Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right ¡10 propuestas para vivir y disfrutar de la naturaleza más cercana!
Pantà de la Baells
Olga Madrid / Diputació de Barcelona La Baells

¡10 propuestas para vivir y disfrutar de la naturaleza más cercana!

A pie, en bici y a caballo, nadando y escalando, ¡o incluso volando! Descubrid la riqueza natural de las comarcas de Barcelona disfrutándola en todos sus sentidos

Time Out en colaboración con Diputación de Barcelona
Advertising

Las vacaciones sirven para desconectar de la rutina y conectar con eso que nos da vida: la naturaleza. Porque ahora más que nunca nos apetece reencontrarnos con esos pequeños grandes placeres que tanto hemos echado de menos y que nos llenan de energía y felicidad, y porque ahora más que nunca la naturaleza se ha convertido en nuestra gran aliada y la vía de escape preferida para pasar un buen rato con nuestra pareja, amigos o familia. 

En las comarcas de Barcelona tenemos la suerte de no tener que ir muy lejos para encontrarnos con parajes espectaculares tanto por sus posibilidades de ocio como por su riqueza natural. ¿Buscáis unas vistas espectaculares? Subid a las cumbres del Berguedà. ¿Os apetece una remojada aventurera? Mojaros en las calas de Gavà. ¿Queréis sentiros como en otra época? Pasead por los pueblos medievales del Bages.

La variedad de actividades que ofrecen las comarcas de Barcelona son infinitas y no acabaríamos nunca si tuviéramos que citar todos los rincones naturales donde podrías pasar un día, escapada o vacaciones de lo más locales y completas. ¡Es por eso que aquí os dejamos una lista de 10 propuestas únicas para aprovechar el territorio más cercano desde el cielo, el mar y la tierra!



Far de Calella
Far de Calella
Shutterstock

1. Seguid los caminos de Ronda

Poneros las botas, que os esperan caminos cerca del mar impresionantes (¡y también algún baño!). Las rutas a pie paralelas a la costa son muy variadas y encontraréis para todos los gustos y rincones de la costa de Barcelona. Por los caminos de ronda del Delta de Llobregat podréis observar no solo una flora vegetal bien diferente de la de todo el país sino una fauna única y aves llegadas de todo el mundo. ¿Sois más de historia? En la costa del Maresme encontraréis esas rutas que antiguamente hacían los pescadores, contrabandistas y vigías de la zona. Unos caminos que pasan por pueblos costeros con mucho encanto. ¡Atreveros con los caminos de ronda, un clásico del verano!

ESPAI NATURAL DEL DELTA DEL LLOBREGATJOSEP CANO
ESPAI NATURAL DEL DELTA DEL LLOBREGATJOSEP CANO
Josep Cano / Diputació de Barcelona

2. Observad los pájaros del Delta del Llobregat

Si haciendo el camino de ronda del Delta del Llobregat no tenéis suficiente, pasear por sus estanques, senderos y dunas y os hartaréis de ver animales y plantas que os enamoraran. Esta zona es una de las más ricas de Cataluña en vegetación y fauna y desde aquí los amantes de los pájaros os podréis poner las botas observando el vuelo y el comportamiento de las aves tanto singulares como la garza real o la garceta. ¡No dejéis de visitar el mirador del Estanque de la Illa, el más alto del Delta!

Advertising
Diputació de Barcelona
Diputació de Barcelona
Foto: Marc Castellet / Diputació de Barcelona

3. Pedalead por la naturaleza

Hay quien prefiere relajarse sobre un caballo y hay quien prefiere la aventura más deportiva. ¡Si sois de los últimos y no os conformáis ni explorando a pie ni en caballo, pedalead! Las comarcas de Barcelona tienen una extensa red de rutas BTT y de carretera: itinerarios urbanos con vistas al mar; la Ronda Verda y sus tramos por Collserola, el Besòs, la Serralada, el Front Marítim, Montjuïc o Llobregat; vías técnicas por carreteras de montaña, recorridos aventureros o calmados por las viñas del Penedès; o las muchas posibilidades que ofrece el Parc Natural del Montnegre-Corredor.

Massís del Montserrat
Massís del Montserrat
Shutterstock

4. Haced un picnic en Montserrat

¡Hacer un picnic entre la naturaleza está bien, pero hacer un picnic entre naturaleza, vistas y magia es otro nivel! Montserrat es una montaña con posibilidades deportivas, culturales, religiosas y gastronómicas. ¿Qué os parece si las mezclamos todas en un picnic de ensueño? Las vistas que podréis presenciar desde el mirador de la Abadía de Montserrat son espectaculares y el escenario perfecto para saborear una buena comida (¡que no falte un postre de miel y requesón clásico!). Desde ahí podréis disfrutar de los valores naturales, culturales e históricos que definen la montaña: uno de los símbolos más emblemáticos de Cataluña.

Advertising
Foto: Diputació de Barcelona
Foto: Diputació de Barcelona
Foto: Diputació de Barcelona

5. Escuchad las rocas en el Geoparc

¡De la roca de Montserrat a las rocas del Geoparc! Los amantes de las formas capciosas, de las texturas rocosas y de paisajes bien sólidos tenéis la cita con el Parque Geológico y minero de la Cataluña Central, la joya del geoturismo. En la extensión de terreno que abraza este conjunto de montañas rocosas encontraréis desde las Cuevas de Montserrat de Collbató a las Cuevas del Toll de Moià, pasando por el Parc Cultural de la Muntanya de Cardona: tres entornos singulares donde podréis disfrutar de visitas guiadas que os acercarán a la esencia y historia de estos parajes y que os dejaran con la boca abierta.

Foto: Diputació de Barcelona
Foto: Diputació de Barcelona
Foto: Diputació de Barcelona

6. Galopad por entornos magníficos

Dejaros llevar por los que conocen la zona mejor que nadie: ¡los caballos! Entre las comarcas de Barcelona, os sorprenderán el número de hípicas que ofrecen rutas ecuestres para contemplar el paisaje con calma y el ritmo del galope. ¡Y, además, para todas las edades y experiencias sobre el lomo de estos animales! Vosotros escogéis la ruta: por las pinedas del Maresme, els aiguamolls del Baix Llobregat, los acantilados del Garraf, las viñas del Penedès o las montañas del Berguedà. ¡Sea donde sea el entorno, la buena compañía está asegurada!

Advertising
Pantà de Sau
Pantà de Sau
Aquaterra Club / Diputació de Barcelona

7. Poneros en forma… ¡mojados!

El verano es esa época en que el buen tiempo acompaña nuestras ganas de hacer actividades al aire libre, de movernos y de ponernos en forma. ¡Y, sin duda, una de las actividades estrella de las vacaciones son las acuáticas! Vela, catamarán, surf de vela, patín catalán, esquí náutico, surf de remo, kayak, buceo con tubo, submarinismo... ¡No sabréis ni por dónde comenzar! Aprovechad los más de cien kilómetros, nueve puertos deportivos y dos estaciones náuticas de la Costa de Barcelona para probar disciplinas nuevas que serán todo un descubrimiento. Y si preferís aguas cerradas, el Canal Olímpico de Castelldefels, un punto de encuentro para los mejores deportistas, podréis probar el remo y el piragüismo; o múltiples propuestas náuticas en un entorno increíble en el embalse de la Baells o en el pantano de Sau.

Mura
Mura
Foto: Diputació de Barcelona

8. Pasead por la Mura y la Talamanca medieval

¿Qué os parece viajar en el tiempo y parar en una de las épocas que más marcó nuestro territorio? ¡La edad medieval! En los pueblos de Mura y Talamanca, en el Bages, os encontráis con vuestro yo más medieval mientras paseáis por sus viejas y tranquilas calles, subid hasta el castillo de Talamanca o caminad hasta el Puig de Balma, en Mura. No os costará imaginaros que sois unos campesinos o señores feudales de la época, porque los dos pueblos conservan una imprenta medieval que da mucho encanto a sus calles. ¡Montaros vuestra propia película de la época!

Advertising
Pedraforca
Pedraforca
Shutterstock

9. Escalad montañas

Porque no todo es nadar, navegar o pasear, en las montañas que rodean Barcelona os esperan metros y metros de escalada. Una de las joyas de esta vertiginosa actividad es la montaña de Montserrat. Pero a banda de ella, también encontraréis otras paredes y vías en la colina de Puigsagordi, entre Centelles y Balenyà, como la de Baumes Corcades, desde donde podréis contemplar unas vistas espectaculares de Vic. O animaros en el nuevo conjunto de instalaciones deportivas del Espacio activo Vallcebre, con opciones de niveles diferentes para expertos y principiantes. ¡Los pequeños se lo pasarán genial!

Foto: Diputació de Barcelona
Foto: Diputació de Barcelona
Diputació de Barcelona

10. Volar en globo

Las comarcas de Barcelona están llenas de puntos donde presenciar vistas espectaculares del paisaje que las rodea: desde miradores, picos de montaña a puentes que atraviesan grandes ríos. Pero este verano toca ir más allá, elevarse aún más que estos miradores, picos y puentes y disfrutar de unas vistas espectaculares: ¡volar! Subir a un globo aerostático es una de esas experiencias que no olvidareis nunca tanto por el hecho de volar tan arriba en una cesta como por los preciosos paisajes y escenarios que quedan a vuestros pies. Vosotros solo tendréis que escoger que campos y montañas queréis ver desde arriba y el globo hará el resto. ¿Preferís tener vistas a las viñas del Bages, la plana de Vic o los campos sembrados de la Anoia?

Recomendado

    También te gustará

      Advertising