We are not going back

Qué hacer Gratis
0 Me encanta
Guárdalo
We are not going back
© Marco Panzetti

La muestra del fotógrafo Marco Panzetti narra la historia de un campo de refugiados surgido espontáneamente en la frontera entre Italia y Francia en el verano de 2015.

El verano de 2015, en el contexto de la crisis más grave de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, el flujo de migrantes que desembarca en Italia y se dirige hacia el norte de Europa es interrumpido de repente por el cierre de la frontera francesa el 8 de junio de 2015.

A los pocos días, cerca de la ciudad fronteriza italiana de Ventimiglia, se forma un grupo de entre doscientos y trescientos migrantes que el 11 de junio la policía italiana intenta desalojar por la fuerza. Muchos se resisten y se refugian en las rocas, lejos de las cargas policiales, y crean un primer campamento improvisado a pocos cientos de metros de la frontera de Menton, la primera ciudad lujosa de la Costa Azul francesa.

Un mes después, el campamento de fortuna se ha reubicado a pocos metros de las rocas, en un aparcamiento a la sombra de unos árboles, y se ha convertido en una comunidad autoorganizada, gestionada por una asamblea de migrantes africanos y activistas italianos y franceses. En este espacio, delimitado por el mar Mediterráneo, la frontera y las vías del tren por Francia, los migrantes tienen la oportunidad de recuperar fuerzas y ser tratados con amor y respeto después de días, semanas o incluso meses de viaje, a menudo en condiciones inhumanas. Entre infinitos sueños, relatos, esperanzas e incertidumbres, hay algo que los migrantes tienen claro y repiten constantemente: We are not going back!

LiveReviews|0
1 person listening