Barcelona Top 10: Ciudad ridícula

Los Encants, los guías turísticos, los fumadores que se esconden... repasamos las cosas más ridículas que podemos encontrar por las calles de Barcelona
bicing
Por Ada Castells |
Advertising

Barcelona es una ciudad 'cool' en muchos aspectos, pero también hay otros que provocan cierta vergüenza. Desde los guías turísticos que pasean a hordas de turistas hasta los mensajes de megafonía del metro o las castañeras a 25 grados, repasamos 10 cosas muy ridículas de la ciudad.

encants

Los Encants

¿Hacía falta tanta parafernalia para tanto trasto? La cubierta es espectacular y brillante como un ovni, pero, ¿tiene que reflejar algo más a parte de cachivaches? Es como si la más fea se hubiera pasado con el maquillaje y, encima, días antes de la inauguración, se le hubiera corrido en forma de goteras.

bicing

Mensaje del Bicing

Aunque el servicio ha mejorado, el usuario del Bicing ya está acostumbrado a no poderse fiar al 100%. Que si la bici se queda encallada, que si no hay sitio para dejarla..., pero no hace falta que se le avise con un adhesivo en el manillar que puede que no encuentre bicicletas. Parece una broma sin gracia.

Advertising
metro de barcelona

Megafonía en el metro

También es una evidencia que las maquinitas que dicen SOS en los andenes son para avisar en caso de emergencia, pero aún así se nos explica por megafonía, como también se nos dice que hay carteristas, que tengamos cuidado en el andén... que sí, mama Metro, no sé qué haríamos sin tus consejos.

fumador

Fumadores escondidos

La ley antitabaco provoca situaciones absurdas, molestas y ridículas. Antes los alumnos se escondían en los lavabos para fumarse un cigarro, ahora son los maestros quienes tienen que esconderse a metros de distancia de la escuela para que ni los padres les vean fumar. Da mala imagen.

Advertising
dime, dime, querido

'Dime, dime, querido'

Es el título (hay que decir que con sentido del humor) que la prestigiosa escultora Susana Solano le puso a la escultura que tiene plantada en la avenida de Martí-Codolar. De hecho, por más que le demos vueltas, no escucharéis a ningún querido diciendo nada, más bien hará el ridículo en medio del hierro oxidado.

brick lane

London Supermercat

Es el nombre pomposo con el que los paquis de mi calle han bautizado su colmado, más que nada porque la tiendecita atiborrada no llega a supermercado, solo hay dos únicos carriles y no hay carritos. London sí que le va bien porque dentro es como si estuviéramos en pleno Brick Lane.

Advertising
quechua

Turistas Quechua

Parece que por fin los turistas han entendido que ir con sombreros mexicanos está fuera de lugar, pero tampoco hace falta que vayan con mochilas llenas de cremalleras, pantalones con bolsillos y calzado de senderismo, sobre todo si los ves perdidos en pleno Eixample. Solo les falta la brújula.

CASTANYA.jpg

Castañeras a 25 grados

El año que viene tendrán que plantearse pedir permiso para vender sorbete de boniato y helado de castaña. No hay nada más ridículo que tenerse que disfrazar de viejecita del fuego a 25 grados de temperatura. ¡Las que acaban asadas son las castañeras y no las castañas!

Advertising
guies turístics

Guías turísticos

Están allí, impertérritos como las castañeras, soltando su chorro de palabras y caminando con los paraguas en alto, aunque no llueva, para que la manada no se les despiste ni un milímetro y pierda el rumbo hacia un mundo imprevisible, sin horarios, ni autocares, ni souvenirs.

Chiquitita

'Chiquitita'

Hay una chica con cola de caballo que da vueltas por la línea azul cantando Chiquitita y consigue que todos pongamos cara de tontos porque la canción es tan tierna, tiene esa cosa empalagosa y pone la piel de gallina, incluso hoy ha vencido a los heavies que se reían de ella y le han acabado dando unas monedas.

Advertising