y que se adapta al cuerpo, con el cual se realizan básicamente las prendas de ropa interior, pero también otras– llenaban la costa de la comarca del Maresme. El Museo del Género de Punto - Can Marfà, inaugurado en el 2015, y situado en una de las fábricas más grandes que hubo en toda España, recuerda la importancia que tuvo este sector para Mataró y el Maresme, y también cómo se produce, en la actualidad y antiguamente, una prenda de género de punto.

Advertising
Cireres

5. Caldes de Montbui: de las antigüedades a la gastronomía

Caldes de Montbui, en la comarca del Vallès Oriental, es conocida básicamente por sus aguas termales. Pero en la localidad también se celebran un número importante de ferias y mercados que poco o nada tienen que ver con el termalismo. Cada tercer domingo de mes anticuarios y coleccionistas se encuentran en la plaza de la Font del Lleó con motivo de la Feria de Anticuarios en la cual se pueden comprar relojes, candelabros, monedas, mobiliario... Otras ferias y mercados tienen un carácter gastronómico, como son el Mercado de la Olla y la Caldera y las Jornadas de Cocina Romana del mes de marzo, y las Jornadas de las Cerezas en junio. No falta tampoco la Feria de Navidad, acompañada de un mercado de artesanos.

Fira Ramadera de Castellterçol
© Ajuntament de Castellterçol

6. Feria ganadera en Castellterçol

El segundo domingo de septiembre, los vecinos de Castellterçol (comarca del Moianès) que tienen ganado lo llevan a la plaza de los Estudios, donde se celebra la Fira Ramadera. Allí podréis ver ovejas, caballos, conejos, gallinas, pollos... Durante la jornada se llevan a cabo distintas actividades a la manera tradicional, como por ejemplo esquilar ovejas, ordeñar vacas o hacer butifarras. Una día para recordar la importancia de este sector en el municipio y el conjunto de la comarca, pero también para comprobar que hoy en día la ganadería todavía es importante para una parte de la población.

Advertising
Festa Major de Vilafranca del Penedès, 2008
© Raimon Olivella i Rovira

7. Vilafranca del Penedès y la Fiesta Mayor

Foto de Raimon Olivella i Rovira. Fiesta Mayor de Vilafranca del Penedès, 2008.

Todos los municipios de Cataluña, por pequeños que sean, tienen cada año su fiesta mayor –incluso en muchos pueblos hay una en verano y otra en invierno. Vilafranca del Penedès celebra una fiesta muy participada en muchos de los actos organizados, y que tiene en las actuaciones 'castelleres' uno de sus momentos culminantes, pero no el único. Para conocer las figuras que toman parte de la fiesta mayor, los vestidos que se usan, los instrumentos musicales que se tocan, su historia y, si sois de fuera de Cataluña, acercaros a ver cómo es una fiesta mayor en estas tierras, tenéis que entrar en la Casa de la Festa Major, en la plaza Vall del Castell, 13, de Vilafranca del Penedès.
Festa del segar i batre a Avià, 2008. Premi 5è Biennal de Fotografia de Cultura Popular.
© Santi Bajona

8. Homenaje al campesino en Avià

Foto de Santi Bajona. Festa del segar i batre en Avià, 2008. Premio 5º Bienal de Fotografía de Cultura Popular.

El segundo domingo de julio os lo tenéis que reservar para acercaros a Avià (Berguedà) y asistir a la Festa del Segar i el Batre (fiesta de segar y trillar), que sirve para rendir homenaje a la figura del campesino. A lo largo del día se suceden demostraciones prácticas de los trabajos del campo a la manera tradicional. No falta tampoco un buen desayuno 'de payés' y otras actividades para completar la fiesta, como un mercado de artesanos o música y bailes folclóricos.
Advertising
Trementinaires

9. Las plantas milagrosas

A los pies del Cadí no os olvidéis de entrar en el Museo de las 'Trementinaires'. Conoceréis el cómo y el qué de un oficio desaparecido no hace tanto tiempo. Las 'trementinaires' se pasaban meses y meses fuera de casa recolectando en los bosques hierbas y plantas con propiedades curativas, y luego realizaban sus preparados milagrosos, que vendían a los vecinos. El preparado más conocido era la trementina, y de aquí el nombre con el que se conocía a estas mujeres tan resistentes. El museo lo encontraréis en el pueblo de Tuixent, en la comarca del Alt Urgell.

Museu de la Fassina Balanyà
Museu de la Fassina Balanyà

10. Un museo sobre el aguardiente

En Espluga de Francolí (Conca de Barberà) encontramos el Museo de la Fassina Balanyà, un centro dedicado a explicar el proceso de obtención del aguardiente. Durante la visita guiada se lleva a cabo una destilación en directo, y también se incluye una degustación. Y es que Cataluña es una tierra conocida por sus vinos y cavas, pero también fue importante en muchas épocas la elaboración de bebidas como el aguardiente, sobretodo en la demarcación de Tarragona, y era un producto que se exportaba en abundancia a lo largo de los siglos XVIII y XIX. Este museo, situado en una antigua destilería originaria de la década de 1830, nos acerca a su historia.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising