Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Entrevista a Fridays for Future Barcelona

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Fridays for Future Barcelona
Foto: Maria Dias Fridays for Future Barcelona

Entrevista a Fridays for Future Barcelona

¿Para qué vamos a estudiar si no tendremos futuro? Adolescentes y jóvenes hacen huelga para exigir medidas contra el cambio climático

Por Maria Junyent
Advertising

Octubre de 2018. La ONU anuncia que si no reducimos las emisiones a la mitad, el mundo entrará en un punto climático de no retorno hacia el año 2030. Greta Thunberg, activista climática de 16 años con Asperger, se sienta delante del Parlamento de Suecia para exigir una respuesta del gobierno y anima a los adolescentes de todo el mundo a seguirla. Y nace Fridays for Future: un movimiento global de jóvenes que reclaman el fin de las palabras y el inicio de la acción. Hablamos con Maria Sierra Olivella (16) y Aitor Urruticoechea (19), parte de Fridays for Future Barcelona, ​​que se manifiestan cada viernes a las 16.30 h en la plaza de Sant Jaume de Barcelona para luchar por el futuro.

Fridays for Future nació en Suecia después de que Greta Thunberg se sentara ante el Parlamento a pedir acción al Gobierno. Como llegó a Barcelona?

Maria Serra Olivella: El 22 de febrero un grupo de estudiantes universitarios se sentaron frente a la delegación de Girona y después llegó a Barcelona y Sant Cugat. Las chicas de institutos de Barcelona fuimos las primeras menores que hicimos huelgas por el clima en España.

Aitor Urruticoechea: Esta colaboración entre alumnos de instituto y universitarios es curiosa porque hasta ahora ha sido muy raro que hiciéramos cosas juntos. Ahora nos vemos unidos por una causa. Esta es una de las razones por las que hacemos la manifestación de los viernes a las 16.30 h, para favorecer la participación de menores. Lo que hacemos, de hecho, es salir de las aulas para reclamar que no tiene ningún sentido estudiar si no tendremos futuro...Pero nuestro sistema educativo es poco flexible y nos hemos querido curar en salud.

¿Cómo os organizáis?

A.U: Funcionamos en asamblea general y cualquier persona puede hacer de voluntaria dedicando el tiempo que pueda o que considere conveniente.

M.S: Somos gente de 16 años redactando comunicados de prensa. Yo ayer a las 12 de la noche estaba redactando un comunicado con más gente. ¿Qué hago yo con 16 años haciendo esto? ¿Para qué voy a estudiar si no tendré un futuro? No dejaré los estudios, pero tampoco los pondré delante de la lucha, porque el tiempo se nos echa encima.

A.U: Ayer estábamos debatiendo qué partes de la ley del cambio climático del Parlamento se habían suspendido o no. Hay gente que nos reprocha que nos saltamos clases y en cambio no ven que estamos aprendiendo derecho, comunicación y mil y una cosas más. Y a todo esto, el 70% de la gente que forma parte de Fridays for Future tenemos menos de 20 años. 

"Salimos de las aulas para reclamar que no tiene sentido estudiar si no vamos a tener un futuro"
TItol

El 14 de mayo la Generalitat declaró el Estado de Emergencia Climática. ¿Qué significado tiene?

A.U: Es una declaración simbólica, un reconocimiento. Lo que busca realmente es poner el debate del clima sobre la mesa. Durante la campaña electoral del 28 de abril [2018] no existió el debate climático. Le dedicaron cinco segundos. Ahora empezamos a ver que el debate existe, aunque de manera muy vaga, lo que es algo indignante. Pero es cierto que en este sentido se están dando pasos. Es un comienzo.

M.S: Lo que no vamos a permitir es que, ahora que vienen elecciones, los políticos declaren la emergencia y piensen que nos conformamos con eso. Nosotros ahora mismo no tenemos futuro. Estamos estudiando para un futuro que no tenemos y eso no cambiará porque ellos declaren la emergencia climática. Sí que damos valor a que hayan salido públicamente a decir que esto es una emergencia, pero hasta que no veamos acciones, no nos callaremos. Si tenemos que estar así 10 años, lo haremos.

"Las pequeñas medidas individuales no son suficientes para una emergencia climática como la que vivimos"


¿Qué reclamáis a los gobiernos?

M.S: Estamos trabajando en asamblea, pero queremos recordar que somos adolescentes y que, por tanto, no tenemos el fondo científico para exigir medidas concretas. Lo que queremos es hacer de megáfono a los consejos de los expertos.

A.U: No puede ser que seamos nosotros, que tenemos 16 y 19 años, quien diga qué hacer. Hay que hacer caso a los que hace años que estudian el tema. También queremos decir que las pequeñas medidas individuales, que son muy útiles y están muy bien, no son suficientes para una emergencia climática como la que vivimos.

M.S: Cambiar las bombillas de casa y reciclar no es suficiente. No estamos a tiempo de parar esto reciclando.

Pero sí que tenéis claras unas medidas básicas. ¿Cuáles son?

A.U: Me gusta la idea de la regulación empresas contaminantes. El 71% de las emisiones globales son responsabilidad de 100 empresas, y es un dato empírico. Estas empresas tienen que dejar de contaminar. Hay muchas maneras de obligarlas: sanciones económicas, legales...

M.S: Por otra parte, proponernos ampliar el aeropuerto es una tontería como una casa. Lo que hay que hacer es reducir.

A.U: Y luego hay leyes españolas como el impuesto al sol, que nunca tendrían que haber existido. No puede ser que yo no pueda producir electricidad por mí mismo, en casa. Una buena idea sería potenciar el autoconsumo eléctrico porque si yo tengo placa solar y uso mi energía, no necesito que la produzca alguien a kilómetros de distancia.

M.S: También estaría bien detener la ampliación de la C-32, que pasa por una zona forestal que no es necesario tocar. Diría que la ampliación ahorrará cinco minutos a los conductores. ¿Necesitamos talar un bosque para ganar cinco minutos?

A.U: Estamos invirtiendo mucho dinero en infraestructuras para coches y al mismo tiempo decimos que se deben reducir las emisiones. Este dinero se podrían invertir en transporte público. No sólo en ampliación del transporte público, sino en ayudas. Los precios son astronómicos. No puede ser que el billete sencillo cueste 2,15 €. No todo el mundo puede acceder a estos precios.

M.S: El transporte público solamente es para quien se lo puede permitir

"¿Cómo puede ser que el resto de la sociedad no esté alarmada como lo estamos nosotros?"

¿Qué plazo tenemos para empezar a cambiar las cosas?

A.U: Tenemos marcado el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) de las Naciones Unidas, que dice que en 2030 tenemos que reducir las emisiones globales a la mitad. De lo contrario, llegaremos a un punto de no retorno. En 2015 yo ya hablaba de este tema en el instituto y entonces faltaban 15 años. Ahora ya son 10 años, solamente. Nosotros pensamos en ello constantemente. Las emisiones de CO2 ya han llegado a los niveles máximos en la historia de la humanidad.

M.S: Nosotros vivimos con esta cuenta atrás en la cabeza. Pensamos durante todo el día que esto está pasando y la mayoría de la sociedad nos mira como si fuéramos unos alarmistas. Pero los datos son estos: el 97% de la comunidad científica está con nosotros. ¿Cómo puede ser que el resto de la sociedad no esté alarmada? Todos deberíamos estar asustados.

NO TE LO PIERDAS: ¿Cómo nos enfrentamos a la emergencia climática?

Recomendado

    También te gustará

      Advertising