Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right ¡Escapadas tranquilas y naturales por cuatro comarcas de Barcelona!
Bages
Foto: Paisatges de Barcelona

¡Escapadas tranquilas y naturales por cuatro comarcas de Barcelona!

La Anoia, Bages, el Moianès y Osona esconden la historia, la gastronomía y los parajes naturales ideales para llenar vuestros festivos y fines de semana

Time Out en colaboración con Paisatges Barcelona
Advertising

En el corazón de Catalunya y refugiadas detrás de las comarcas costeras de Barcelona, ¡​​os esperan cuatro tierras de interior que os harán cambiar las chanclas por las bambas.
Son las comarcas de Anoia, Bages, el Moianès y Osona, también conocidas como Paisatges Barcelona: todas situadas a menos de una hora de la ciudad condal y cargadas de naturaleza, calma y tranquilidad. ¡Un paraíso para disfrutar del turismo rural en familia, amigos o pareja!
Entre su entorno formado por montañas emblemáticas encontraréis hasta cinco parques y espacios naturales de gran valor como les Coves de Toll, el Parc cultural de la muntanya de sal de Cardona, el Parc natural de Sant Llorenç del Munt y l'Obac o la extensa y mágica Montserrat, los cuatro puntos emblemáticos del Geoparc Mundial Unesco de la Catalunya Central. Podréis contemplar hasta treinta castillos para viajar al pasado y veintisiete museos que os llenarán de cultura y tradición. Y además, el cereal, el forraje, los viñedos, las huertas y los pastos pintan un paisaje agrícola y vinícola delicioso. ¡Comeréis de lujo!
Continuad leyendo y empezad a planear vuestras escapadas por el corazón de Cataluña con los planes que os proponemos a continuación.

Castell de la Pobla, Anoia
Castell de la Pobla, Anoia
Foto: Paisatges Barcelona

La historia, desde las alturas y las profundidades en la Anoia

¡Aquí, los valores tradicionales del campesino se sienten por todos los rincones de la comarca!
La Anoia es tierra de castillos y podréis encontrar hasta 45 de maravillosos, 25 de los cuales podréis visitar. Son una auténtica joya de patrimonio y, sin duda, lo que no podéis dejar escapar es el castillo de Claramunt, en la Pobla de Claramunt. Fue levantado en la segunda mitad del siglo X, ¡imaginaros como viajaréis en el tiempo una vez lo piséis.
¿Vamos un paso más allá? En el yacimiento arqueológico del Abric Romaní del NEAN - Parc Prehistòric de Capellades, iréis hasta la época del Paleolítico: un conjunto de ocupaciones neandertales tan ricas que se adentran hasta 120.000 años atrás.
En la capital de la comarca, Igualada, descubriréis uno de los legados más importantes de la cultura industrial del país, entre ellos, el Museu de la Pell como máximo exponente.
Y si entre tanta historia buscáis calma, no encontraréis lugar mejor que Montserrat para dejarse llevar por la espiritualidad y tranquilidad que reina entre sus redondeadas rocas. ¡Una montaña espectacular con unas vistas insuperables!

Sant Benet de Bages
Sant Benet de Bages
Foto: Paisatges de Barcelona

Tradición, viñedos y naturaleza en el Bages

Id de ruta, pero no una cualquiera... ¡una bien salada!
En Cardona os espera el Parc Natural de les Muntanyes de Sal para que las exploréis por dentro, ¡sus colores son únicos! Subid hasta el castillo de la villa de Cardona y contemplad las vistas desde allí o dejaros llevar por la arquitectura y los callejones del conjunto histórico del casco antiguo.
Un poco más allá, dentro de la misma comarca del Bages podréis aprovechar para visitar el Monestir de Sant Benet de Bages, fundado, ni más ni menos, que en el año 972 y uno de los conjuntos monásticos más interesantes del país por sus elementos que van del románico y el barroco hasta el modernismo.
Los más exploradores encontraréis vuestro paraíso montañero al el Parc Natural de la Muntanya de Montserrat (¡aprovechad para explorar su monasterio y observar la morenita este año que no hay muchos turistas!) o el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, un espacio protegido que esconde todos los sueños de cualquier aventurero. ¡Incluso gastronomía!
Y es que el Bages es conocido por su viticultura y, además de degustar buenas copas, encontraréis todo tipo de actividades relacionadas con el mundo del vino a través de la nueva ruta del vino de la DO Pla de Bages.
En su capital, Manresa, con vistas directas a Montserrat, os perderéis por los callejones encantadores que reflejan su pasado medieval y os maravillaréis con la Basílica Santa Maria de la Seu de Manresa. ¡Es gigante!

Advertising
Claustre, el Moianès
Claustre, el Moianès
Foto: Paisatges Barcelona

Las profundidades del Moianès

¡Abrigaros, que aquí siempre hace frío! En Castellterçol encontraréis els Pous de la Ginebreda, un espacio rodeado de naturaleza donde podréis adentraros hasta el fondo de las púas de hielo donde se conservaba el hielo o la nieve helada. La zona se convirtió en la más importante de todo el Mediterráneo en esta actividad, lo que le dotó un gran movimiento comercial.
¿Nos seguimos adentrando? En les Coves del Toll i les Teixoneres, a sólo unos pocos kilómetros de la capital de la comarca, Moià, presenciaréis unas espectaculares cavidades prehistóricas donde se han encontrado múltiples restos de fauna y presencia humana desde el Paleolítico. La cueva principal se alarga hasta casi dos kilómetros, de los cuales 158 metros son visitables.
En el monestir de Santa Maria de l’Estany podréis contemplar uno de sus platos fuertes: el claustro románico con 72 capiteles muy bien conservados. Una joya para los amantes de la historia del arte.

​Vol en globus a la Plana de Vic, Osona
​Vol en globus a la Plana de Vic, Osona
Foto: Paisatges Barcelona

Cerca del río o cerca las nubes, en Osona

Osona es una comarca que se puede disfrutar de muchas maneras como al galope de un caballo por el mar de bosques que conforman el territorio de el Parc Natural del Montseny, l’Espai Natural Guilleries Savassona y el Parc del Castell de Montesquiu y en kayak por los 18 kilómetros del pantà de Sau. ¡Sin duda es la comarca de los más atrevidos! Y es que los riscos de Tavertet y el Collsacabra en general son el paraje ideal para hacer senderismo mientras disfrutáis de una panorámica de película. Azules, marrones, verdes, naranjas, grises ... encontraréis todos los colores de la naturaleza.
¿Exploramos con el río Ter de acompañante? Empezamos por la visita al Museu del Ter en Manlleu y elegid cualquiera de las etapas del Camí vora el Ter y poneos en forma mientras recorréis grandes caminos sin dificultad. Y para aquellos que no tenéis bastante con observar el paisaje desde tierra, ¡despegad! La comarca de Osona es un territorio ideal para tener bajo los pies mientras sobrevoláis con globo observando una gran variedad de paisajes.
Para rebajar las fuertes emociones el Monastir de Sant Pere de Casserres os aportará la calma que necesitáis y, para recuperar fuerzas, ningún lugar mejor como la capital, Vic, para saborear su gastronomía local y su mercado de los sábados. Con el hambre que se os abrirá tras subir en globo, ¡los embutidos también volarán!

Recomendado

    También te gustará

      Advertising