Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Arenas de Barcelona
Arenas de Barcelona

¡Un nuevo teatro y un montón de motivos para visitar Arenas de Barcelona este verano!

Si queréis salir de compras, a comer de primera o quizá a dejaros seducir por algún estreno de cine, acercaos al Arenas... ¡incluso podréis ver una obra de teatro en la platea más grande de Barcelona! ¡Un plan redondo para el verano!

Time Out en colaboración con Arenas de Barcelona
Publicidad

Amantes de lo que ofrece Barcelona, pero no de las largas distancias... ¡Arenas de Barcelona es para vosotros! Compras, cine, gastronomía y, ahora, también teatro, todo en un mismo sitio. Incluso una realidad paralela: la zona interactiva IKONO, que os hará pasear por diferentes instalaciones artísticas e inmersivas muy entretenidas, como una piscina de bolas futurística. Os podéis hacer un día bien completo con un concentrado de todo lo que puede llegar a ofrecer nuestra ciudad: una amplia oferta de shopping, gastronomía, cultura y una terraza con un mirador de escándalo que da de cara con la plaza España y alrededores. Y todo ello en un edificio lleno de historia: es el legado de una espectacular antigua plaza de toros modernista que podréis apreciar nada más entrar.
¡Os explicamos en cinco motivos por los que Arenas de Barcelona es un ‘must’ de este verano!

1. Inmersión en IKONO

Todo un icono de la realidad inmersiva de la zona y una experiencia que diferencia al Arenas de otros centros comerciales. IKONO propone un recorrido de una hora por numerosas salas que os abrirán la creatividad, podréis interactuar con diferentes instalaciones inmersivas y artísticas que combinan sensorialidad y tecnología. Salas decoradas con serpentinas, highlighters y luces de neón que os harán sentir como en una discoteca de ciencia ficción. Encontraréis una piscina futura de bolas que os hará viajar en el tiempo. También con la estación 'Calle Cyber Punk', donde os sentiréis como dentro de un videojuego. Es ideal para ir con los amigos y hacer lo mismo que hacíais de pequeños, pero con más glamour y diversión. ¡Ya podéis dejar correr al niño travieso que lleváis dentro!

2. El teatro en la cúpula

Si subís a la cuarta planta, os encontraréis con el nuevo gran teatro de Barcelona: el Teatre Cúpula Arenas Barcelona, resultado de un contrato de cinco años con la empresa Global Exhibitions. El teatro es una enorme cúpula contemporánea con la mayor platea de la ciudad, que cuenta con más de mil trescientas butacas y una vista y una audición espectaculares gracias a la altura del recinto.
¿Qué podréis ver? La programación ofrecerá desde obras clásicas de teatro musical a grandes espectáculos de producción propia o selectos conciertos
Si vais a partir del 15 de agosto, os encontraréis el espíritu y el ritmo del Caribe en plena Barcelona: la superproducción 'Havana Nights', un musical cubano que cuenta con 36 artistas, entre cantantes, bailarines, músicos en directo y acróbatas.
Cuando salgáis del teatro siempre os podéis dejar caer por alguno de los siete restaurantes que pueblan la última planta -si es que os ha asaltado el apetito- o pasearos por el espectacular mirador con vistas a todas partes: en el escenario, en Barcelona o en los primeros planos de los platos de los restaurantes!

3. ¡Todo un surtidor gastronómico!

Más de una veintena de locales de restauración van pecando el centro comercial de Arenas de Barcelona por arriba y por abajo. Hay opciones para todo tipo de sensibilidades y gustos: desde una hamburguesería vegana, hasta una brasería con carnes de todo tipo, restaurantes asiáticos, arrocerías, italianos, bocadillos...
También para toda clase de paradas: os podéis encontrar con establecimientos ideados para emplataros o más bien para ir a picar algo o tomar un café entre compra y compra. Los más golosos seguro que optáis por sentaros a hacer un gofre, un helado italiano o alguna pastita con extra de té o café para que baje más rápido. Pero, si lo que os pone la piel de gallina es el salado, también podéis picotear unos ibéricos o quesitos, asegurándoos, así, que no le baje el yodo a la siguiente misión comercial. Si buscáis algo más alternativo, os encontraréis establecimientos con zumos de frutas y verduras naturales.
También podéis decidir si os apetece más al aire libre -perfecto para los afterworks- o el refugio interior, que os proteja del calor con el aire acondicionado. Incluso, si al terminar las compras necesitáis algo de comida por casa, encontraréis un par de supermercados.
¡Un concentrado de opciones gastronómicas que os dejará escoger el que más os apetezca sin tener que forzar piernas!

4. Cines, cómics y mucho shopping

Si paráis por plaza Espanya y os apetece una peli, tenéis el Mooby Cines del Arenas a pocos pasos. Tiene una amplia cartelera cinematográfica, con propuestas 3D, que se puede ver en las 12 salas acondicionadas, y un sistema de gradas que hace posible que nadie os tape la gran pantalla.
Y si sois más de 'leer pelis' que de mirarlas, os encontraréis con una tienda perfecta para vosotros. Se encuentra en pocos lugares en España y es líder en las publicaciones del mundo del cómic desde hace 15 años, tanto a nivel nacional como internacional: el ECC Còmics, y ha elegido el centro comercial para inaugurar su primera tienda física en Barcelona.
Y, como no, el centro comercial os pone a vuestro alcance un montón de opciones para que podáis comprar lo que más os convenga. El Shopping Arenas ofrece una variada oferta de moda, complementos y cultura gracias a las marcas que la habitan. Se encuentran tanto rótulos habituales y de referencia de centros comerciales, como otros más originales y con una presencia limitada en el mercado español.

5. Terraza 360º

Un edificio tan especial como el de Arenas debía tener una guinda: una terraza en la que poder pasar un buen rato con vistas espectaculares. Toda ella es un gran mirador panorámico que permite unas vistas 360° directas sobre la plaza España en primer término, con la Avinguda Maria Cristina, las cuatro columnas de Puig i Caldafach, la Font Màgica y el Palau Nacional detrás y la montaña de Montjuïc. Mirando en dirección contraria, podemos ver desde la altura el parque de Joan Miró, con su emblemática escultura, y Barcelona alrededor.
¡Un espacio donde vale la pena perderse un rato y dejar volar la mirada!

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad