Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Un paseo con perro (o sin) por las playas de Barcelona

Un paseo con perro (o sin) por las playas de Barcelona

Nos adentramos por una ruta junto al mar, por la fachada marítima, hasta el río Besós

Advertising
Passejada vora mar
© Ana Páez

Los propietarios de perros vamos al revés del mundo cuando hablamos de ir a la playa, principalmente. Es durante la temporada baja cuando podemos pasear por ella. La normativa vigente, que se aprobó por decreto de alcaldía a finales de 2014, establece que los perros no pueden pisar el litoral barcelonés durante la temporada de baño: entre el 1 de junio y el último domingo del mes de septiembre. Tampoco tienen permitido el acceso los fines de semana de abril a octubre y el periodo comprendido entre el sábado anterior al Viernes Santo y el lunes de Pascua Florida. Escoged entre los días que quedan para montar vuestro paseo.

La ruta puede acabar una vez lleguéis al río, pero os propongo que guardéis un poco de fuerzas para visitar el Parque Fluvial del Besòs, una zona recuperada muy agradable donde hay espacio para todos: ciclistas, familias que pasean o improvisan un campo de fútbol, perros... El Parque ocupa los nueve últimos kilómetros del río y es un espacio natural donde no es muy difícil ver pollas de agua, garzas reales y ánades reales. Quienes seáis de piernas fuertes podéis llegar caminando por la llanura hasta Santa Coloma de Gramenet, pero también tenéis la opción de salir por algunos de los accesos y coger el metro. Es muy recomendable que miréis en casa dónde está el metro y por qué acceso tenéis que salir para evitar dar vueltas a última hora. En la web del Parque encontraréis mucha información práctica: parcs.diba.cat/ web/fluvial

Advertising