Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right El Gòtic para barceloneses

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

colorsgotic.jpg

El Gòtic para barceloneses

Sus secretos mejor guardados

Por Òscar Broc
Advertising

El Gòtic es el barrio más castigado y el más incógnito, el barrio que quizá conocen más en Chelsea que en Gràcia, el escaparate de la ciudad post-turística, “low cost” y de pasiones diversas, a pesar de estar en el “centro” de Barcelona, allí donde todo empieza. Aquí encontrarás unos 20 secretos que te aconsejamos que no expliques a nadie, para que tengas una experiencia auténtica antes de que “tu” Gòtic se llene a rebosar.

Base Elements

Tiendas El Gòtic

Soy un modernillo, qué pasa. Nací con gafas de pasta y un pack de Bestiari bajo el brazo. Por eso celebro que existan galerías y tiendas de arte como esta. Base Elements se ha especializado en artistas urbanos de primerísimo orden, audaces creadores que están redefiniendo etiquetas. Tienen un montón de obras a la venta que, a pesar de compartir carácter urbano, abarcan todo tipo de técnicas y estilos. Los precios producen urticaria, pero ya es hora de jubilar el póster de Vértigo (De entre los muertos): vuestro piso lo agradecerá.

Dusk

Música Espacios de música El Gòtic

La última vez que fui a cenar al Dusk, casi llamo a la grúa municipal para que me arrastre hasta el portal de mi casa, a 50 metros escasos del local. En esta cueva lynchiana proponen una triatlón sin tregua a los intestinos del comensal. Las raciones son faraónicas. Al sándwich de pollo con bacon, le añaden una gallina entera y, de propina, una loncha de tocino de un dedo de grosor. Los margaritas tumbarían a Gerard Depardieu y los nachos podrían alimentar a una escuela entera. El spa más barato para recuperarse de una resaca.

Advertising

La Clandestina

Restaurantes Teterías El Gòtic

Colorista como pocas, esta tetería es un buen lugar donde dejarse caer y no levantarse de los sofás durante un buen rato. En las paredes exponen cuadros de jóvenes artistas y en las mesas sirven tés exóticos de todo el mundo, en un viaje que podría comenzar en el Tíbet y terminar en Marruecos. Además, podréis fumar en ellos nargile, las populares pipas árabes. Son famosos los zumos y los batidos.

La Granja

Restaurantes Cafés El Gòtic

Olvidaros del mainstream, ¡adiós a Petritxol! La Granja es la granja. Está muy bien que en su interior conserve restos de una muralla romana. Nada en contra de las chispas modernistas de la entrada –abierta des de finales del XIX-. Ahora bien, a mi lo que me gusta es la sensación de estar en una granja catalana. De las de antes. Cuesta encontrar guiris, los cruasanes me recuerdan a mi infancia, sirven todo tipo de cafés, chocolates… e ¡incluso ratafía! Como diría Enriques Iglesias: es una experiencia religiosa.

Advertising

UK Look

Tiendas Zapatos El Gòtic

Es la tienda que más flequillos y chapas de Quadrophenia ha visto en todo el Gótico. Uk Look es lo más parecido al armario soñado de un anglófilo irreductible. Se ha especializado en ropa mod y trabaja con las principales marcas del sector. Es una de las pocas tiendas, por no decir la única, que vende parcas mod de verdad, y además, tiene el muestrario más amplio de Barcelona de zapatos, botines, mocasines y creepers 100% british. Elegancia, abrigos que molan, camisas con estilo: un puñetazo en el estómago de los fans de Desigual.

El Refugi

Bares y pubs El Gòtic

El Refugi es un animal en extinción. Cada vez que paséis por delante, haréis bien en entrar y mantenerlo con vida, probando los desayunos de guerrilla, los vermuts (magnífico spritz) o las copas grandes (gintonics y mojitos top, que diría Mou). Ubicado en el Passatge de la Pau, una dimensión paralela que repele los guiris como Messi a los madridistas, este establecimiento es una guarida siempre llena a rebosar, con libros viejos, ruido de máquina de café y música soul a toda hostia. Así es como respira el barrio Gótico.

Advertising

Bar Mingus

5 de 5 estrellas
Bares y pubs El Gòtic

El Mingus es una rareza entre los bares para turistas del Gòtic, igual que Charles Mingus también era el músico de jazz negro que, en aquella época, se atrevía a tocar un instrumento de blancos. Entre tanta melodía desafinada de pinchos de plástico, el Mingus entona con unas sabrosas albóndigas y una ensaladilla rusa de concurso. Tiran la caña como Dios manda.

Smoll

Bares y pubs El Gòtic

No hay nada igual en Barcelona. Una caja de cerillas vintage que casi pasa desapercibida, un rinconcito retro trufado de luces, sillas y mesas de diseño de los años 60-70, un pequeño orgasmo estético que, si queréis, os podréis llevar directamente a casa. Todo el mobiliario, incluso la vajilla! - Está a la venta. ¿Mi fantasía? Que me toque un Euromillón, entrar y decirle al camarero con una sonrisa: "Te compro todo el bar".

Advertising

Gotham

Tiendas Anticuario El Raval

Basta ya de muebles de cartón piedra suecos con nombres Klingon. En Gotham se han propuesto luchar contra esta plaga. Su objetivo? Meter en casa de los visitantes un poco de clase y elegancia al estilo Mad men. Sus muebles retro son una auténtica delicia. Los escaparates de los años 60 serían lo primero que me compraría si me tocara el Euromillón, por las butacas de los 50 sería capaz de apalear a Espinete y por las mesitas art déco llegaría a vender mis c... Mejor me callo.

Kynoto Sushi Bar

Restaurantes Japonesa El Gòtic

Soy consciente de que el Tokyo Sushi de la calle Comtal está por encima, pero el Kynoto tiene un encanto especial. Es un rincón escondido en el Gòtic profundo. Inaccesible. Y romántico como una mala cosa. La luz anaranjada, el ambiente íntimo y la pequeñez-no cuento más de seis mesas-lo convierten en el recurso ideal para ablandar la pareja antes de una noche de amor. Y no os arruinaréis. El sushi lo preparan a la vista, es de 7-7,5 y tiene un precio muy razonable. Se está de maravilla, se come bien y se paga poco: música celestial para los tiempos que corren.

Recomendado

    También te gustará

      También te gustará

        Advertising