Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 5 cosas que no sabes de la Red Hook Crit

5 cosas que no sabes de la Red Hook Crit

La carrera ciclista urbana nacida en Brooklyn llega un año más al Fòrum el 27 de agosto

Advertising
Red Hook Crit

Es una carrera ciclista pero no es sólo una carrera ciclista. Es adrenalina. Son profesionales del pedalaje contra amateurs. Todo el mundo se puede inscribir (vale unos 60 euros). O ir como público, gratis. Es la Red Hook Crit, la carrera de 'fixies' (bicicletas de piñón fijo) nacida en el barrio postindustrial de Red Hook (Brooklyn) en 2008.

Red Hook Crit

Red Hook Crit Barcelona
© Brazo de Hierro

Sin patrocinio, premios ni permisos

Son los karts y no las bicicletas el origen de la Red Hook Crit. Con sólo 12 años, el fundador de la carrera, David Trimble, era un loco de la velocidad y del espíritu competitivo de estos coches. Con los años consiguió acceder al circuito profesional y entró a formar parte del equipo de Fórmula Renault. Pero la falta de dinero y de patrocinios lo alejó de las carreras -lo que realmente el apasionaba- y lo relegó al equipo mecánico. Hasta que en 2006 abandona definitivamente el automovilismo y se traslada, sin un chavo, a Red Hook (Brooklyn), donde se instala en el taller de carpintería de su tío. Y allí es donde cambia los coches para las bicicletas. Comienza a competir en los circuitos profesionales, pero pronto se aburre. Echa de menos aquel espíritu competitivo de los karts. Aquella rivalidad salvaje. Y decide crear una carrera sin reglas arbitrarias en la que gane sólo el más rápido.

En 2008, coincidiendo con su 26º aniversario, Trimble convoca ciclistas profesionales, amateurs, mensajeros y apasionados de las 'fixies' a una carrera por las calles de Red Hook. Sin patrocinadores, premios, publicidad ni permisos. La convocatoria no es ningún éxito pero el ambiente es espectacular. Kacey Manderfield, ciclista mujer, se impone al resto de hombres. Gana. Y aquí comienza la historia.

Red Hook Crit 1

De Brooklyn a Milán, Barcelona y Londres

En 2009, un año después de la primera carrera clandestina, el número de corredores se triplicó con la única publicidad del boca a boca. En 2010, la Red Hook se expandió hacia el continente europeo, concretamente hacia Milán, donde casi agotaron plazas. Jonander Ortuondo, corredor vasco, se hizo con la primera posición. Tres años más tarde, en 2013, la carrera llegó a Barcelona y en 2015 se extendió hasta Londres. Actualmente, la Red Hook celebra etapas en estas cuatro ciudades: Nueva York, Milán, Barcelona y Londres.

Advertising
Red Hook Crit 2

Profesionales contra amateurs

Aunque la carrera ha crecido, se ha regularizado y se ha extendido por el mundo, su esencia sigue siendo la misma: sólo gana el mejor. Para participar no es necesario estar federado en ninguna parte, ni demostrar habilidades y kilometraje. Sólo se necesita una 'fixie' y ganas de llegar a la meta antes que nadie. Traducción: En la Red Hook Crit puede participar cualquier persona, desde corredores profesionales a usuarios que serpentean veloces la ciudad a lomos de su bicicleta.

Red Hook Crit 3

Fuego en las ruedas

La primera carrera en Brooklyn fue mixta y la ganó una mujer (Kacey Manderfield). Ahora las hacen por separado. La de hombres son 28 vueltas al circuito (31 km) y la de mujeres 24 (26 km). 'Fuego en las ruedas' significa que los ciclistas llegan correr a 50 km/h -con bicicletas sin frenos! - en un circuito de curvas cerradas que corta el aliento de los espectadores.

Advertising
Red Hook Crit

Nocturnidad

El Fòrum en una mañana de agosto es el infierno en la tierra. Imaginaos sobre una bici y con intenciones de hacer 27 vueltas a un circuito: Impracticable. No es el caso de la Red Hook Crit. Aunque el recinto abre a partir de las 10.30 h de la mañana, los entrenamientos no empiezan hasta las 17 h y las carreras no comienzan hasta las 20 h.

You may also like

    Advertising