Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right El 'vecindario' del Bosque Inundado de CosmoCaixa

El 'vecindario' del Bosque Inundado de CosmoCaixa

Más de 100 especies conviven en este espacio de 1.000 m2 que simula el ecosistema del Amazonas

Bosc Inundat CosmoCaixa
1/3
© Maria Dias
Bosc Inundat
2/3
© Maria Dias
Bosc Inundat
3/3
© Maria Dias
Advertising

La selva amazónica es un espacio inmenso que ocupa casi cinco millones de kilómetros cuadrados, de los cuales 150.000 son bosques inundados. Como imagináis, un bosque inundadose forma después de las lluvias y porque los ríos crecen. Como se trata de fenómenos meteorológicos que se repiten con regularidad, permiten la existencia de este ecosistema y la supervivencia de esta cantidad de especies, que pasan gran parte de su vida bajo el agua.

El Bosque Inundado de CosmoCaixa es una de las grandes atracciones del centro. Se trata de una réplica de 1.000 m2 de la selva amazónica y donde viven más de 100 especies diferentes entre aves, reptiles, insectos, peces, mamíferos y plantas. Aquí encontraréis una selección de las que nos han llamado más la atención. ¡Descubrid el resto!

Anaconda al Bosc inundat del CosmoCaixa
© Maria Dias

Por tierra

Hacemos una separación por medios, pero la verdad es que nos hemos encontrado con animales que se adaptan bastante. Empezamos por tierra firme y, lógicamente, tenemos que hablar de las especies de árboles y de flores. Encontramos una réplica de la ceiba, el árbol central más grande –si fuera real, reventaría el recinto– y del árbol del caucho o árbol que llora. Lo reconoceréis porque tiene el tronco lleno de incisiones como las que los indígenas hacen a los árboles del Amazonas para extraer el caucho y la sabia. Prestad atención y mirad hacia arriba, arriba del todo de la vegetación, veréis unas flores rojas, se llaman vriescia y se caracterizan por crecer agarradas a otros árboles, es una planta parásita que se aprovecha de los nutrientes de la otra.

En cuanto a los animales, el primero que nos encontramos cuando entramos en el Bosque es la anaconda. La veréis enrollada dentro del agua o mostrando toda su longitud mientras recorre su recinto. Justo delante, como un mural, tenemos un hormiguero donde se identifican a la perfección sus secciones y donde se ve como las hormigas cortadoras de hojas trabajan sin parar cargando hasta 7 veces su peso. Si estuvieran fuera de este cubículo, se comerían todo el Bosque Inundado en tres días. ¡Glotonas!

Y todavía hay más, las súper venenosas ranas flecha, una tarántula gigante, tres tipo de tortugas y cucarachas gigantes.

Y aquí también es donde está la reina del bosque, Tinka, una capibara simpatiquísima. Es el roedor más grande y también es una gran nadadora, ¡fijaos en sus patas!

Capibara, CosmoCaixa
© Maria Dias

Advertising
Peix del bosc inundat de CosmoCaixa
© Maria Dias

Por mar

La parte acuática es la más abundante de todas y no tenemos espacio para hablaros de tantísimas especies como se pueden ver. Escogemos el arapaiba o pirarucú por diversos motivos. Es el pez más grande de todo el bosque y también el más grande de agua dulce. Está lleno de particularidades, como su cola con tonalidades rojas, sus escamas durísimas –las utilizan para hacer colgantes, etc.– y su tamaño. ¡Pueden llegar a pesar 200 kilos! Y ahora ya no está solo, han incorporado dos ejemplares más, por ahora todavía son pequeños pero esperamos ver cómo crecen.

Sentaos en los bancos y relajaos viendo cómo pasan los peces gato –con antenas táctiles–, el castañeta –con una mancha en medio del cuerpo como si fuera un ojo– la raya o el chupa-algas. Si veis un pez amorrado, literalmente, al cristal de la pecera, es este. ¡Es muy gracioso!

Peix xucla-algues
© Erica Aspas

Advertising
Ànecs Bosc Inundat CosmoCaixa
© Erica Aspas

Por aire

Como decimos, aire pero también un poco de agua, como pasa con los patos que es muy fácil de ver en el bosque. Justo antes de salir al 'aire libre' os saludarán –cuidado que a veces son un poco territoriales– unos pájaros de plumaje azul marino precioso, los trompeteros. ¡Ei! Atentos. ¿Lo escucháis?, es el ave sol que avisa al resto de 'compañeros' de vuestra presencia.

Advertising