Barcelona Top 10: Platos típicos

Las delicias que todo barcelonés debería haber probado, una selección de las recetas más típicas

Más dulce que salado, tradicional además de moderno y –claro– con un punto de mar y montaña. Las tradiciones gastronómicas de Barcelona cuentan con una serie de hitos a salvaguardar en el constante combate contra las modas insubstanciales y la frivolidad globalizadora. Aquí tenéis el Top 10 de recetas y costumbres para añadir a nuestro costumbrismo de barceloneses de pura cepa.

Canelones trufados

Canelones trufados

Es una receta que hemos sacado de Ca l'Isidre. Los canelones Rossini son los que llevan foie gras porque es como le gustaban al compositor; pues en Barcelona no nos quedamos cortos y añadimos trufa negra o sucedáneos, según la economía de cada uno, que tampoco está el horno para trufas.

Baldosa de chocolate

Baldosa de chocolate

El maestro chocolatero, Enric Rovira, creó este chocolate negro con el dibujo característico del panot de Barcelona y fue una buena idea porque es un souvenir elegante en un mundo donde abunda la vulgaridad. Ahora tocará hacer otro del nuevo panot de la Diagonal, si es que pasa a la historia.

Advertising
Roscón de nata

Roscón de nata

Cuando los domingos eran domingos como Dios manda, la gran discusión de las familias de buena casa era si, de postre, habría roscón de nata o brazo de gitano. Esto pasaba mucho antes, cuando la retama olía, el mar era más azul y los cocineros no hacían tantos inventos sofisticados.

Churros

Churros

Sí, ya lo sabemos, son de Madrid, pero las buenas costumbres se han de importar y ¿quién no ha caído en la acción desesperada de buscar una churrería para reponerse de una noche de juerga? Las hay estratégicamente distribuidas por toda la ciudad, tanto móviles como fijas, y también tienen buñuelos.

Advertising
Bacalao

Bacalao

El bacalao es un plato muy de Barcelona y una de las grandes añoranzas de quien vive en el extranjero son las bacaladeras y sus consejos para que el pescado no nos quede demasiado o demasiado poco salado. Se puede hacer de muchas maneras y entre los más genuinos está el bacalao a la llauna o con alioli gratinado.

Pichón

Pichón

Creemos sinceramente que están desaprovechados. La ciudad está llena y son un plato exquisito, sobre todo en tierras francesas. Ahora bien: quizá los ejemplares urbanos dan un poco de asco. Una sospecha que bajo sus plumas grises debe haber una carne estresada y excesivamente magra.

Advertising
Una de cuarto

Una de cuarto

Antes que nuestras panaderías estuvieran invadidas por las baguets y los panecillos de nueces, en Barcelona se solía comprar “una de cuarto”, que era una barra alargada, no tan delgada como la versión francesa, y que iba bien para mojar y hacer los bocadillos. Las familias paneras compraban una de medio”.

Vermut

Vermut

Hacer el vermut es una buena costumbre barcelonesa que está en pleno auge. Está la versión latas de calidad o la de tapitas elaboradas. El Poble-sec y Gràcia son buenos destinos para ir en busca de esta precomida que ayuda a encarar con alegría etílica los encuentros familiares de domingo.

Advertising
Pastel de Barcelona

Pastel de Barcelona

Fue un invento a base de mazapán, miel, manzanas y decorado con nueces, que se hizo para los Juegos Olímpicos, pero que no acabó de prosperar entre los pasteleros de la ciudad y ya no se encuentra. Hacerlo en casa es toda una movida, pero si os atrevéis, la receta corre, naturalmente, por internet. Nosotros la hemos encontrado en La cuina de sempre.

Setas

Setas

Los del puesto del Petràs de la Boqueria son los más conocidos, pero en todos los mercados de la ciudad está esta oferta gastronómica por la cual se deleitan los barceloneses. Si no los queréis comprar, siempre podéis salir a cazarlos, con el riesgo que os llamen 'camacus' y 'pixapins'.

Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments