Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 5 planes en Barcelona con encanto y sostenibles para hacer sobre dos ruedas
Cityscoot
Foto: Cityscoot Cityscoot

5 planes en Barcelona con encanto y sostenibles para hacer sobre dos ruedas

Nos subimos a las motos eléctricas de movilidad compartida Cityscoot para recorrer rincones de la ciudad que toda la ciudadanía debería conocer: desde un colmado lleno de delicatessen a un jardín que parece México

Time Out en colaboración con Cityscoot
Advertising

Todos sabemos que nuestra ciudad está llena de planes por hacer, que tiene opciones interminables y que hay sitios que hasta los turistas conocen mejor que nosotros de lo populares que son. ¿Y si nos alejamos un poco y encontramos un plan diferente, calmado y poco conocido? Venga, subid a la moto eléctrica compartida Cityscoot más cercana y ¡no dejéis de moveros! Y es que esto es precisamente lo que propone esta operadora de referencia en el servicio de alquiler de motos eléctricas compartidas. Seguro que ya os habéis subido en alguna de sus más de 600 notos que encontramos por las calles de Barcelona. Ya sea para llegar fácil y rápidamente a ese concierto tan esperado o para ir cómodamente a vuestra comida de domingo, moverse con Cityscoot es una manera fácil de pasear por la ciudad y llegar en un momento y de una forma sostenible a cualquier punto.
Para aprovecharlo aún mejor, os proponemos 5 planes muy diferentes a los que llegar sobre ruedas.
Y si no sabéis dónde ni cómo aparcar, Cityscoot también os ayudará: en un folleto que encontraréis en la moto, podréis ver de forma gráfica las posibilidades de
aparcamiento en las aceras de la ciudad. Además, Cityscoot regala 40 minutos a los nuevos usuarios para que prueben el servicio de motosharing. Descargad la app y aplicad el código TIMEOUT para disfrutar de vuestros minutos gratis. Todo a vuestro favor, ¿empezamos la ruta?

Jardins Mossèn Costa i Llobera
Jardins Mossèn Costa i Llobera
© Flickr

1. Viaje al desierto

Con lo bonito y sorprendente que es Montjuïc, lo único que nos puede echar hacia atrás a la hora de ir son sus empinadas subidas. ¡Pero eso con Cityscoot está más que arreglado! Así que coged vuestra moto y subid hacia los Jardines de Mossèn Costa Llobera: con 6 hectáreas, es uno de los jardines especializados en cactus y plantas suculentas más
importante de Europa. ¡Os parecerá como estar en México! Y es que cuando os adentréis en él, tendréis la sensación de hacer un viaje por tierras lejanas a través de las especies de cactus más exóticas del planeta. ¿Queréis saber una curiosidad? Los jardines tienen un microclima de entre dos y tres grados superiores al resto de la ciudad... la temperatura perfecta para su vegetación.

Cityscoot
Cityscoot
Foto: Cityscoot

2. Una parada tradicional y gourmet

Sin duda alguna, si habéis bajado o subido por Roger de Llúria os habréis fijado en este rincón. ¿Y quién no?
El colmado Murria, en el número 85 y esquina con la calle València, es de estilo modernista y conserva la misma clase y elegancia que cuando se abrió en 1989. De hecho, es uno de los ultramarinos de Barcelona con más solera, está dedicado a la venta de alimentos delicatessen tanto locales como internacionales y forma parte de la Ruta del Modernismo de Barcelona.
Seguro que ya os hemos convencido para coger la eléctrica y compartida Cityscoot y hacer parada en esta tienda emblemática. Además, ¡tenéis el Mercat de la Concepció justo al lado por si os falta comprar alguna cosa!

Advertising
Els croissants de llard de la Brunells
Els croissants de llard de la Brunells
Foto: Maria Dias

3. Tras la pista del mejor croissant

¿Sabíais que el mejor croissant de mantequilla del país está en Barcelona?
Y podréis degustarlo en un momento si os subís a la Cityscoot y paráis en la calle Princesa, 22. En esa esquina la Pastisseria Brunells lleva desde 1852 ofreciendo postres tradicionales y emblemáticos que son la delicia de vecinos y turistas. Y es que sus propuestas recuperan y actualizan los postres más emblemáticos de la ciudad, pero también ofrece una selección de las piezas más internacionales del oficio pastelero. ¡Un homenaje a la pastelería de la ciudad!

Cityscoot
Cityscoot
Foto: Cityscoot

4. Un quiosco de muy buen rollo

Si pensábais que los quioscos son cosas del pasado, con este en concreto vais muy equivocados porque es de lo más moderno. ¡Y ha llegado para quedarse!
Instalado en distintos puntos de la ciudad, como en el Passeig de Gràcia (esquina casi con Diagonal) o en Ronda de Sant Pau junto al mercado de Sant Antoni, News&Coffee es un quiosco adaptado a los tiempos actuales que además de ofrecer periódicos, libros y revistas también es el sitio ideal para tomar un café al aire libre. Imaginémoslo: tenéis prisa para llegar al curro, dejáis la Cityscoot debajo de la oficina y hacéis un café rápido antes de entrar. ¡Ideal!
Además, aparte de los periódicos de toda la vida también encontraréis revistas independientes muy top como 'Perdiz', 'Fucking Young' o 'Metal'. 

Advertising
Empty Barceloneta beach
Empty Barceloneta beach
Photograph: paymycollegedebt / Shutterstock.com

5. Bocados ecológicos y cerca del mar

A todos nos ha pasado eso de dar vueltas y vueltas sin saber dónde parar a comer. ¡Típico problema de cuando sales en busca de un gran plan!
Por suerte, con las motos Cityscoot puedes aparcar al principio de tu búsqueda de restaurante y volver a coger una Cityscoot allí donde hayas acabado. ¡Como si es en la otra punta de la ciudad!
Para haceroslo aún más fácil, os proponemos un restaurante del Poblenou donde acertaréis seguro: el Tarannà de la calle Fluvià, 47. Ofrecen platos sanos, equilibrados y con un packaging biodegradables gracias a su alianza con Bûmerang, una startup con el primer sistema de envases reutilizables para restauración. El plan perfecto: coger vuestra comida y bajar hasta la playa.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising